09/04/2019
El INIDEP evaluará el stock desovante de verano

Lo reveló Marcela Ivanovic, jefa del Proyecto Calamar del organismo de investigación a partir del mayor protagonismo que tiene dicha población en las capturas totales de la pesquería. Esta semana se inicia el estudio al norte del 44º S. Desde CAPA piden otra campaña en el segundo semestre.

Revista Puerto - Marcela Ivanovic - INIDEP - Calamar
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

Si bien los resultados cuantitativos muestran una pesquería de calamar con cifras similares en las últimas tres temporadas, cuando se revisan algunos detalles con mayor profundidad asoman elementos distintivos.

Con un nivel de desembarques similar a las temporadas 2017 y 2018 –ahora se llevan descargadas 88 mil toneladas, de las cuales 80 mil corresponden a barcos poteros– se advierte una mayor participación del stock desovante de verano (SDV) en las capturas de la flota.

“Las cuatro primeras semanas de la zafra, cuando la flota tuvo rendimientos promedios cercanos a las 30 toneladas diarias, la pesquería se sostuvo con ese stock”, contó Marcela Ivanovic, jefa del Proyecto Calamar del INIDEP, ante la consulta de REVISTA PUERTO.

“Ha tenido muy buen rendimiento y justamente a partir de este mayor protagonismo comenzaremos a evaluarlo en la próxima temporada”, adelantó la investigadora. Por el momento no se sabe si será en las semanas previas al inicio de la temporada 2020 o una vez abierta la zafra.

“Podemos hacer un recálculo de su biomasa mientras la flota lo está pescando”, subrayó Ivanovic, quien aclaró que los ejemplares que integran el stock maduran en tallas chicas. “Son SS o S, no crecen más. Esa era una duda de los armadores… demorar la apertura para que aumentaran de talla,  pero eso no es posible”, remarcó.

Todos los interrogantes se posan sobre el estado del stock sudpatagónico, el más importante de la pesquería pero que no muestra altos niveles de abundancia. Es el stock que captura la flota extranjera sobre la milla 201 y en Malvinas, donde entre el 15 de febrero y el 15 de marzo Inglaterra reportó que la flota había capturado 25 mil toneladas, según precisó Ivanovic.

Haciendo un comparativo con el comportamiento del stock el año pasado y este 2019, la investigadora aseguró que “en 2018 se pescó un poco más que ahora. El mes pasado la flota tuvo pocos rindes en la plataforma externa. No sabemos por qué pero puede ser una falla en el reclutamiento. Determinamos una biomasa de 150 mil toneladas, valores similares a 2005 y 2009 cuando las capturas fueron muy pobres”, precisó la investigadora.

Desde CAPA pidieron que se regule de algún modo lo que ocurre fuera de la zona económica exclusiva, donde responsabilizan a la flota extranjera por la merma del recurso. “Debe ser el único caladero que no esté regulado y las consecuencias las pagamos los armadores nacionales que no podemos competir con los costos de producción de este tipo de flotas”, aseguró Juan Redini, presidente de la cámara.

Ahora toda la flota opera al norte, aunque de los 66 barcos que han declarado pescar calamar en la presente temporada, solo quedan 28 operativos en área de pesca, y con capturas poco alentadoras: entre 0 y 6 toneladas por noche en promedio.

”En la medida en que se les vaya terminando el combustible irán entrando”, anticipó Redini, quien insistió en la necesidad de sumar otra campaña de evaluación en el segundo semestre del año.

“Necesitamos saber dónde estamos parados, porque amarramos en abril y quedamos parados ocho meses hasta el año próximo. Pedimos una campaña de evaluación entre julio y agosto como para comprobar si estamos desfasados de temporada… pero el INIDEP nos dijo que tienen el cronograma completo en ese tiempo”.