24/09/2019
Exploración offshore: 60 días para terminar el mapa de distribución pesquera

El plazo quedó establecido luego de que se reuniera el Grupo de Trabajo conformado por personal de la Secretaría de Energía, del Ministerio de Agroindustria y del INIDEP como invitado. Los datos serán clave para programar las exploraciones de forma sustentable.

Revista Puerto - Exploracion offshore - 02
Por Karina Fernández

Como resultado de la primera Disposición Conjunta de subsecretarías de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y la de Hidrocarburos y Combustibles, se creó  un grupo de trabajo en el que participan direcciones de ambas carteras y el INIDEP como ente convocado. La semana pasa el Grupo realizó el primer taller y se comprometieron a intercambiar información.

A esta instancia se llegó luego de que se publicaran las concesiones para exploración offshore en el Mar Argentino y las fechas de iniciación de actividad sin contar con estudios de impacto ambiental debidamente elaborados. El sector pesquero que se mantuvo ajeno durante todo el proceso, hizo reclamos y se pusieron en marcha mecanismos para activar la presencia de la administración pesquera en ámbitos de discusión.

Ahora, a partir de la nueva normativa se establecieron “mecanismos necesarios para coordinar las políticas pesqueras e hidrocarburíferas, en un marco de sostenibilidad” y en ese marco se llevó a cabo el primer taller con el que se busca “armonizar estas dos importantes actividades a través del intercambio de información”, señala el comunicado difundido por Agroindustria.

Se le asignó al grupo de trabajo como tarea fundamental elaborar en los próximos 60 días un protocolo para el intercambio de información sobre ambas actividades, así como mapas de distribución biológica/pesquera que permitan identificar zonas especialmente sensibles a los eventuales impactos generados por las actividades productivas en diferentes épocas del año.

El mapa de distribución resulta clave para determinar sobre qué áreas y en qué momento del año se pueden realizar tareas de exploraciones sísmicas. Esto ya había sido manifestado por el INIDEP en el año 2017 en un informe de asesoramiento elaborado por el investigador Adrián Madirolas. Hasta aquí, la industria petrolera se ha manejado sin dar cumplimiento a los protocolos internacionales de buenas prácticas.

“Esto significa un gran paso para Argentina. Antiguamente en el mar solo se desarrollaba la actividad pesquera pero esto fue evolucionando y hoy conviven varias actividades que es necesario coordinar para que puedan convivir. Es por eso que celebro este encuentro y el trabajo conjunto que realizaron, siempre con la mira puesta en el desarrollo sostenible de los recursos de nuestro ecosistema marino”, manifestó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Juan Bosch.

Una vez que se cuente con el mapa será necesario que las autoridades establezcan el cronograma de actividades sujetándose a las recomendaciones científicas. La petrolera es una de las industrias más poderosas y los intereses creados son muchos, incluso del propio Estado Argentino que es parte del negocio. Encontrar un equilibrio será fundamental para que la actividad pesquera no se vea perjudicada.

Todavía nadie puede garantizar que las especies pesqueras no serán afectadas o si ya algunas pesquerías han sufrido algún tipo de impacto, pero si a raíz del acuerdo que se acaba de suscribir entre ambas carteras se sigue trabajando con la seriedad que el tema requiere, es factible que se alcancen los objetivos planteados. Para ello será necesario que se continúe en la misma línea luego de un posible cambio de gobierno.

El presente acuerdo que acaban de suscribir ambas carteras busca institucionalizar una instancia formal de labor “en la que será posible establecer planes de trabajo, protocolos de intercambio de información y delinear posibles acuerdos en el establecimiento de zonas sensibles para ambas actividades, así como de políticas productivas sustentables”, señala el comunicado.

“Tenemos en claro que en un futuro los hidrocarburos se convertirán en un gran recurso para nuestro país. Esto puede generar muchas divisas a través de la exportación. El intercambio de información va a ser clave de ahora en más. A eso apuntamos, a construir políticas de largo plazo que beneficien a todos”, destacó Carlos Casares, subsecretario de Hidrocarburos.

En el comunicado se reconoce que “para lograr una convivencia armónica y sostenible de ambas actividades se requiere de una concordancia en las políticas y programas nacionales, y planificación conjunta propendiendo a una productividad mayor pero con criterios de conservación ambientales y de los recursos”.

Si la Argentina no mantiene un criterio único respecto de la forma en la que se desarrollarán las exploraciones aguas afuera a través de los sucesivos gobiernos, el impacto sobre el ambiente podría ser severo y las comunidades que dependen de los recursos naturales, tanto de la pesca como del turismo, sufrirán las consecuencias. La madurez con la que se continúe tratando este tema será determinante.