09/08/2019
Investigan corrupción en dos puertos de Chubut

Se abrió una causa penal por presunto fraude a la administración pública por obras en los puertos de Rawson y Camarones. Los fiscales apuntan contra Diego Correa, Juan Carlos “Tato” Ramón y Carlos Legal, dos de ellos, ya detenidos por otras causas de corrupción.

Revista Puerto - Puertos de Chubut - 02
Por Nelson Saldivia

En marzo de 2018 era detenido Diego Correa, subsecretario de la Unidad Gobernador de Chubut y colaborador de estrecha confianza del extinto mandatario Mario Das Neves, y a partir de ese momento se profundizaron diferentes líneas investigativas vinculados a hechos de corrupción en la administración pública provincial.

Una de las más recientes derivaciones, a raíz de escuchas telefónicas, pericias informáticas y adjudicaciones de obras, es la presunta comisión de fraude al Estado a través de obras en los puertos de Camarones y Rawson.

Los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams, integrantes de la Unidad Especial de Investigación de Delitos contra la Administración Pública, iniciaron una nueva causa penal por presuntos hechos de corrupción.

Según revelaron desde el Ministerio Público Fiscal, la nueva causa penal surgió de la pericia informática donde se descubrieron conversaciones entre Correa y Ramón por el cobro de obras realizadas con la Unidad Ejecutora Provincial Portuaria.

Correa era el secretario privado de Das Neves, con cargo de subsecretario, y Ramón era un empresario de la construcción de Playa Unión, que además oficiaba de empleado de Correa en otras sociedades. En otras causas se lo señala como alguien del sector privado que recibía obras con fondos públicos que luego se repartían con funcionarios del actual gobierno que iniciaron, en diciembre de 2015, Mario Das Neves y Mariano Arcioni.

Legal firmaba

“En soportes informáticos se encontró profusa documentación relacionada con obras que fueron adjudicadas para llevar adelante trabajos tanto en el Puerto Rawson como en el Puerto de Camarones”, indicaron los fiscales, aunque también se podría ampliar. “Son documentos que luego aparecen firmados por el director de Puertos, Carlos Legal. Lo que llama la atención a esta altura es que documentos de dichos expedientes también se encontraron en la computadora de Ramón”, explicaron.

Armado fraudulento

“Nuevamente estaríamos en presencia de un armado fraudulento de expedientes para quedarse con distintas obras llevadas a cabo en los puertos”, afirman. Y agregan: “En principio se desprende que Juan Carlos Ramón armaba los distintos presupuestos, resoluciones adjudicando las obras, las actas de recepción de obras, etc., y luego se las llevaba a Carlos Legal, quien habría firmado los documentos aludidos, para el armado de los distintos expedientes dándole apariencia de legal competencia”, explicaron sobre las maniobras bajo investigación que dieron lugar a la causa penal en trámite.

Entramado corrupto

La causa judicial se investigará bajo las figuras delictuales de “defraudación en perjuicio de la administración pública e incumplimiento de los deberes del funcionario público”.

Diego Correa y Juan Carlos Ramón permanecen detenidos desde marzo de 2018 cuando se descubrió un entramado entre funcionarios y empresas para el desvío de fondos públicos que terminaban en sociedades vinculadas a empresarios, y hasta una “planilla Excel” que llevaba un colaborador de Correa donde detallaba el “dinero en negro” que se repartía entre funcionarios del gobierno de Das Neves-Arcioni.

Estas causas terminaron con medio gabinete encarcelado, procesados y a punto de ir a juicio oral y público, aunque con el correr del tiempo recibieron morigeraciones de la prisión con el beneficio de domiciliaria o tobillera electrónica. Y un exministro evitó ser procesado a partir de una “delación premiada” donde aportó datos determinantes para el esclarecimiento de las maniobras delictuales.

En el caso, ahora bajo investigación, los fiscales lograron rearmar que Correa y el empresario Ramón dibujaban licitaciones, resoluciones de adjudicaciones de obras, que el privado beneficiado con la obra le remitía al director de puertos para que lo selle y lo firme y tenga visos de legalidad.

Al igual que en otras causas, posteriormente Correa le ordenaba al entonces ministro de Economía que libere los pagos a favor de esas firmas y así se concretaban las maniobras, en la mayoría de los casos, sin que se ejecuten las obras o servicios que se habían contratado. Aquel exministro de Economía obtuvo salidas laborales a una pesquera de Puerto Madryn, y en algunos meses será sometido a juicio oral.