15/03/2019
Piden prórroga para remover el Sagrado Corazón

La empresa marplatense dueña del pesquero hundido en Puerto Rawson quiere que le den tiempo hasta junio para presentar un plan de salvataje del buque siniestrado. Hace diez días venció el plazo concedido por la Prefectura, que ahora debe resolver si accede a la prórroga y se avanza en la quita del dominio.

Revista Puerto - BP Sagrado Corazon

Pesquero Sagrado Corazón, hundido en la desembocadura del Río Chubut.

Por Nelson Saldivia Fotos de Guillermo Nahum

La firma Pennisi, Bonaccorso y Malvica SRL respondió a la intimación la Prefectura Naval Argentina para retirar de la desembocadura del río Chubut el buque pesquero Sagrado Corazón (MN 01900), hundido en 2016, pero pide más plazo para presentar y ejecutar un plan de salvamento. Solicita que le prorroguen el plazo hasta junio porque no cuenta con recursos económicos para solventar el operativo, y señala que están gestionando un crédito para tal fin.

La propietaria de la embarcación, con domicilio en la calle Acha Nº 1490 de la ciudad de Mar del Plata, pide una nueva prórroga, la cual deberá ser resuelta en el Edificio Guardacostas de la PNA, y pesa sobre la empresa la advertencia de que puede perder el dominio del buque.

Cabe recordar que el BP Sagrado Corazón se encuentra hundido en la posición geográfica LS 43º 20,234′ y LW 65º 03,815′, desde el día 20 de agosto de 2016. Desde aquel momento hubo reiterados intentos desde la Secretaría de Pesca de Chubut y desde la Prefectura para que la propietaria se allane a quitar el buque que quedó a la mitad del río, aguas arriba de Puerto Rawson.

El prefecto Principal Jorge Pedro Córdoba, jefe de la Prefectura Rawson, precisó a REVISTA PUERTO que “la intimación que la Prefectura Naval efectuó a la empresa propietaria del buque Sagrado Corazón vencía el 4 de marzo del presente año, y el día 28 de febrero la firma titular de la embarcación presentó una nueva nota solicitando una prórroga de 60 días hábiles, argumentado que por la situación económica que atraviesa la empresa no tenían el monto de dinero para retirar el buque del río Chubut. Esta situación ya fue informada a la superioridad y desde Buenos Aires van a determinar cuáles son los pasos legales que deben seguir”, explicó.

En la intimación se la advertía a la empresa que procediera a la remoción del barco pesquero o el Estado se encargaría de sacarlo, perdiendo la firma la posesión del buque siniestrado.

“Una de las facultades que tiene la Ley de la Navegación Nº 20.094 a través de su artículo 17 bis (Procedimiento para la remoción, extracción, traslado, desguace o demolición) adecuando los plazos legales, el Estado nacional puede proceder a expropiar el dominio a los efectos de hacer el retiro del buque o artefacto naval, en este caso hundido en las aguas del río Chubut”, mencionó Córdoba.

El titular de la PNA de Rawson aclaró que “si bien está considerado por la Prefectura Naval Argentina como un obstáculo a la navegación, este buque no representa un peligro para el resto de la flota de buques pesqueros costeros y de rada a ría, cuya cantidad es de 90 buques en Puerto Rawson. Tampoco influye para los astilleros El Ancla, Al Sur y Emprendimiento Río Chubut”, detalló.

En cuanto a las dificultades que podría acarrear la operatoria de remoción por el paso del tiempo, Córdoba indicó que “la embarcación siniestrada se encuentra en un sector de suelo lodoso (en la desembocadura del río Chubut), zona de mucho barro, por lo tanto, no influye tanto para poder retirar los sedimentos del barco, ya que el fondo es bastante blando, lo que significa que su remoción no presentaría demasiados inconvenientes para proceder a su retiro”.

Es decir, “que personal de buzos que realicen la tarea de cumplimiento de un plan de salvamentos y extracción del buque podrían hacer los trabajos sin mayores riesgos, que los propios que tienen cualquier actividad para retirar cualquier tipo de casco de un lecho, en este caso con mucho barro”, indicó sobre el procedimiento.

Asimismo, el prefecto Principal Córdoba dijo que “la empresa mantiene su postura, como dueña del barco, de poder retirarlo, pero aducen que no cuentan con los fondos económicos suficientes. Argumentan, en el pedido de prórroga de 60 días hábiles, que están gestionando a través de distintos entes bancarios la posibilidad de contar con fondos para realizar la extracción del barco. Aducen que una vez que obtengan recursos económicos, nominarán una empresa de salvamento para que proceda a retirar el buque del curso de agua”, concluyó.