02/08/2019
“La salida de MSC nos obliga a desinvertir y achicarnos”

Sergio Di Nápoli, de Remolcadores Mar del Plata, lamentó que la naviera salga de la hoja de ruta del puerto después de 4 años. “Daré de baja dos remolcadores, achicaré gastos y personal”, dijo el operador portuario.

Revista Puerto - Remolcadores Mar del Plata - Sergio Di Napoli

Sergio Di Nápoli.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La salida del puerto de Mar del Plata de la hoja de ruta de la naviera MSC dejó operadores preocupados más allá de las empresas exportadoras y la terminal de contenedores encargada de remover la carga.

“Teníamos un remolcador, el viejo Cuarteador. Luego incorporamos al Kyokko Rúa para estar a la altura de las necesidades de las navieras y buques que comenzaron a llegar al puerto y más tarde compramos con fondos propios al Remarsa I y charteamos al Tornado”, contó Sergio Di Nápoli, referente de la empresa de servicio.

La evolución del movimiento de cargas acompañó ese crecimiento. Había comenzado a germinar a principios de 2015 cuando se reanudó el servicio, aumentó a mediados de ese año cuando volvió Maersk y no dejó de crecer desde 2016 hasta el primer semestre de este año.

“La salida de MSC nos obliga a desactivar dos de los remolcadores. Devuelvo al Kyokko y desactivo al Cuarteador. Habrá que achicar gastos y personal. Tengo dotaciones de seguridad de más para estar siempre con un servicio óptimo”, reconoció Di Nápoli para quien estos momentos “son el minuto cero en que comienza la desinversión genuina que hemos hecho hasta acá”, amplió.

El operador prefiere evitar la búsqueda de responsables. “Acá todos pusimos lo que teníamos que poner e hicimos un gran esfuerzo. El Consorcio dragó y puso las luces, los prácticos pusieron buena voluntad para operar en horario nocturno, el operador de la carga siempre buscó aumentar los movimientos, MSC fue la primera que volvió tras el dragado. Nosotros ofrecimos descuentos por regularidad a las dos navieras y al armador del petrolero, no aumentamos las tarifas por dos años…”, advirtió Di Nápoli.

Pese a la caída en la actividad exportadora –se redujo en un 30% la carga removida en el primer semestre en comparación al mismo período de 2018– las navieras aumentaron las recaladas en Mar del Plata. Pasaron de 26 a 31 escalas entre ambas empresas.

“Con esto perdemos todos. No solo nosotros sino el Consorcio que recauda menos, la agencia marítima, la gente de TC2… es increíble  que cuando todos los planetas estaban alineados siempre ocurre algo que los desalinean”, remarcó.