05/06/2019
Hubo acuerdo por el retroactivo y se acordó la paritaria de marineros en la flota fresquera

Cámara de Armadores y CaIPA firmaron ayer en el Ministerio de Trabajo el incremento del 35% con el SOMU y el SIMAPE. El incremento se abona como bonificación extraordinaria en marzo y abril. Revisión en octubre.

Revista Puerto - SOMU 01
Por Roberto Garrone

Después de varios intentos fallidos, este martes finalmente se cerró la paritaria de los marineros en buques fresqueros de altura con las cámaras armadoras de Mar del Plata. El acta firmada en la Delegación local del Ministerio de Trabajo se parece a un jeroglífico.

La demora se generó porque representantes del SOMU y el SIMAPE, signatarios de los convenios colectivos 586/2010 y 708/2015 respectivamente, reclamaban que el 35% que la patronal había cerrado con distintos gremios marítimos, se abonara en una sola cuota y de manera retroactiva a marzo, ya que la paritaria 2018 había vencido en febrero.

Luego que pasara a un cuarto intermedio la reunión de ayer, las partes acordaron el retroactivo para el personal de marinería y maestranza en ese porcentaje del 35% de los importes brutos pero como “una bonificación extraordinaria, no remunerativo, por única vez y exceptuado de la producción”, según señala el acta a la que tuvo acceso este medio.

El acuerdo fue rubricado por Diego García Luchetti y Fernando Rivera, en representación de las cámaras patronales, Pablo Ochagavia y Pablo Trueba por los gremios marítimos y Jorge Errea en representación del Ministerio de Trabajo.

Esta bonificación del retroactivo, según establece el acta, se liquidará en tres cuotas: 10 de junio, 26 de junio y 10 de julio. Para los relevos se abonará en un solo pago el 10 de junio.

El punto B del Acta establece que las partes acordaron otorgar una recomposición salarial para los trabajadores bajo convenio del 35% a partir de mayo. El 17,5%  se abonará como suma no remunerativa, una modalidad de liquidación que volvió a ser aceptada por el Ministerio de Trabajo luego de haberla impedido en agosto del año pasado.

De todos modos aclararon que las sumas no remunerativas “serán tenidas en cuenta a los efectos de la liquidación de aguinaldo, vacaciones, enfermedades inculpables y accidentes de trabajo”.

Las partes dejaron sentado que la actualización salarial acordada se aplicará inclusive sobre los rubros extraconvencionales que cada empresa tenga acordado con el sindicato y los trabajadores.

Todo personal comprendido en el acuerdo recibirá como sueldo garantizado mensual, en los casos en que su remuneración sobre la producción fuera inferior al salario mínimo garantizado, un importe igual al salario básico, pero incrementado en un 50%.

Por último los gremios marítimos y las cámaras patronales acordaron volver a reunirse en octubre con el fin de ajustar el impacto inflacionario negativo que pudiese provocar las variables económicas.