29/01/2019
Campañas y observadores son claves para el calamar illex

El Programa de Cefalópodos del INIDEP presentó el informe de observadores que monitoreó la flota durante 2018. Piden mayor cobertura en arrastreros y optimizarla en poteros. La próxima semana zarpará el buque de investigación para evaluar el stock sudpatagónico al inicio de la temporada, luego de 5 años sin campañas. Se retoma la colaboración con los británicos.

Revista Puerto - Calamar 01

Uno, dos, tres... trescientos.

Por Karina Fernández

El Consejo Federal Pesquero recibió el jueves pasado el informe de calamar que brinda el detalle de los trabajos realizados por los Observadores a bordo desde el inicio de la temporada en 2018 hasta su final. Si bien se pudo cumplir con el objetivo de cobertura de la flota potera, desde el INIDEP señalan que sería aconsejable cubrir un número mayor de barcos para lograr un mejor seguimiento de la pesquería y reclaman cobertura en la flota arrastrera. La otra herramienta fundamental con la que cuentan los investigadores para monitorear el recurso son las campañas y este viernes zarpará el buque Víctor Angelescu con la misión de realizar la primera campaña de calamar de 2019 que por falta de presupuesto, problemas gremiales con el personal embarcado y problemas en los barcos, dejó de hacerse hace cinco años. Esta campaña es fundamental para conocer el estado del recurso al inicio de la temporada y estimar el escape de reproductores al final con el objetivo de proteger los futuros desoves. La novedad es que se embarcará a dos científicos británicos, hecho que no ocurre desde hace 14 años cuando el kirchnerismo decidió discontinuar la cooperación científica entre ambos países por el conflicto de soberanía que existe sobre las Islas Malvinas.

Piden mayor cobertura de Observadores para 2019

El informe presentado por el grupo de evaluación de calamar del INIDEP al Consejo Federal Pesquero describe la actividad de los observadores a bordo durante la temporada de pesca 2018. Al respecto señalan que se pudieron cumplir, “en lo que respecta al trabajo de los Observadores a bordo de buques poteros, todos los objetivos necesarios para su correcta gestión”.

Indican a la vez que “gracias a la buena predisposición de la mayoría de las empresas que permitieron la recolección de información” se pudo realizar un seguimiento en tiempo real de los stocks de Illex argentinus, pero agregan que la presencia de Observadores a bordo de poteros “podría optimizarse a futuro, mejorando la coordinación entre el anuncio de las posibles zarpadas desde las empresas a la Subsecretaría de Pesca y el envío de listado de buques al INIDEP, con la tolerancia de tiempo necesaria para la designación”.

En cuanto a los buques arrastreros confirmaron que “en el trascurso del año no se dispuso de datos” durante toda la temporada 2018, salvo datos aislados provistos por dos observadores. “Creemos de suma importancia que se enfoque mayor esfuerzo sobre la recolección de muestras de Illex argentinus, las cuales son de gran utilidad, especialmente durante la época de veda (septiembre-enero), y que las mismas sean entregadas al Programa de Pesquerías de Cefalópodos lo antes posible al finalizar cada marea”.

El seguimiento de los stocks de Illex es indispensable para tomar decisiones de manejo responsable. En 2018 se cubrió el 29,4% de buques poteros y el 11,1% de las mareas realizadas por esta flota. En el caso de los arrastreros solo se pudo contar con cuatro muestras biológicas.

Campaña de calamar con  invitados británicos

La campaña a bordo del BIP Víctor Angelescu para evaluar el stock subpatagónico al inicio de la temporada, está programada para el viernes 1 de febrero. Desde hace 5 años no se lleva a cabo este crucero de vital importancia para el manejo sustentable del recurso; pero además, en los últimos 15 años la realización de esta campaña no logró mantener la continuidad necesaria y se perdió la serie histórica que durante 10 años había logrado generar el Programa de Cefalópodos.

La reanudación de las campañas es de por sí un acontecimiento importante pero no el único. Tras 14 años de relaciones cortadas con el Reino Unido, vuelve a funcionar el Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur, establecido por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990; es por ello que dos científicos ingleses formarán parte del crucero.

El área total de investigación para evaluar el reclutamiento del Stock Sudpatagónico del calamar argentino se extiende entre los paralelos 45° y 51° S, y las isobatas de 100 y 400 metros. Este dato es fundamental para conocer el estado de la pesquería al inicio de la temporada y así poder estimar el escape del 40% de reproductores que será necesario preservar para garantizar el desove y contribuir a la presencia de calamar en la próxima zafra. Claro está que en tanto y en cuanto no se tomen medidas con la flota extrajera que opera en el Atlántico Sur será difícil garantizar el éxito de la venidera temporada.