05/11/2019
Datos oficiales de capturas y ventas

Se publicó el informe de coyuntura del mes de septiembre de la Subsecretaría de Pesca. Muestra una leve alza en las capturas que podría estar sesgada por la subdeclaración. Las exportaciones acumuladas al 31 agosto exhiben una caída, sobre todo en dólares, con una baja del 10%.

Revista Puerto - Pesca de merluza - 02
Por Karina Fernández Fotos de archivo

El informe de coyuntura de la Subsecretaría de Pesca brinda un detalle de los desembarques de las principales especies. Si bien en el número final no hubo un aumento significativo, en lo que respecta a la merluza el crecimiento fue casi del 30%, mientras que las capturas de langostino cayeron casi un 20% con relación a igual período del año pasado. En las exportaciones se observa una baja tanto en el volumen como en las divisas, siendo más marcada esta última por efecto de la baja de los precios promedio. El calamar sigue exportándose casi en un 92% sin procesar, incumpliendo los compromisos de procesamiento y atentando contra el trabajo en tierra.

Según los datos oficiales las capturas en el mes de septiembre aumentaron solo un 0,5% con 605.257 toneladas. Siendo la merluza hubbsi la que más ha crecido en los desembarques, se llevan capturadas 237.121 toneladas, un 28% más que en 2018; pero esta cifra podría ser mayor como consecuencia de la subdeclaración en el puerto de Mar del Plata. Las capturas de calamar muestran una baja del 11% respecto del año anterior, llegando a las 96.018 toneladas; y el langostino cayó un 18% alcanzando 161.532 toneladas.

La corvina rubia aumentó un 25,5% los desembarques con 25.167 toneladas; la caballa, que está en una temporada similar a la de 2017, lleva descargadas 2.385 toneladas que implican un crecimiento del 2084% respecto del 2018 cuando no hubo prácticamente capturas. La centolla aumentó en un 11% las capturas llegando a 1.543 toneladas y la merluza negra creció en un 25% con una captura de 2.321 toneladas.

Según la estadística oficial la captura de rayas habría caído un 37%; sin embargo esta reducción sería relativa dado que la envuelven las mismas denuncias de subdeclaración que a la merluza común. También figura con una importante caída la captura de abadejo, una especie que está protegida: según muestra el informe existiría una reducción del 50% en las capturas, con 1.646 toneladas declaradas.

En la distribución por puerto de las capturas, se mantiene Mar del Plata como el principal puerto del país con descargas por 259.553 toneladas, apenas 14.000 toneladas más que el año pasado y manteniéndose por debajo de los resultados de 2017. En el caso de Puerto Madryn las 104.464 toneladas registradas marcan su tercer año de crecimiento sostenido, aunque la variación frente a 2018 no llega a mil toneladas.

Puerto Deseado, en cambio, cayó en los desembarques, siendo el peor de los últimos tres años con 62.211 toneladas. Rawson disminuyó en 8.000 toneladas los desembarques del año pasado, registrando 42.673 toneladas; y Camarones cayó en casi 10.000 toneladas, con descargas por 12.871 toneladas. Comodoro en cambio se mantuvo estable (22.064 toneladas) al igual que San Antonio Oeste (7.134 toneladas), en tanto Ushuaia tuvo un leve crecimiento y Caleta Paula tuvo el mejor de los últimos tres años con 22.675 toneladas.

Caen las exportaciones

El aumento en los desembarques no implicó un crecimiento en las ventas; en volumen la caída es insignificante, apenas del 0,3%, pero en dólares lo recaudado cayó 8 puntos. En total se exportaron 324.809 toneladas por 1.234.892.000 dólares.

La merluza hubbsi fue una de las especies que menos sufrió el impacto; se vendieron hasta el 31 de agosto 70.724 toneladas por 181.119.000 dólares, lo que implica un aumento en volumen de ventas del 30% y del 26% en divisas, como consecuencia de una caída del precio del 3%.

En cuanto al langostino, se refleja una caída en las ventas del 8,5% en toneladas y del 13% en dólares por una caída del precio del 4,6%; pero al discriminar por tipo de producto se observa una caída del precio de casi el 10% en el langostino entero, mientras que las colas aumentaron un 3,3%. En total se vendieron 92.948 toneladas por 616.796.000 dólares.

En el calamar la caída del precio fue del 3% y ello se tradujo en una caída del 12,6% en dólares pero del 9,7% en toneladas. En total se exportaron 82.680 toneladas por 205.032.000 dólares. Del total vendido el 91,5% se exportó entero, incumpliendo los compromisos de procesamiento en tierra.

Las ventas de merluza de cola cayeron en el orden del 33%; se exportaron 3.932 toneladas por 9.883.000 dólares. La merluza negra, en cambio, aumentó en volumen de ventas un 16% pero en dólares cayó un 9,8% como consecuencia de una caída del precio del 22%; se vendieron 2.234 toneladas por 42.244.000 dólares. De centolla se vendieron 1.337 toneladas por 22.667.000 dólares, cifras que implican un 20% de crecimiento en volumen y un 12% en dólares por la caída del precio en un 7%.

En agosto el destino de los productos pesqueros estuvo liderado por España, al que lo siguieron China e Italia. Pero en el acumulado del año es China el país que se queda con el primer lugar, tanto en volumen como en divisas, con 77.636 toneladas por 273.765.000 dólares. La sigue España con 53.329 toneladas por 265.012.000 dólares y Estados Unidos con 13.925 toneladas por 98.771.000 dólares. En el cuarto lugar se encuentra Brasil, que con un mayor volumen (21.232 toneladas) reportó un ingreso de divisas por 63.462.000 dólares. En el quinto lugar, con un monto similar pero con un volumen de 12.354 toneladas, se encuentra Italia.