28/06/2019
Un jueves de rechazo de vetos

La Legislatura de Chubut dejó sin efecto el veto de Arcioni a una modificación al canon pesquero y la ley quedó firme, sin posibilidad de ser vetada en este período. En Puerto Madryn, el Concejo Deliberante impugnó el veto a la ordenanza que habilita a Food Arts a continuar operando en una planta que usurpa.

Revista Puerto - Concejo Deliberante de Madryn insiste en habilitar Food Arts

El Concejo Deliberante de Madryn insistió con la habilitación de Food Arts.

Por Nelson Saldivia

Este jueves 27 de junio hubo en Chubut dos trámites legislativos, en la órbita provincial y en Puerto Madryn, echando por tierra dos vetos: a una modificatoria de una ley, conocida como canon a los desembarques de langostino, mientras que en la ciudad del golfo se insistió con una ordenanza que autoriza a darle habilitación comercial a una pesquera sobre la que pesa un juicio de desalojo.

En ambos casos fueron trámites rápidos, sometidos a votación, aprobados por unanimidad dejando sin efecto los efectos de los vetos, y en orden a la técnica legislativa cuando una norma es vetada, y posteriormente el veto es rechazado por el legislativo, la norma en cuestión queda firme y no puede volver a ser vetada durante el período en curso.

Insistencia legislativa

Así, en el caso de la modificación introducida por la Cámara de Diputados de Chubut sobre el Fondo Ambiental Provincial, por la cual se fijaron los mecanismos de ejecución de deuda, pero que habían sido rechazados por el Poder Ejecutivo por considerar que la autoridad de aplicación, en ese caso el Ministerio de Ambiente, no tenía competencia en materia tributaria. Por ello vetó el cambio introducido a la Ley del FAP que permanece vigente.

El decreto del veto firmado por el gobernador Mariano Arcioni ingresó a la Legislatura, y en la sesión de este jueves, en forma unánime, con el acompañamiento de todas las bancadas, inclusive la oficialista, se rechazó esa medida del Ejecutivo y consecuentemente, la ley que modificó el canon pesquero queda firme.

“Desechado en todo o en parte un proyecto de Ley por el Poder Ejecutivo, vuelve con sus objeciones a la Cámara y si ésta insiste en su sanción, con el voto de los dos tercios de los presentes; es ley y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación”, expresa el artículo 142 de la Constitución de Chubut sobre el procedimiento normativo.

Concretamente se rechazó el veto total del Poder Ejecutivo al proyecto de Ley por el cual se sustituye el artículo 1° de la Ley I N° 627 y se incorporan los artículos 5° bis y 6° bis a la Ley I N° 620, Ley del Fondo Ambiental Provincial (FAP), sancionado el pasado 16 de mayo, quedando ratificada la normativa legal.

El otro caso

Por otro lado, el Concejo Deliberante de Puerto Madryn, también procedió al veto de una ordenanza, que en este caso autorizaba la habilitación de una pesquera que tiene un juicio de desalojo, y que tiene frenada una construcción por tratarse de obras clandestinas.

Para dejar sin efecto un veto del Ejecutivo se requiere una mayoría calificada de dos tercios, y en este caso fue por unanimidad de los concejales presentes, por lo que la ordenanza quedó firme.

Un dato llamativo es que no se refutó ninguno de los argumentos del veto, simplemente se limitaron a detallar el día que la ordenanza fue aprobada, el día que fue vetada, y la facultad del Concejo para insistir, y se votó.

“Que mediante la Ordenanza 10.899 se autorizó al Ejecutivo Municipal a renovar la habilitación comercial por el plazo de 24 meses a la empresa Food Arts”, detalla. Agrega que “a través de la resolución 1159/19, el Ejecutivo Municipal veta la Ordenanza 10.899 conforme a las facultades conferidas por la Carta Orgánica, en observancia de la suspensión judicial de la obra que sustenta la mencionada ordenanza y la solicitud de habilitación de Ipesur”.

Finalmente, los ediles recordaron que la Carta Orgánica establece “que aprobado el proyecto de ordenanza por el Concejo, pasa al Ejecutivo para su promulgación. Vetado un proyecto por el Ejecutivo en todo o en parte, vuelve al Concejo con sus objeciones, que lo trata nuevamente. Si lo confirma con su mayoría de dos tercios nominal de los miembros presentes, el proyecto de ordenanza pasa al Ejecutivo para su promulgación”, y así resultó.

En ambos casos, tanto el canon pesquero provincial, como la habilitación municipal de Food Arts prometen nuevos capítulos en lo que resta del año.