30/05/2019
Madryn duplica su capacidad operativa de enchufes reefers

Dentro de un mes habilitarán casi doscientas nuevas tomas para cargas refrigeradas a partir de la construcción de una nueva plazoleta fiscal en el muelle Almirante Storni. Se invirtieron 54 millones de pesos para atender la demanda, principalmente, del sector pesquero exportador.

Revista Puerto - Aumentan la capacidad de reefers en el puerto de Madryn 01
Por Nelson Saldivia

El sostenido crecimiento de las exportaciones pesqueras desde Puerto Madryn provocó el año pasado en plena temporada de langostino de aguas nacionales un cuello de botella en el servicio de enchufes reefers, en las plazoletas fiscales del muelle Almirante Storni. Hubo cargas refrigeradas que debieron llevarse vía terrestre hasta el puerto de Buenos Aires para enviarlas al exterior en razón de perder turno en el puerto chubutense.

A partir de esta circunstancia, la Administración Portuaria de Puerto Madryn (APPM) avanzó con la incorporación de más enchufes. La obra, próxima a terminar, incluye una nueva subestación eléctrica de 1250 KVA para proveer de energía a 128 tomas reefers nuevas, más 40 reefers de tableros recuperados, a los que se añaden otras 24 tomas nuevas de la línea que utilizaba la Sala de Transferencia, desmontada recientemente; eso hace un total de 192 nuevos enchufes para contenedores refrigerados, es decir, una ampliación del 80 por ciento en la capacidad operativa, si se tiene en cuenta que en la actualidad se dispone de 244 dispositivos de esas características. De esta manera, el muelle Storni dispondrá de un total de 436 bocas reefers. Las obras las ejecutaron empresas locales con ocupación de mano de obra de lugar.

El director de Infraestructura de la APPM, Ing. Mariano Taylor, precisó que “se trata de la ampliación en casi dos hectáreas de superficie de la plazoleta fiscal norte. Hicimos una remoción de una estructura que no tenía demasiado uso que era una sala de transferencia y con la energía que estaba destinada para eso vamos a generar 40 nuevos enchufes”, describió.

Respecto del estado de avance “la obra está rondando, en ampliación de plazoleta fiscal, en cuanto superficie, movimiento de suelo, ejecución de alambrados perimetrales y demás en alrededor de un 90 por ciento”, sostuvo Taylor estimándose que a fines de junio estarán operativos los casi doscientos nuevos enchufes.

Requisitos técnicos

“Desde principios de este año se removieron suelos por 20 mil metros cúbicos, había mucho desnivel entre la plazoleta actual y la que se está construyendo, se trabajó en una nivelación entre los predios que se van a vincular. La consigna fue compensar los suelos, con eso se compactó la subbase que requiere ciertos requisitos porque por ese lugar van a moverse cargas y equipos pesados con contenedores de más de 30 toneladas. Arriba de la subbase se colocó un paquete estructural de suelo con relleno calcáreo compactado”, aportó como datos técnicos el Director de Infraestructura del Puerto.

Además, se ejecutaron 600 metros lineales de nuevo perímetro de alambrado, porque al ser plazoleta fiscal se debe cumplir con determinados requisitos técnicos. “Esta nueva plazoleta fiscal se ejecuta por un lado en lo que es la obra civil, la obra eléctrica, y obras complementarias, entre las que se encuentra la posterior colocación de cámaras e iluminación en ocho torres”, puntualizó el ingeniero Taylor.

“Ya hicimos el tendido de fibra óptica desde la red que tenemos. Desde la subestación 3 se hizo un tendido de media tensión a 33 KV y se generó un edificio para derivar a la nueva subestación que va a estar emplazada dentro de esta nueva ampliación de plazoleta. Están en ejecución cuatro tableros reefers que tiene 12 bocas y otros cuatro tableros de 20 bocas, con tecnología de última generación”, subrayó.

Plazoletas fiscales y plazoletas de acopio

El crecimiento de las exportaciones pesqueras desde Puerto Madryn provocó que en 2018 no se pudieran cubrir los requerimientos del sector para sacar por el Storni contenedores con cargas congeladas. “El año pasado tuvimos inconvenientes de mayor demanda que la capacidad de enchufes, esto motivado por el fuerte crecimiento de la descarga de pescado que se traduce en más exportaciones, sumado a los inconvenientes que provocaba la obra de ampliación y reparación de pilotes del Storni”, reconoció Taylor.

“En 2016, cuando asumió Osvaldo Sala hicimos un proyecto de energía para el lado sur, pero con esta explosión de volumen de descarga de los molinos eólicos redireccionamos el proyecto y lo adecuamos para la zona norte”, indicó. “Al norte estamos ampliando la plazoleta fiscal que requiere de determinadas condiciones y requisitos aduaneros, porque está dentro de zona primaria aduanera, y debe cumplir estrictos requisitos de seguridad. Por otro lado, la APPM ha ampliado y construido nuevas plazoletas de acopio, que están fuera de zona primaria aduanera, al norte se acopiarán equipos eólicos, piezas que ya están nacionalizadas. Ya teníamos una plazoleta al sur para las torres y aspas de los molinos que requieren de amplio espacio”, agregó.

Inversión de 54 millones

En cuanto al financiamiento de las obras, Taylor reveló que se licitaron los trabajos y las compras con recursos propios del Puerto. “Manejamos un presupuesto, con todas las licitaciones que se fueron haciendo para la compra de cables, transformadores, movimiento de suelo, obra civil, y obras complementarias ronda los 54 millones de pesos que se eroga desde la propia Administración Portuaria. Hoy estamos en casi un 90 por ciento de ejecución de la obra civil y eléctrica”, sostuvo.

“Estimamos que para fines de junio la obra estaría terminada y disponibles estos nuevos enchufes reefers que amplia en un 80 por ciento respecto de la cantidad existente, es decir, casi se duplica lo que había”, destacó el Director de Infraestructura.