31/01/2019
«Queremos llegar al Directorio para mejorar la relación del Centro Comercial con el Consorcio»

María del Carmen Suárez de Sato busca integrar el cuerpo de asesores que debe renovar la Provincia. Cuestiona la falta de previsibilidad para realizar inversiones en el Paseo y de comunicación con las autoridades del Consorcio. Plantean riesgos de la Feria Masticar en el predio de los silos.

Revista Puerto - Centro Comercial Puerto 01
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

La Cámara de Permisionarios del Centro Comercial del Puerto es uno de los tantos sectores que pretende integrar el próximo Directorio del Consorcio Portuario. Con mandato vencido el 31 de octubre, la Provincia a través del Ministerio de Producción, debe renovar el cuerpo por los próximos 3 años aunque el Decreto con la designación viene demorado.

“Pedimos el lugar porque nunca estuvimos en ninguno de los Directorios anteriores y creemos que no estamos representados por el actual Cuerpo y eso genera poca fluidez entre las autoridades y los permisionarios del Paseo Comercial”, dice María del Carmen Suárez de Sato, la candidata propuesta por el sector y con toda la documentación ya elevada al Ministerio en La Plata.

“También hay una cuestión de género, solicitamos que se aplique el cupo femenino. El Directorio tiene 11 lugares y son todos hombres. Merlini nos dijo que sí, que le parecía una buena idea. Estamos ansiosos esperando el Decreto”, confiesa la señora de Sato.

El mayor problema que enfrentan los permisionarios es la falta de previsibilidad. La última vez que renovaron el permiso de uso fue en 2016 y, como los anteriores, tiene una vigencia de 5 años. “Necesitaríamos un mínimo de 10 años como para poder tener un horizonte y planificar inversiones. El Paseo Comercial necesita una puesta en valor, el estacionamiento, las veredas, incluso los locales, tenemos proyectos de obras pero con tan poco tiempo de concesión es imposible poder concretarlos”, expone.

RP: Hay otros sectores de servicios que se quejan del fuerte incremento en los costos del canon. ¿A ustedes cómo los afecta?

MS: No, se viene ajustando el nivel de la inflación. Pero cuando renovamos en 2016 nos aplicaron un sobrecanon del 20% de manera unilateral, sin ninguna contraprestación de servicios por parte del Consorcio. Además pagamos una tasa de servicios generales que le cobran a todos los permisionarios, más las expensas comunes del Centro Comercial. Es decir, nosotros pagamos dos veces la luz, el agua. Verdaderamente somos autosustentables.

En el Paseo Comercial funcionan 16 locales gastronómicos que, entre todos, aportan algo menos de 10 millones de pesos anuales a las arcas del Consorcio, en un contexto poco favorable para el sector gastronómico.  “En el 2016 hicimos por nuestra cuenta la obra de iluminación de acceso al Paseo. Pese a que ha caído el consumo, ha crecido la oferta gastronómica, la gente sigue viniendo al Puerto a comer pescado. En temporada recibimos unas 10 mil personas por día. Pero hay que adaptarse a los nuevos tiempos, cambiar fachadas, interior de locales y las actuales condiciones no invitan a que podamos invertir”, reconoce María del Carmen, contadora, accionista de la Pescadería MiniPez y apoderada de File Fres SA.

RP: El mes que viene se realizará en el predio de los silos la Feria Masticar. ¿Fueron consultados? ¿qué les parece la iniciativa?

MS: Estamos al tanto del evento (Se realizará el 8, 9 y 10 de febrero) aunque sabemos que no fue aprobado por el Directorio. Presentamos una nota a Martín Merlini en la que le recordamos sus propias palabras en un reportaje brindado en 2017. El Presidente del Consorcio dijo que la estructura de los silos tenía peligro de derrumbe y estaba plagado de alimañas. Ahora vemos que será sede de esta feria. Lo menos importante es si nos afecta comercialmente. Tenemos miedo de que ocurra algo porque si pasa la Feria se va pero nos quedamos nosotros, impactaría en el puerto.

RP: ¿Qué les dijo Merlini?

MS: No, nos contestaron. Los organizadores nos invitaron a ver el predio, nosotros fuimos. Es verdad que se limpió el playón aledaño a los silos, se limpiaron algunos galpones con hidrolavadoras, pero los problemas estructurales no se arreglan con lavandina. Ojalá que no pase nada, son tres días, la feria es buena, pero si pasa algo, los platos rotos los pagaremos nosotros.

A María del Carmen la acompaña Gustavo Bianco, gerente de la Cámara que agrupa a los empresarios del Paseo Comercial. “No sé si la Gobernadora sabe de la situación precaria de los silos. No nos parece el lugar más adecuado. Podrían haberla hecho frente al Museo MAR, o en la propia Base Naval. Teniendo tantos kilómetros de costa creemos que no había ninguna necesidad de hacerla acá.

RP: ¿Saben cuánto dinero gastó el Consorcio para limpiar el predio o cuánto cobrará por ceder el espacio?

MS: No, no sabemos nada… volvemos al principio… la falta de diálogo. Por eso queremos ocupar un sillón en el Directorio. Nos falta comunicación con el Consorcio. Antes que se creara esta figura, Dell’Olio impulso un Consejo Asesor que integramos todos los sectores y trabajamos muy bien. Fue en 2001, cuando pudimos hacer la última remodelación del Paseo Comercial, pusimos el BAPRO. Si hubiese mayor comunicación podrían asomar soluciones. Tenemos graves problemas con la obra del Arroyo del Barco. Hubo momentos en que directamente el acceso al paseo quedó bloqueado. Ahora tenemos problemas con el semáforo de 12 de Octubre porque cuando hay mucho tráfico los accesos se bloquean por la cantidad de autos que van a la playa y quien quiere entrar al Paseo no tiene espacio por donde pasar. Tenemos que estar llamando nosotros a Tránsito de la Municipalidad para que genere las condiciones cuando debería hacerlo el Consorcio.