Mar del Plata, domingo 21 de abril de 2019
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
27/03/2019

“Solo hay que esperar el próximo naufragio”

Lo dice Silvia Paleo, autora del informe sobre el número de naufragios y muertes en la pesca argentina de los últimos 20 años que sirvió para muchos discursos, reclamos y hasta para crear la Comisión de Investigación de Siniestros, que asegura no le sirve a nadie porque es un órgano burocrático que no funciona.

Revista Puerto - Silvia Paleo 01
Por Karina Fernández Fotos Diego Izquierdo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal
Data Fiscal

“Solo hay que esperar el próximo naufragio”

Silvia Paleo es la autora del informe sobre naufragios en el sector pesquero argentino que circuló por todo el país y fue tema de debate en los ámbitos referidos a la seguridad a bordo de los buques. El número de 41 naufragios y 86 muertes (se amplióen el curso de los últimos dos años) surgió del documento que preparó durante su formación en la Escuela de Pesca. Es ese trabajo propuso la creación de la Comisión Independiente de Investigación de Naufragios como método de prevención, tal como sucede con éxito en varios países, como Estados Unidos, Reino Unido, Francia y España. El modelo que propuso fue el español, la CIAIM, que a partir de la investigación de los motivos que desencadenaron los accidentes y naufragios, contribuyó a la reducción de los mismos (Ver La Argentina registra 41 buques hundidos y 86 muertos en 16 años).

El informe sirvió en 2017 para comenzar a debatir con algún dato estadístico que hasta ese momento no existía. Políticos, funcionarios, familiares de víctimas y sindicatos lo usaron para generar normativa, decretos y hasta libros. Pero no la convocaron para profundizar sobre el tema, solo tomaron los datos y los usaron a su gusto. El Ministerio de Seguridad y Transporte, que firmó en 2018 una resolución que crea la Comisión de Investigación de Siniestros, nunca la convocó y terminó generando “un órgano burocrático que tal como está conformado no servirá para nada”, informa Silvia Paleo a este medio.

REVISTA PUERTO: ¿Cómo llega el Ministerio de Seguridad a firmar la resolución de creación de la Comisión de Investigación de Siniestros y Naufragios?

SILVIA PALEO: Creo que fue por el impulso que le dieron los familiares de las víctimas del Repunte, ellos tenían el proyecto y lo llevaron a Buenos Aires, dándole una orientación hacia la impartición de justicia sobre su caso. Pero la Comisión no tiene como función buscar justicia, sino simplemente ser un organismo que se dedique a investigar y llegar a conclusiones que permitan establecer una estrategia para evitar los naufragios. A la justicia se llega en otra instancia.

RP: La comisión creada no busca determinar culpabilidades; ¿se parece a su propuesta?

SP: Esta comisión, como está armada, no tiene nada que ver con la del CIAIM que está conformada por un presidente, un vicepresidente y un secretario que convocan y contratan expertos, especialistas elegidos por concurso para que realicen una investigación. Acá hay una comisión ejecutiva con la presidencia del Ministerio de Transporte que convoca al Ministerio de Seguridad, al de Agroidustria, Trabajo, Seguridad Social y Prefectura Naval; también convoca de forma no permanente a la Armada y en caso de existir competencia a representantes provinciales y al Ministerio de Relaciones Exteriores. Es decir que es un aparato burocrático del Estado que nombra representantes ministeriales puestos a dedo que no son técnicos, que no han estudiado peritaje ni saben de pesca. A la vez crea un consejo consultivo que asesora a la comisión ejecutiva. Esta comisión no tiene independencia de los poderes del Estado y pierde objetividad e independencia.

RP: ¿El modelo que propone en su informe es español?

SP: Sí, el CIAIM de España. Nosotros no tenemos que inventar nada, ya está creado, la hicieron, funciona, solo tenemos que copiarla. Tiene un pequeño directorio que se encarga de contratar al personal especializado que concursa. La comisión que crearon acá es inoperante y burocrática, así no va a llegar a funcionar.

RP: ¿Quiénes los asesoraron?

