03/09/2019
En Chubut analizan un nuevo impuesto a la pesca

Reflotan idea de una reforma tributaria con ‘impuesto extraordinario’ a actividades económicas extractivas para financiar el desmedido gasto público del Estado provincial. Además, buscan equiparar a la flota artesanal de Rawson, en materia impositiva, con la flota industrial. Resistencias en el sector pesquero.

000-02
Por Nelson Saldivia

La Legislatura de Chubut tiene previsto sesionar este martes, en medio de la profunda crisis financiera y económica que atraviesa el Estado provincial, y vuelve a tomar cuerpo la idea de implementar una “reforma tributaria”, que implicaría el incremento de la carga fiscal sobre sectores productivos que tienen concesiones estatales para la extracción de recursos naturales.

Hace más de un año, la Mesa de Unidad Sindical (MUS) que nuclea a gremios de empleados estatales ya había presentado un proyecto para que las empresas de las industrias del petróleo, el aluminio y la pesca sean gravadas con un nuevo tributo especial, aduciendo una presunta “renta extraordinaria”, para obtener fondos para el pago de sueldos a la administración pública.

“Fondo Especial”

Aquel proyecto no llegó al recinto de la Cámara de Diputados, pero ahora los bloques opositores lo recogieron y con modificaciones pretenden, teniendo mayoría legislativa, ponerlo a debate, y podría ocurrir en la sesión ordinaria prevista para hoy.

Específicamente, este nuevo proyecto impulsado por la oposición de la Legislatura Provincial busca un aumento en los impuestos provinciales, al igual que lo que intentó en 2018 la Mesa de Unidad Sindical. Se trata de la creación de un “Fondo Especial” que buscaría fortalecer las áreas de Salud, Justicia y la reparación de las escuelas que no estén en condiciones óptimas.

Reapareció Dufour

La diputada del Frente para la Victoria (PJ-FpV), Gabriela Dufour explicó que con esto se buscaría garantizar el funcionamiento del Estado. Puntualmente, la iniciativa ya estaría en condiciones de ser tratada en el recinto y tiene como agregado la equiparación de la flota artesanal de Rawson, en materia impositiva, a la flota industrial.

Dufour es quien aparece aquí como impulsora de esta modificación, que alimentó no pocas suspicacias sobre el trasfondo. Dufour fundamentó que lo que se conoce como actividad artesanal “no es pura”. “En la Zona 2, que es el Puerto de Rawson, tiene una rentabilidad importante y por categorizarla como ‘pesca artesanal’ no paga por los kilos extraídos de langostino, por ejemplo”, dijo la diputada opositora.

“Hay que revisar”

“Hay barcos que ya no tienen la condición de artesanales, hay que revisar. Esto va a terminar en una queja, pero ya lo quise hacer en 2014/5. Esta son las cosas que en la estructura tributaria de Chubut hay que revisar”, insistió al justificar que los artesanales empiecen a tributar como flota industrial. “Hay sectores que hay que hacerles abonar lo que corresponde, no es una situación de emergencia sino lo habitual”, desafió la diputada K.

Peligrarían los empleos

La posibilidad que Chubut aplique un impuesto extraordinario a la pesca ya comenzó a provocar resistencias en la industria pesquera provincial. Desde la Cámara Pesquera del Golfo San Jorge, que nuclea a las empresas con plantas en Comodoro Rivadavia, rechazaron de plano esta alternativa, advirtiendo que una mayor presión fiscal hará poner en peligro los puestos laborales.

“Las plantas de Comodoro no tienen materia prima suficiente y lo poco que hay es sin rentabilidad. No tenemos barcos poteros, ni congeladores para poder superar cuando hay problemas con la rentabilidad de las plantas en tierra”, enfatizó una fuente consultada.

En esa línea insisten en que “las plantas de Comodoro son capitales argentinos de trabajadores que se convirtieron en industriales, y mantenemos mil puestos de trabajo sin apoyo de casas matrices de empresas españolas”. Respecto a un nuevo impuesto provincial al sector, recomendaron a los legisladores tener en cuenta la heterogeneidad que tiene la pesca chubutense: “Que no se crean que somos empresas millonarias; estamos todos fundidos; el langostino en tierra no es rentable”, insistieron.

Asimismo, plantean que para tener un panorama de la situación global de las pesqueras “en Comodoro casi todas afrontan abultadas deudas impositivas, los impuestos que ya están son difíciles de pagar, por lo que poner más carga fiscal terminará ahogando a las empresas al punto de poner en riesgo su sustentabilidad y con ello, los puestos de empleo”, advirtieron.