27/09/2019
Repercusiones de la reunión entre Etchevehere y Núñez Feijóo

Las declaraciones del Presidente de la Xunta de Galicia, que hasta ahora no han sido desmentidas, sobre una promesa de acuerdo de baja de aranceles para la importación de barcos nuevos, generó un cimbronazo en la industria naval. Esperan reunión con el Ministro de Agroindustria.

Revista Puerto - Industria Naval

Luego de la reunión que mantuvieran el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, con el ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere y el Subsecretario de Pesca, Juan Bosch, trascendieron declaraciones del mandatario gallego en un medio español. Reflejaba su beneplácito por encontrar respuesta a las inquietudes que tenía sobre Argentina. Respecto de la renovación de flota, informó que se habló de un acuerdo de baja de aranceles que les permitiría a los astilleros de Vigo ser más competitivos; garantizándole la participación en la construcción de barcos mayores de 30 metros. La noticia, que no ha sido desmentida por ninguno de los participantes, generó gran estupor entre los industriales y obreros navales argentinos.

La Federación de la Industria Naval (FINA) apuró una reunión para tratar el tema y decidir si se manifestaban a través de un comunicado. Pero finalmente decidieron mantenerse en silencio hasta ser recibidos por el ministro Etchevehere, lo que se concretaría en los próximos días.

Desde el entorno de la Secretaría de Industria, cartera que debe decidir si activa o no el decreto de rebaja de aranceles, por el momento no habría acciones. Los industriales quieren que el ministro Etchevehere lo confirme.

Miembros de la FINA consultados manifestaron preocupación por el efecto que la baja de aranceles podría generar en la reactivación de los astilleros nacionales. Hace menos de un mes, se escuchó a Domingo Contessi decir en la botadura número 131 de su empresa: “Hoy podemos decir que comenzó la renovación de la flota pesquera”.

El temor radica en que, ante ventajas comparativas de los astilleros gallegos, se pongan en riesgo la realización de nuevos contratos para la construcción de buques y las inversiones que algunos industriales están realizando para atender la demanda del sector pesquero, con la consecuente reducción o detención del crecimiento del empleo.

Desde el sector obrero también han manifestado su preocupación y rechazo a una posible rebaja de aranceles. “Lo que se pone sobre la mesa es la entrega de soberanía, del recurso, en el caso nuestro, el más valioso que tenemos, que es la carga horaria de los compañeros, la única chance de parar la máquina de pobreza”, dijo Walter Castro, secretario General del Sindicato de la Actividad Naval (SANaM).

Consideró el dirigente un despropósito que “el mismo Estado que otorga planes sociales sea el que promueva la pérdida constante de fuentes de trabajo” y en ese sentido recordó que “las últimas barcazas de YPF que se hicieron en Domecq García no las hicieron extraterrestres, sino obreros navales argentinos. Antes, los barcos de Alpesca en Sanín, a orillas del Riachuelo”.

La mención que hace el dirigente respecto de las barcazas no es casual; existe la posibilidad de que, a partir de una reciente licitación de YPF para el transporte fluvial, la empresa ganadora pudiera construir las embarcaciones en Paraguay.

El SAOSINRA, el sindicato que reúne a la mayoría de obreros navales del país, aún no ha emitido comunicado alguno sobre la posible baja de aranceles pero sí lo hizo respecto de la licitación de YPF, indicando que la industria nacional está en condiciones de hacerse cargo de la construcción de las barcazas. En consecuencia solicitaron que el Estado “arbitre todas las medidas a fin de garantizar que las unidades se realicen en la industria naval argentina”.

“Basta de generar desocupación en nuestra industria propiciando que trabajos que podemos hacer en el país, se lleven afuera generando empleo y producción en otros países, mientras en nuestra Nación los indicadores de desocupación son más que alarmantes”, indicó el secretario general de este gremio, Juan Speroni.

Tanto el supuesto acuerdo de baja de aranceles para la importación de buques como las barcazas de YPF formarán parte de los temas que abordará pronto la industria naval nacional con el Ministro de Agroindustria, si finalmente el encuentro se concreta.