SP: No lo sé, a mí nunca me convocaron, nunca me llamó nadie, ni siquiera a través de los familiares del Repunte. En lo que quedó conformado, el Estado está interviniendo demasiado. Lo mismo ocurre con el Consejo Federal Pesquero, que debería estar conformado por gente idónea nombrada por concurso, que sepa de pesca. Lo que nosotros tenemos no es lo que se diseñó en la Organización Marítima Internacional.

RP: ¿A qué da respuesta, entonces, la creación de esta comisión?

SP: Yo creo que se creó para cumplir con un reclamo social.

RP: Se creó en julio de 2018. ¿Todavía no se nombró a los integrantes?

SP: No se nombró a nadie, ni se sabe quiénes ocuparán los cargos, no se sabe en qué están trabajando, qué están investigando ni cómo. Los elementos sobre los que deberían investigar ya están establecidos, que son las condiciones hidrometeorológicas de las zonas pesqueras; el diseño, construcción y equipamiento de la flota pesquera; las condiciones de seguridad del trabajo a bordo y la capacitación y adiestramiento de los tripulantes. Esos son los cuatro elementos que investiga una comisión de siniestros; no tiene como finalidad juzgar sino investigar.

RP: La Comisión funciona entonces como un órgano asesor como podría ser el INIDEP y los investigadores generan un tipo de información como la de los observadores a bordo, que sirve para conocer lo que realmente sucede, porque esos datos no son utilizados para la penalización. ¿Por qué es importante que la comisión no determine culpabilidades?

SP: Porque sus informes tienen que ser lo más objetivos e independientes de los responsables, si los hubiera; y tiene que estar conformada por no más de cuatro investigadores para evitar perder la objetividad convocando demasiadas personas.

RP: ¿En qué instancia estaríamos hoy con el Repunte y el Rigel si se hubiera conformado una comisión como la del CIAIM?

SP: Se hubiera podido avanzar en la investigación y los familiares podrían llegar a saber qué fue lo que sucedió, se habrían determinado las causas y podrían avanzar en la búsqueda de justicia, de una reparación o indemnización si correspondiera y determinar la culpabilidad si existiera. Pero previamente tiene que existir una investigación independiente y objetiva.

 RP: ¿Es obligatorio para nuestro país contar con una comisión?

SP: Sí, lo determina la OMI y las organizaciones como SOLAS, FAO y OIT ya establecieron qué es lo que se debe hacer, no pueden evadir la responsabilidad de contar con una comisión que funcione, nosotros estamos incumpliendo con compromisos asumidos internacionalmente.

RP: ¿La experiencia española muestra una reducción en naufragios y accidentes?

SP: Sí, tuvieron un descenso muy importante, nosotros en cambio somos campeones mundiales de accidentes producidos en el mar, principalmente en la pesca y en los buques cargueros, según datos del Tribunal Administrativo de la Navegación. Que por otra parte, pese a haber sido creado hace mucho tiempo, interviene en muy pocos casos, desde su creación hace 34 años intervino solo en 9 casos para establecer las responsabilidades de un siniestro. No sabemos ni quiénes lo conforman, lo preside el contraalmirante Marcelo E. Loza pero eso es lo único que sabemos.

RP: ¿Qué organismos tienen la responsabilidad de conformar y poner en marcha la Comisión de Siniestros?

SP: El Ministerio de Transporte y el de Seguridad. El Tribunal y la Prefectura son las máximas autoridades y en el caso de la PNA es juez y parte, los informes tardan mucho tiempo en resolverse y no se puede tener acceso a la información. Solo podemos acceder a través de los medios, mucha información la tuve que sacar de Revista Puerto y de entrevistas personales a capitanes. En cambio en el CIAIM toda la información es pública y se puede acceder con facilidad.

RP: ¿Se puede estar tranquilo con las inspecciones que realiza la Prefectura?

SP: Lamentablemente no, desde el momento que es quien otorga las autorizaciones y realiza la investigación, puede pensarse que se cometan errores, esa puede ser una explicación de por qué hay tantos hundimientos. Algo falla, pero no podemos probar que pasó; pero de los resultados surge que no están generando la suficiente protección. Si no se pone en marcha una comisión conformada por personas idóneas, será cuestión de esperar que se produzca el próximo hundimiento.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar