Mar del Plata, miércoles 20 de marzo de 2019
Revista Puerto es una publicación independiente dedicada al sector pesquero.
14/03/2019

Una alternativa más beneficiosa para los residuos de langostino

Núcleo Alimentos ofrece una solución diferente para el tratamiento final: convertirlos en un contenido proteico de valor nutricional para proyectos de acuicultura o en suplemento dietario para cerdos y pollos.

Revista Puerto - Residuos de langostino
Fotos Diego Izquierdo

FacebookTwitterE-mail

HipoCoop

Fisherman

Data Fiscal
Data Fiscal

Una alternativa más beneficiosa para los residuos de langostino

El langostino patagónico disparó las exportaciones pesqueras en los últimos años y las llevó por encima de los 2 mil millones de dólares, a partir de una sobreabundancia extraordinaria que tuvo el año pasado el pico de desembarques declarados, por arriba de las 250 mil toneladas.

Pero el marisco tiene su lado B que preocupa a las autoridades. Qué hacer con los miles y miles de kilos de residuos que genera su reprocesamiento en las plantas de Rawson, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia principalmente.

Núcleo Alimentos es una empresa marplatense que busca conferirle un valor adicional a residuos por los que hoy las plantas procesadoras pagan para que reciban un tratamiento diverso en su disposición final.

En el predio de “La Costillita” los entierran con un semiproceso para fertilizar la tierra. El sistema de Landfarming deshidrata los sólidos y separa los líquidos, en tanto en Madryn funciona una harinera que los convierte en harina.

“Nos hemos reunidos con distintas autoridades para proponerles otra alternativa, que a nuestro juicio es superadora, para el procesamiento alternativo de proteínas. Volver a potenciarla, reconvertir esa proteína en un alimento para acuicultura o alimento de corte suplemento dietario para otros animales como cerdos”, explica Carlos Talamazzi, asesor del proyecto.

Representantes de Núcleo se han reunido con funcionarios de Santa Cruz y Chubut con vistas a poder instalarse en la Patagonia ya que es clave que el residuo llegue fresco al proceso de reconversión para que mantenga su valor nutricional.

“Ambientalmente no genera desechos, ni gaseosos ni líquidos. La relación de residuo y materia seca es de 6 a 1 y lo que hemos probado en nuestro laboratorio de Mar del Plata ha funcionado muy bien. Lo hemos probado en el INIDEP y en truchas en la cuenca de Alicurá, Bariloche y Piedra del Águila, un proyecto de Mar Andino que está en etapa de alevines pero que busca cuadruplicar la producción en los próximos 4 años”, explica el técnico.

Mar Andino tiene jaulas en Chile y Perú donde produce diversas especies. Núcleo Alimentos probará este suplemento proteico en el Pacífico peruano. “Hay menos oxígeno por la altura y los peces requieren más energía… veremos cómo responden bajo esa exigencia”, dice Carlos, formado en Francia y España, con desarrollo de proyectos dietarios para animales marinos también en el Caribe.

RP: ¿Deberían estar interesadas las empresas o las autoridades en tener esta nueva alternativa para la disposición final de los residuos de langostino?

CT: La inversión es importante y potencialmente el mayor beneficio es medioambiental. Es una ventana verde, que no solo brinda la certificación de la disposición final del residuo, como solicitan los organismos nacionales e internacionales y los compradores de langostino, sino que entrega una segunda vuelta proteica. La inversión es lógicamente elevada en comparación con el soterramiento o la generación de un fertilizante… que es una carga muy contaminante para el agua y los beneficios se contrarrestan con ese problema. Las empresas no están interesadas en financiar este tipo de proyectos porque mientras haya una alternativa más económica, si existe la posibilidad de llevar los residuos a algún lado, no vas a pensar en incorporar tecnología, crear un nuevo proceso.

RP: ¿En cuánto tiempo puede estar puesto en marcha?

CT-El proceso puede estar en marcha en tres meses. Hemos probado con residuo de langostino en un laboratorio… lo vimos con la gente de Deseado, que les interesó mucho, pero en Santa cruz pasa algo puntual, hoy tienen a los residuos de pescado como patógenos peligrosos. Eso impide que ese residuo pueda ser reconvertido. Hay que cambiar la legislación. Hemos hablado con gente de Rawson. La idea sería montar la fábrica allá para acceder a una materia prima a pie de cinta, cuanto más fresca mejor. Cuando muta el nitrógeno muta el producto… está bueno que haya una alternativa más y superadora a las demás. No hay piso para que la ecuación sea rentable en el proceso para fabricar concentrados proteicos, son números muy inferiores. Debe ser una decisión política darle una certificación ambiental a la disposición del residuo de langostino.

  • Red Chambers Argentina S.A.
  • Grupo Mattera
  • Info-Mail
  • Guedikian
  • Gaad Group S.A.
  • Zona Común S.A.
  • Greciamar