29/08/2019
El magrú pone primera en Mar del Plata

Descargaron los primeros fresqueros con ejemplares de buen tamaño. Se reactiva una industria conservera con un mercado interno planchado por la caída de ventas.

Revista Puerto - Magru
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La temporada de magrú en Mar del Plata la esperaban con ansiedad hace unas semanas pero recién en las últimas horas llegaron los primeros barcos fresqueros de altura con ejemplares de buen tamaño comercial, que rápidamente encontraron compradores en las pocas fábricas conserveras que aún trabajan en el puerto local. El precio que se pagará por el magrú oscilará entre los 35 y 38 pesos.

“Entró el Franca de Ramaci y en las próximas horas se espera uno de Di Costanzo que viene completo de buen pescado”, adelantó Alejandro Pennisi, de la empresa Indupesa y presidente de la Cámara de Industriales del Pescado, que agrupa al sector conservero. Se trata del Júpiter 2 que entrará este jueves por la noche.

En las fábricas si bien hubiesen preferido que comience antes la zafra, tampoco hay grandes lamentos teniendo en cuenta un contexto muy complicado, con presión tributaria constante, nulo financiamiento y caída de ventas.

“Como está la situación trabajaremos como podamos. No hay chances de acumular stock porque no solo es imposible conseguir financiamiento sino que además hoy vendés en pesos y como esta de volátil el dólar no sabés si podés reponer”, marcó el Presidente de la Cámara.

En Indupesa trabajan de manera directa bajo convenio casi 90 operarios que hasta ahora han venido haciendo de todo para completar las quincenas. “Merluza, corvina, langostino, todo sirve para poder pagar los sueldos y mantener cierta actividad”, reconoce el empresario.

La estadística oficial marca 610 toneladas desembarcadas en Mar del Plata aunque son mareas que se realizaron durante enero y marzo, cuando la flota encontró el cardumen en una zona cercana a Mar del Plata. En lo que va de agosto apenas se contabilizaron 2,4 toneladas pero con los recientes desembarques los números comenzarán a despertar.

Desde el Ministerio de Agroindustria bonaerense llamaron a licitación por 2,4 millones de pesos para que las conserveras entreguen latas con diferentes productos para sumar a los programas alimentarios.

“Estamos preocupados y no queremos que ese salvavidas se transforme en uno de plomo. Necesitamos cobrar dentro de los 60 días porque nuestros insumos, hojalata, pescado y la mano de obra, la pagamos entre 15 y 45 días. No podemos extendernos más allá de esos plazos porque implicaría un serio problema”, reconoció el industrial.