01/10/2019
Inician desguace del pesquero Codepeca I

Está varado en el muelle Storni de Madryn desde 2014. Pertenece a la empresa Azulata del Grupo San Isidro. Es sacado de línea de marea para ser cortado en seco. Destacan compromiso ambiental para remediar la costa en zona de varamientos.

  • Revista Puerto - Desguace del BP Codepeca I - 02
  • Revista Puerto - Desguace del BP Codepeca I - 05
  • Revista Puerto - Desguace del BP Codepeca I - 04
  • Revista Puerto - Desguace del BP Codepeca I - 03
Por Nelson Saldivia

El 7 de abril de 2014 se produjo una fuerte sudestada que afectó a la flota pesquera que permanecía amarrada en el muelle Almirante Storni de Puerto Madryn. Aquel meteoro hizo cortar amarras, dejar al garete y terminar encallados en la costa a los buques Cabo San Sebastián, Cabo Dos Bahías, Cabo Buena Esperanza, Promarsa II, Cabo San Juan y Cabo Buen Tiempo; que pertenecían a la ex Alpesca, los dos últimos recuperados por la empresa Baldino. En aquella tormenta también quedó varado el pesquero Codepeca I de la ex Harengus, el cual había sido adquirido por Azulata SA, una empresa del Grupo San Isidro.

La propietaria del Codepeca I, un congelador tangonero de 37 metros de eslora, presentó un plan de remoción, retiro y remediación del lugar de varamiento ante la Administración Portuaria y la Prefectura Naval. Ese esquema de trabajo ya está en marcha y se busca sacar al pesquero, declarado irrecuperable, de la línea de mareas para posteriormente iniciar el corte del casco para su remoción total del lugar.

Plan en marcha

Desde el Grupo San Isidro precisaron que la empresa La Argentina SRL es la encargada de los trabajos. El plan de desguace consta de seis etapas, en esta primera fase fue remover una vieja barcaza y restos de barcos en la playa para poder posicionar el buque a desguazar. Esa etapa está casi terminada y se avanzó en la etapa de desguazar toda la cubierta superior del buque para alivianarlo y así poder correrlo lejos de la línea de marea aprovechando para ello la marea extraordinaria de estos días.

El plan de desguace fue aprobado por la Prefectura Naval Argentina, que está encargada de fiscalizar junto con el Ingeniero Naval Walter Granja, director de obra y personal técnico de la empresa todas las etapas del plan, siendo el plazo estimado de 60 días, dependiendo de condiciones climáticas y mareas. Según se informó, también se contrató a la empresa Hero Vial de Buenos Aires que trasladó una máquina cortadora de chapa especial para este tipo de tareas. Además, a la empresa Lanchas del Sur se le contrató el servicio de barrera de contención anti derrames. Una vez finalizada la tarea del desguace, el compromiso es dejar la playa limpia y libre de rezagos.

Cuidado del medioambiente

Por su parte, el gerente general del grupo San Isidro, Damián Santos, subrayó “la predisposición que siempre ha tenido la Administración Portuaria de Puerto Madryn a través de su titular Osvaldo Sala, con quien hemos trabajado mancomunadamente para avanzar y poner en marcha este plan de remoción del buque que pertenece a una de las empresas del grupo”.

“Desde que se produjo el varamiento siempre hemos tenido decidido que no lo íbamos a dejar ahí. Puerto Madryn es el lugar donde vivimos y todos debemos aportar por el cuidado del golfo. La empresa asumió el compromiso de sacar ese barco y con la APPM hemos podido trabajar muy bien, lo cual debemos destacar”, dijo Santos indicando que en dos meses prevé estar concluida la remoción del buque de 37 metros de eslora.

El objetivo es liberar la playa

En tanto, cabe recordar que la Administración Portuaria puso en marcha un plan de remoción y desguace de los barcos sobre las 16 estructuras que estaban al norte y sur del muelle. El año pasado se concretó la limpieza completa de la zona norte con el desguace de los barcos Anita, Pancho Ramírez y los restos de una plataforma.

Hace quince días comenzaron los trabajos sobre el buque pesquero Codepeca I que pertenece a la empresa Azulata SA del Grupo San Isidro, cuya embarcación sufrió los efectos del temporal de abril de 2014. El titular de la APPM, Osvaldo Sala, destacó el “compromiso ambiental y responsabilidad social de la empresa San Isidro”, que a diferencia de otras que también tienen barcos varados, presentó un plan de remediación para el retiro del pesquero de la costa.

“La empresa local La Argentina que tuvo a su cargo el desguace de los barcos al norte del muelle, fue contratada por la empresa San Isidro que es la propietaria del barco Codepeca I, lo cual permite avanzar en este proceso que hemos encarado de ir liberando la playa de los barcos varados que ha sido un objetivo inicial desde nuestra gestión”, significó.

Otras empresas interesadas

Por otra parte, Sala reveló que hay otras empresas interesadas en participar de la remoción de estos cascos de embarcaciones, algunos fuera de línea de marea y otros que están merced a las mareas o semihundidos, lo que representa mayor complejidad para su retiro. “Aprovechando que estaba en la reunión del Consejo Portuario Argentino en Buenos Aires, me entreviste con un grupo de empresas que hacen el desguace de barcos en Mar del Plata, y trabajan con Altos Hornos de San Nicolás, y me expresaron su interés en venir a ver los costos de realizar algún desguace”, explicó. “La condición que plantea la APPM es que, si vienen, tienen que tomar mano de obra local para los trabajos”, clarificó el administrador portuario al tiempo de sostener que “el gran objetivo es que los barcos que están liberados y sin judicialización podamos sacarlos y en esa línea vamos a continuar”, añadió.

Experiencia y mano de obra local

Vale mencionar además que la empresa que se encarga del desguace del Codepeca I es “La Argentina SRL”, que ya ha sumado experiencia en la materia con la remoción exitosa de las embarcaciones que estaban al norte del Storni, y ahora encararon un proyecto de mayor dimensión. “Somos gente de trabajo de acá, que tomamos mano de obra local y aspiramos a seguir trabajando mancomunadamente con el Puerto para ir desguazando otros barcos”, sostuvo Martín Tauber, socio gerente de la firma.

“Nos contrató San Isidro y los trabajos van a buen ritmo. Retiramos una barcaza que estaba en la proa del Codepeca, y con maquinaria se hizo un canal para poder remover el buque con ayuda de las mareas altas y otros equipos para sacarlo de la línea de marea, y de esa manera poder cortarlo cuando esté en seco”, precisó.

Cementerio de barcos

Dos episodios meteorológicos de magnitud en 1991 y 2014 fueron los que provocaron la mayor cantidad de varamientos en la costa de Madryn. De un total de dieciséis estructuras arrumbadas en la arena, ya se removieron completamente los restos de una plataforma de trabajo y los barcos Anita y Pancho Ramírez.

Ahora, en ese proceso de desmantelamiento se encuentra el Codepeca I, y permanecen en situación de varamiento los barcos Conarpesa II, Orel (ruso), Yamana, Guillermo Daniel, Kami, Santa Clara, Cabo Buena Esperanza, Cabo Dos Bahías, Promarsa II, María Dolores, Joseph Duhamel y Cabo San Sebastián.