26/03/2019
Santa Cruz: El STIA pautó una suba salarial del 40 por ciento

La actualización salarial es retroactiva al 1 de marzo a pesar de que el convenio vencía el 31 de mayo. La suba de la escala se desdobla en dos tramos de 20 por ciento. La segunda parte se aplica desde junio. Además, se estableció una cláusula gatillo de revisión inflacionaria.

Revista Puerto - STIA 01
Por Nelson Saldivia

La Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPeCA) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) de la provincia de Santa Cruz arribaron a un acuerdo de actualización del esquema salarial tras negociaciones que se iniciaron hace más de un mes.

La entidad empresarial signataria del Convenio Colectivo de Trabajo y el gremio de la alimentación habían coincidido en iniciar las negociaciones de manera anticipada, por un lado, ante el contexto económico nacional, y por otro, para llegar al inicio de la temporada de langostino de aguas nacionales con un acuerdo cerrado, despejando cualquier posibilidad de conflicto, ya que días perdidos por medidas de fuerza es perjudicial para todas las partes.

Si bien el convenio vencía el 31 de mayo, las partes consensuaron en aplicar el incremento salarial de manera retroactiva al 1 de marzo, es decir, lo percibirán en los primeros días de abril.

El acuerdo consiste en un incremento salarial del 40 por ciento que se abonará en forma desdoblada. El primer tramo del 20 por ciento rige desde marzo, y el 20 por ciento restante se liquidará desde el mes de junio.

CAPeCA y el STIA pautaron además una revisión del acuerdo en el mes de diciembre de 2019, y se estableció la denominada “cláusula gatillo” que se dispara de manera automática, sin otra negociación, en base al índice de inflación acumulado. En caso que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), supere el 40 por ciento se aplica un incremento para alcanzar el porcentaje inflacionario acumulado.

El dirigente del STIA de Santa Cruz, David Neira, destacó la madurez de las partes al haber arribado a un acuerdo y evitar eventuales conflictos, lo que augura un inicio de temporada sin sobresaltos. “Cerramos la escala salarial tras una negociación con la cámara que nos permite llegar a la temporada con el tema resuelto y, además, con un aumento salarial anticipado a lo que estaba estipulado, porque las empresas también han entendido la grave situación económica y la depreciación que tienen los salarios”, valoró.

“El aumento se pagará en dos tramos de 20 por ciento, uno desde marzo y el otro desde junio. La suba salarial es del 40 por ciento y esta vez se incluyó una cláusula gatillo que permite revisar a fin de año este acuerdo en base a lo que pueda dispararse la inflación”, explicó Neira a REVISTA PUERTO. “El año pasado se nos pasó por alto este tema, si bien las empresas lo habían ofrecido, pero la gente al no entenderlo mucho no lo aceptó, y después la inflación se comió el aumento”, mencionó.

El referente sindical destacó también la predisposición de la cámara empresaria para admitir un adelantamiento de las negociaciones y aceptar pagar un aumento tres meses antes que venciera el acuerdo anterior. “Por la grave situación económica del país, se acordó aplicar el incremento retroactivo al 1 de marzo. Es decir, el primer tramo del 20 por ciento ya se cobra en abril, y el otro 20 por ciento desde junio”, detalló.