02/09/2019
Marineros “mendigan” embarques en la Patagonia

En un contexto económico nacional que se agrava día a día y en el que crece el nivel de incertidumbre, son cientos los marineros que recorren los muelles de la Patagonia en busca de un embarque en la flota langostinera que pesca en aguas nacionales.

Revista Puerto - Marineros esperando embarco - SOMU
Por Nelson Saldivia

La semana pasada se sintieron los reclamos de los obreros de la marinería en Puerto Madryn. Algunos llevan siete meses sin embarcar, siete meses sin trabajar, siete meses sin ingresos. Marineros se manifestaron en la sede local de SOMU en reclamo de equidad en las listas de espera que tiene la seccional y sobre cuya bolsa se trabajo se define quién sube y quién no a un ansiado relevo.

El marinero Diego Espinoza, oriundo de Barranqueras, Chaco, expresó que “estoy acá desde hace cinco meses esperando una oportunidad de embarque, pero no se está dando. Esta complicada la mano acá y esperamos respuestas del SOMU que hasta ahora no tenemos”, planteó.

Por su parte, Juan Navarro, secretario de Pesca del SOMU nacional, atribuyó la problemática a que “en realidad hay muchas libretas y pocos puestos de laburo. Y hay algo que nosotros venimos denunciando desde que ingresamos que es la cantidad de permisos que se están dando. Se han dado muchos permisos y por eso se acortan las temporadas”, afirmó.

El dirigente de la conducción nacional del sindicato mencionó que “normalmente en años anteriores, empezábamos en mayo hasta noviembre, y este año se empezó a mediados de junio y se cortaría en octubre. Por esta razón, la gente que es efectiva trata de acumular un poco de dinero para aguantarse el tiempo que va a estar parado, y no tenemos tantos relevos como teníamos en años anteriores”, explicó. “El SOMU también tiene que velar por aquellos marineros que son efectivos y llevan muchos años adentro de los barcos. Como son efectivos, las empresas les dejan hacer todas las mareas que quieran”, manifestó sobre los motivos de que haya menos relevos para realizar.

En tanto, Víctor Valdez, titular de la Seccional de Puerto Madryn, sostuvo que “aparte de acortarse la temporada de langostino, los merluceros han trabajado poco y los poteros tuvieron poca pesca; en general, es un año complicado. Estamos con la esperanza de que salgan relevos en este mes y medio de temporada que queda”, agregó.

Asimismo, una mujer correntina, madre de un marinero que vino a Madryn a acompañar a su hijo, lamentó la discrecionalidad con que se asignan los relevos y citó el caso de su hijo que hace siete meses que todos los días patea el muelle y está en lista de espera del SOMU local. “Dicen que no toman a nadie que no sea de acá de Madryn. Esto es una discriminación a chicos que vinieron en busca de un trabajo, somos todos argentinos”, reflexionó.

Por su parte, el referente de la Agrupación Marítima 25 de Noviembre, Javier Monroy, consideró que “todos tenemos derechos al trabajo. Andan mendigando un embarque y eso no pasó nunca. Además, a los muchachos que estuvieron conmigo o por haber estado en otra lista diferente a la oficial, los dejan afuera de las listas”.

“Es muy triste ver cuanta gente sin trabajo y pasando hambre y frío lejos de sus familiares. En todo el sur se nota el malestar porque llega gente de muy lejos, y los relevos los maneja el SOMU y se reparten entre los amigos de la actual conducción y hacen ocho o diez viajes, sin permitirle al resto llevar el pan a su casa”, mencionó Monroy. “La situación es muy jodida para toda esta gente que está sin trabajo, y la verdad no quisiera estar en los zapatos de estas familias”, razonó.

“Todos los días, en las afueras del Storni hay entre cuarenta y cincuenta personas pateando el muelle por un embarque, de ahí vienen al gremio y no tienen respuestas. Hace más de un año y medio que está esta conducción y no hay hecho nada por el afiliado”, criticó el referente opositor.

Respecto a esta situación, mencionó que no es solo en Puerto Madryn, sino que se repite en Puerto Deseado, Caleta Olivia y toda la región.

Por otra parte, Javier Monroy, agregó que “tenemos en el SOMU de Madryn, seis personas trabajando no se sabe de qué, y cobran más de 100 mil pesos, es una locura, los afiliados ven esas cosas y les da mucha impotencia porque para ganar esos sueldos la plata sale de los afiliados. Nosotros como opositores queremos que vuelva el CUGEMARA (Centro Único de Contrataciones de Gente de Mar de la Argentina) que es la bolsa de trabajo más trasparente para el afiliado. Con ese sistema se les corta el poder al SOMU de extorsionar a las empresas a subir gente que muchas veces no la quieren”, concluyó.