04/06/2019
Brasil habilitó la importación de langostino de Argentina

Se trata de un fallo judicial de primera instancia que suspende la cautelar que desde 2013 prohibía el ingreso de Pleoticus muelleri. Los criadores de vannamei de Brasil promovieron la acción para evitar la competencia. Ecuador también había logrado una sentencia favorable.

Revista Puerto - Langostino 01
Por Nelson Saldivia

El Tribunal brasileño de Primera Instancia del vecino país dio a conocer su fallo, por el que suspende la medida cautelar interpuesta en octubre de 2013 por la Asociación Brasilera de Criadores de Camarones (ABCC), que prohibía las exportaciones argentinas de langostinos y camarones a Brasil.

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación dio a conocer ayer que la sentencia del Tribunal brasileño de primera instancia se basa en diversos artículos científicos que demuestran que las exportaciones de camarones y langostinos de la Argentina no representan un riesgo real y efectivo para Brasil. De esta manera, se avala el trabajo científico conjunto que ambos países realizaron y que concluyó en marzo de 2013.

Posible apelación

Si bien el fallo del Tribunal brasileño puede ser apelado dentro de los 15 días siguientes a su publicación, la simple interposición de la apelación no será suficiente para prohibir la importación de langostinos y camarones de origen argentino.

Desde Agroindustria destacan que el sector pesquero argentino es altamente competitivo y representa grandes oportunidades comerciales y de crecimiento productivo dado su fuerte sesgo exportador. Entre 2016 y 2018, el total de las exportaciones argentinas de langostinos al mundo alcanzó un promedio 176 mil toneladas, equivalentes a U$S 1.167 millones al año. La Unión Europa es el principal destino de las exportaciones de langostino, seguida por China que registró en el último año un incremento del 39% en volumen, respecto de 2017.

Gestiones de Bircher

Cabe recordar que en abril de 2018, la secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher, junto al embajador argentino en Brasil, Carlos Magariños, y el sector pesquero argentino, resolvieron avanzar sobre la causa judicial que prohibía el ingreso de langostino argentino a ese país e interponer acciones que dieron sus frutos más de un año después. En aquella delegación encabezada por Bircher participaron empresas vinculadas al Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPECA) y la Cámara de Frigoríficos Exportadores de la Pesca (Cafrexport), entre otros.

No existe medida gubernamental, ni administrativa ni sanitaria, que impida importar langostino patagónico a Brasil, sino que desde 2013 estuvo en vigor una medida cautelar de la Justicia Federal de San Pablo, promovida por los productores de camarón de cultivo bajo falsos argumentos de presencia de “mancha blanca” en la especie salvaje del mar argentino, lo cual fue científicamente refutado por diversos organismos.

Antecedente de Ecuador

Argentina también citó como antecedente otra medida judicial que dio por tierra la cautelar que impedía el ingreso de langostino desde Ecuador. A comienzos de este año, el Supremo Tribunal Federal de Brasil habilitó a Ecuador a retomar la comercialización de camarón de cultivo a ese mercado al constatarse, con diversos estudios, que ese producto no representaba riesgos para la salud de los consumidores ni para el medio ambiente, desechando los argumentos de la asociación de criadores de vannamei, que en términos de estrategia comercial lograron más de seis años de bloqueo al ingreso de langostino o productos que tienen directa competencia con sus cultivos.