31/07/2019
Deseado busca alternativas para el tratamiento de desechos

Intentarán replicar modelo madrynense de tratamiento de residuos sólidos de la industria pesquera. El sistema de landfarming es un esquema de remediación que permite concentrar grandes volúmenes de desechos de la pesca.

Revista Puerto - Landfarming - Desechos de pescado - 02
Por Nelson Saldivia

La localidad santacruceña de Puerto Deseado afronta la misma problemática ambiental que las ciudades que tienen radicaciones industriales de procesamiento de pescado, que es la disposición final de los residuos emergentes de las plantas.

El volcado a cuencos de basurales a cielo abierto ha dejado de ser una opción ya que va contra el cuidado medioambiental de las zonas urbanas. Durante años la otra alternativa fue la instalación de harineras de pescado, pero no tener garantizada materia prima todo el año es un factor que le quita viabilidad, además de las dificultades propias del mercado para la colocación de lo producido, en virtud de los costos laborales y de producción propios de la Patagonia.

La semana pasada el intendente de Puerto Deseado, Gustavo González, viajó a la ciudad de Puerto Madryn junto a la subsecretaria de Ambiente Débora De Monte, invitados por una empresa para ver cómo realizan el tratamiento de residuos de pescado, que según sostuvo el jefe comunal “es muy interesante para poder llevarlo a cabo en Puerto Deseado aprovechando la cantidad de residuos que hoy tenemos”.

González anticipó que la próxima semana posiblemente mantengan otra reunión con los empresarios, pero esta vez en la localidad santacruceña, para conocer el lugar donde se deposita actualmente la cáscara de langostino, y cuando se hace el proceso de la merluza.

“También estuvimos con el Secretario de Ambiente del municipio madrynense, quién nos contó toda la experiencia que ellos tenían, haciendo desde hace más de 30 años lo mismo que nosotros hacemos hoy tirando el residuo sin poder dar una solución a este impacto ambiental”, explicó González.

El intendente deseadense destacó que “la empresa está interesada en ir a la localidad en base a la experiencia que ellos han tenido. Es un tratamiento que lleva su tiempo y que tiene una inversión grande”, afirmó.

Por otro lado, manifestó que para la producción diaria que tienen de alrededor de mil contenedores, cuentan con 30 empleados. “Deseado sería el 50 por ciento menos, pero va a necesitar mano de obra local” valoró.

El Intendente explicó que hicieron una recorrida por la empresa donde vieron el proceso del residuo “cómo es el trabajo de aireación, el movimiento de cómo se va mezclando con la tierra y con los químicos que usan” asegurando que “el impacto ambiental de estos desechos también lo sufrimos en nuestra ciudad, pero en la actualidad se puede combatir”, valoró.

El landfarming o tratamiento superficial en tierra es una técnica de remediación aprovechando la capacidad de los residuos para ser biodegradados, en este caso con el enterramiento de los desechos de la industria pesquera.