20/06/2019
Buscarán hacia el norte langostino de mejor talla

Por el momento, el recurso no tiene la abundancia de ejemplares de talla comercial de otros años. Abundan las tallas chicas y se encuentra más lejos de la costa. La flota está concentrada en la Subárea habilitada A3. Para descomprimir y no sobreexplotar se prospectará hacia el norte del paralelo 45º Sur.

Revista Puerto - Langostino

Unos 110 barcos, una tercera parte de los autorizados, están pescando langostino en la primera semana de la temporada. Están concentrados mayoritariamente a la altura del paralelo de 45º sobre el meridiano de 62º Oeste, a la altura de Comodoro Rivadavia pero alejados de la costa.

La convivencia de tantos barcos en un espacio reducido no es fácil para la flota ni para el recurso; tanta presión pesquera en un mismo espacio genera un más rápido descenso de los rendimientos y de las tallas.

La abundancia observada por los pescadores de ejemplares que no superan la talla L4, es el reflejo de lo que los investigadores han visto en las últimas campañas. Un retraso en el proceso madurativo de la especie que puede deberse en gran medida a un sostenido aumento de la presión pesquera.

En la campaña de enero ya se había observado una presencia elevada de ejemplares L4, L5 y L6, especialmente al sur del Golfo San Jorge pero también muy marcada en el norte. “La mayor presencia de estos individuos pequeños de langostino podría ser consecuencia del desplazamiento temporal del periodo reproductivo, lo que trae como resultado un retraso en el proceso de reclutamiento”

Que esta temporada no iba a contar con una abundancia similar a la de los años anteriores, ya lo habían adelantado los investigadores en enero: “Los índices obtenidos en la actual campaña indicarían una disminución en la biomasa disponible para su cosecha por pesca en la temporada venidera”, comunicaron a funcionarios y empresarios.

Advirtieron entonces que esta situación requería “monitorear los rendimientos de las operaciones de pesca y las tallas de los individuos de manera exhaustiva a fin de poder tener indicadores de alerta temprana”. Es decir, saber cuál es el momento de cerrar y cambiar de zona antes de poner en riesgo al recurso.

Por el momento la flota estuvo operando mayoritariamente en la Subárea A3 pero ante la reducción de los tamaños y lo complejas que se han vuelto las operaciones con tantos barcos, algunos decidieron alejarse hacia oeste. Han mejorado en ocasiones los rendimientos y esperan allí que se decida el inicio de la prospección solicitada por el Consejo Federal Pesquero.

La decisión de realizarla ya está tomada. Se prospectará hacia el norte entre los paralelos de 44º y 45º S para ver si dan con una concentración de ejemplares más grandes y poder además descomprimir la Subárea A3. Solo resta que el Subsecretario de Pesca autorice el inicio.

La cobertura de la flota con observadores ha mejorado; al menos por el momento se cuenta con una proporción adecuada y hasta se ha logrado, por fin, embarcarlos en algunos fresqueros.  En el informe citado, los biólogos habían indicado que esperaban poder contar con información que permita asesorar sobre la toma “de medidas de manejo precautorias para evitar la sobrepesca del crecimiento y del reclutamiento”.