25/10/2019
El Consejo aumentó la CMP de merluza y se medirá el bycatch fuera de la veda

El Consejo Federal Pesquero decidió aumentar en 10 mil toneladas la captura de merluza para repartir entre 19 barcos. También resolvió evaluar el impacto de la flota langostinera fuera del área de veda de juveniles de merluza. Los barcos deberán despacharse con observador o inspector.

Revista Puerto - BP Ur Ertza y Ponte Coruxo

Ur Ertza y Ponte Coruxo, otros dos barquitos a los que hubo que inventarles unos kilos de merluza.

En el Acta 32 del Consejo Federal Pesquero las noticias más destacadas son la decisión que adoptó el organismo de aumentar la Captura Máxima Permisible de merluza hubbsi, previa consulta al INIDEP, para abastecer a la flota en su demanda de cuota extra. Por otra parte decidieron autorizar el despacho a la pesca de barcos langostineros para operar por fuera del área de veda; todos los buques deben llevar observador a bordo y se considera falta grave el descarte.

Se señala en el acta que el CFP solicitó al INIDEP la opinión sobre si era biológicamente aceptable la captura de 10.000 toneladas de merluza, al margen de la CMP fijada para el año 2019, “con la finalidad de asignar esa cantidad para atender a los problemas sociales que se presentan en las provincias”.

Los Consejeros, sin dar detalles de lo sugerido por el Programa de Merluza, indicaron que “el Instituto respondió en forma afirmativa a la consulta”. No se aclara bajo qué condiciones se considera aceptable esa magnitud de captura ni tampoco el riesgo asociado.

La nota del INIDEP fue acompañada por otra de la Subsecretaría de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires en la que pone de manifiesto que recibieron distintas solicitudes de empresas y gremios pidiendo disponibilidades adicionales de merluza para mantener el trabajo; y alega acompañar la solicitud “por considerar que se trata de una situación social delicada que demanda medidas excepcionales”.

“Las medidas adoptadas por el CFP, y las autoridades nacionales y provinciales destinadas a paliar aquellos efectos negativos, hasta el momento han permitido mantener el equilibrio y el balance de la actividad, en cuanto a sus aspectos económicos y sociales. Este delicado equilibrio se encuentra amenazado con el cese de actividades que se proyecta para los últimos dos meses del año en buques y plantas”, señalaron como justificativo a la decisión de ampliar en 10 mil toneladas la Captura Máxima; y las distribuyeron entre 19 barcos.

Los buques más beneficiados fueron el congelador Ponte de Rande, de la firma Solimeno y el congelador Don Pedro de la firma Moscuzza, que acapararon el 30% del cupo distribuido.

En la misma reunión los Consejeros recibieron los informes del INIDEP de bycatch de merluza en la pesquería de langostino. Si bien tampoco se dieron detalles, se informó  que a partir de la información recibida y a fin de conocer el impacto de la flota sobre la captura incidental de merluza fuera del área de veda de juveniles, se decidió solicitar al INIDEP un informe al respecto.

Se pidió por unanimidad al Instituto que informe la distribución espacial de la operatoria de la flota langostinera durante los últimos cinco años fuera del Área de Veda de Juveniles de Merluza –AVJM–, y que dé una recomendación de medidas de manejo fuera de dicha área.

En consecuencia indicaron que los buques que sean despachados desde ayer y hasta tanto se reciba la información requerida al INIDEP, deberán contar con observador a bordo o inspector para ser despachados y que se considerará falta grave la ausencia del desembarque de la fauna acompañante de la especie objetivo.