02/09/2019
Un representante del CFP que se opone a las recomendaciones biológicas

Macri designó en el CFP a Sebastián Agliano, gerente de la Asociación de Costeros. Su sector está pidiendo la intervención del Consejo en las decisiones adoptadas sobre el manejo de condrictios y variado costero. No quieren observadores y acumulan cientos de infracciones cajoneadas por Bosch desde hace tres años.

Revista Puerto - Sebastian Agliano y Juan Bosch

Agliano (izquierda) y Bosch (derecha) de recorrida por el puerto marplatense.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

Sebastián Agliano representa a la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera de Mar del Plata. Ocupa ese cargo desde abril de 2017. Este estrato de flota de 15 a 27 metros se caracteriza por la captura del variado costero, anchoíta, magrú, abadejo y merluza hubbsi en sus embarcaciones más grandes, y en los últimos años también ha incursionado en el langostino.

Otra de las características de esta flota es la resistencia al control y a las recomendaciones científicas. Históricamente se oponen a las medidas de manejo que sugiere el INIDEP y otras directamente las ignoran con la anuencia de las autoridades. Durante años los biólogos a cargo del Programa Variado Costero han intentado infructuosamente establecer un sistema de monitoreo de las capturas por medio de observadores a bordo, aunque sin éxito.

Se debió diseñar un sistema de monitoreo satelital para estimar la presión pesquera de la flota ante la falta de campañas y la imposibilidad de embarcar observadores por la férrea resistencia de esos armadores.  En 2018 con este sistema se pudo tener mayor precisión para determinar la subdeclaración y la diferencia encontrada entre los partes de pesca y la información de los observadores fue del 42%.

Este sector también se opone a las medidas restrictivas que impulsó el mundo en la explotación de condrictios (rayas y tiburones). Se trata de especies clave en el equilibrio de los océanos y nuestro país se ha comprometido a preservarlas. Es tan importante que el Estado Argentino ha creado grupos de trabajo especiales para su manejo en el campo de la biología.

Dichos grupos determinan la captura máxima y las medidas de manejo en Argentina y en la Zona Común de Pesca junto a investigadores uruguayos; pero desde la Asociación de Costeros los ven como una amenaza a sus intereses y se han manifestado históricamente en contra de las medidas restrictivas, buscando por todos los medios evadir el límite impuesto.

Una de las formas que el sector encontró para poder pescar más de lo permitido fue subdeclarar. Ello quedó evidenciado en los primeros meses de la gestión de Cambiemos, cuando los nuevos funcionarios salieron a mostrar que eran distintos y controlaron a la flota costera marplatense. Pero poco duró la escoba nueva.

En un mes labraron más de 150 infracciones y parecía que estaban dispuestos a poner en caja a los sectores más desordenados de la pesca, pero fue solo una ilusión. Tras realizarse una reunión en el INIDEP para discutir este tema y las restricciones a las capturas de rayas,

el entonces director de Pesca, Juan Bosch, decidió guardar las infracciones y no ejecutarlas.

Al poco tiempo Bosch fue nombrado Subsecretario de Pesca y el gerente de la Asociación le brindó su apoyo.  En una ida y vuelta de favores se llegó a 2019 y Sebastián Agliano fue designado como representante del Poder Ejecutivo en el Consejo Federal Pesquero. Viene a reemplazar a Ricardo Patterson.

La llegada de Agliano al CFP le garantiza un tercer voto en el organismo a Juan Bosch y a su socio político Oscar Fortunato, también representante del Ejecutivo. Por otra parte, al gerente de la Asociación de Costeros el nombramiento le permite acceder a un lugar de decisión sobre la administración de los recursos.

El objetivo de Agliano está puesto en la Comisión Técnica Mixta. Mediante notas a las autoridades del Ministerio de Agroindustria, el líder de los Costeros ya había pedido en el mes de julio que desplazaran a los actuales delegados argentinos en la CTM: “Para la Cámara, tanto Gerpe (Tomás) como Wöhler (Otto) no gozan de la jerarquía suficiente, ni irrogan representación real del sector productivo”.

Desde hace 15 días la Asociación viene presentando notas en el Consejo Federal Pesquero solicitando su inmediata intervención en las decisiones adoptadas por esta Comisión. Piden que se modifiquen los límites de capturas impuestos sobre el variado costero, los condrictios y la merluza hubbsi.

Con Agliano ocupando una silla en el Consejo es fácil adivinar quién tomará el tema como propio y cuál es el fin último de la nota presentada. Su designación no sorprendió, lo que sorprende es la clase de representantes que sigue eligiendo el Presidente Mauricio Macri en el ámbito de la pesca. Tras mantener al cuestionado Oscar Fortunato, ahora ha sumado al dirigente de un sector que representa todo lo contrario de lo que nuestro país pregona a través de la Cancillería y la Secretaría de Medio Ambiente ante la ONU.