28/11/2019
Denuncian a la intervención del INIDEP por pago de sobreprecios a Tandanor

La presentaron de forma anónima en la Fiscalía Federal de Mar del Plata. Las cajas con documentación buscan demostrar una supuesta apropiación de 13 millones de pesos en la refacción del buque de investigación Holmberg. Denuncian sobreprecios, ocultamiento de ilícito y pagos irregulares.

Revista Puerto - Guillermo Bernaudo Marcelo Lobbosco y Alejandro Latte

Guillermo Bernaudo, Marcelo Lobbosco y Alejandro Latte el día de la asunción del Interventor del INIDEP.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

La denuncia a la que tuvo acceso REVISTA PUERTO señala al interventor del INIDEP, Marcelo Lobbosco, al director de Buques del Instituto, Gustavo Feduzzi y al exdirector de Buques y asesor del Ministerio de Agroindustria, Alejandro Latte, como responsables de celebrar un convenio con el astillero Tandanor, para la reparación del buque de investigación Eduardo Holmberg, con un sobreprecio de alrededor de 13 millones de pesos. También denuncian un posterior ocultamiento del ilícito; realización de pagos sobre trabajos no verificados y realización irregular de pagos adicionales sin autorización que sumarían otros 10 millones a los 52 millones del convenio original.

El o los denunciantes dejaron en la Fiscalía Federal de Mar del Plata cajas con documentación sobre el proceso de licitación para la reparación y mantenimiento del BIP Holmberg que comenzó en mayo de 2018 y tuvo dos tipos de licitación, primero una abierta y luego una contratación directa con Tandanor, con la que finalmente se hicieron los arreglos.

En la licitación abierta de mayo de 2018, Tandanor había presupuestado por una serie de trabajos en el Holmberg 9.847.607 pesos. En ese momento el INIDEP adujo no contar con presupuesto y se dio de baja la licitación. Ocho meses después y luego de que se produjera la intervención del INIDEP, se volvió a licitar; pero esta vez se hizo por adjudicación directa a este mismo astillero, por ser una empresa de participación estatal.

El presupuesto que presentó Tandanor en enero de 2019 fue de 22.354.009 pesos, para realizar los mismos trabajos que en la licitación de mayo de 2018. El INIDEP contrató el servicio sin validación de precios a pesar del aumento del 120% que había sufrido el presupuesto. A la vez se agregaron reparaciones que llevaron el monto a 52.461.900 pesos.

Las tareas extras que habían sido presupuestadas por 30.107.891 pesos también estarían viciadas por sobreprecios, según indica la denuncia, en la que se cita como ejemplo el valor presupuestado para el reemplazo “de una mampara, de dos mesadas de acero inoxidable y un mueble para guardar la vajilla, y el reemplazo de 3 bancos, 3 mesas y 8 sillas se aprobó el pago de una suma de 2.290.000 pesos”.

Los denunciantes presentaron documentación sobre el posible pago de sobreprecios y también sobre las diferencias entre las sumas pagadas y los trabajos realizados. Al sumar los valores de cada ítem descubrieron que la suma no correspondía con el total declarado y por el que se habían realizado pagos.

“Al analizar el convenio firmado por el Sr. Interventor del INIDEP Marcelo Lobbosco y el Sr. Jorge Arosa, presidente del Directorio de Tandanor, surge a la vista que el monto total establecido en el mismo, no se corresponde con la suma algébrica de los diferentes 122 ítems de mantenimiento y reparaciones, arrojando una diferencia en más de 13.758.277 pesos. Esto implica que el INIDEP se vio perjudicado por aceptar en la licitación un importe total superior al correspondiente a la suma de los trabajos”, se indica en la denuncia.

Para abril de 2019 el INIDEP ya se le había pagado en forma de adelanto a Tandanor 15.738.570 pesos. Para esa misma fecha, el director de Buques, Alejandro Latte, fue apartado del cargo, aunque según afirman los denunciantes sigue cobrando hasta el presente un sueldo del INIDEP. Lo reemplazó Gustavo Feduzzi, que hasta entonces ejercía como gerente de la Capitanía de Armamento. Los denunciantes asocian la partida de Latte con el pago del adelanto y el descubrimiento de un “error” en el presupuesto.

Pero para los denunciantes el error no fue involuntario. A su entender podrían haberlo subsanado anulando el contrato, pero dicen que, por el contrario, “las posteriores acciones de ocultamiento tendientes a que no se perciba la diferencia entre las actividades de mantenimiento presupuestadas y el monto total pactado, demuestran que no se trató de un error”.

El intento de ocultamiento del supuesto ilícito queda evidenciado para los denunciantes, “a través de la confección de una adenda falsa, incorporando una serie de ítems inventados con el objetivo de que la suma total de los trabajos representante exactamente el monto acordado en el convenio original (52.461.900 pesos) pasando de 122 ítems de mantenimiento a 195, exactamente por el mismo valor”, indican los denunciantes.

Aseguran que esta maniobra se realizó para ocultar los vicios del convenio original, siendo que resultaría imposible agregar 68 ítems y mantener el mismo valor inicial, “coincidiendo hasta en los decimales”. En este accionar deslindan responsabilidades sobre Tandanor, dado que no se habría firmado la adenda o modificación entre ambas partes. Sin embargo, aseguran, la Intervención del INIDEP hizo uso de la lista de trabajos modificada para liquidar los pagos.

Por otra parte, señalan que en la certificación de los trabajos realizados y el avance de las obras solo figura la firma de Feduzzi, cuando debió ser llevada a cabo por la Comisión de Recepción, lo que a su entender se traduce en una nueva prueba del intento de ocultamiento, dado que no existirían algunas de las reparaciones supuestamente realizadas.

Lo mismo habría ocurrido con la certificación de los trabajos adicionales y la recepción de los trabajos finales, que luego habrían sido ratificadas por el interventor Marcelo Lobbosco; asegurando los denunciantes que esto ha quedado acreditado con la documentación presentada ante la Fiscalía.

Llega el Holmberg al INIDEP

Para agosto de 2019 ya se había liquidado a Tandanor la suma de 20.738.569 pesos y el barco llegó al INIDEP con, supuestamente, todas las reparaciones realizadas. Pero por problemas en la línea de eje de la hélice, según confirmó en su momento Marcelo Lobbosco, el barco debió volver a reparaciones. Se suspendieron dos importantes campañas, una de ellas la de merluza hubbsi; y recién un mes más tarde el barco estuvo en condiciones de zarpar.

Esto constituye para los denunciantes otra prueba de las irregularidades denunciadas. Como corolario agregan a la denuncia supuestos pagos irregulares. Además de los más de 52 millones del convenio original y de los más de 8 millones pagados por trabajos adicionales, se habrían abonado otros adicionales de manera irregular, sin firma de ambas partes, por casi 3 millones de pesos.

Para el 1 de octubre ya se habrían liquidado a Tandanor 29.046.377 pesos, casi el 60% del contrato original. La denuncia está en manos de la justicia, habiendo sido dirigida al fiscal de turno en la Fiscalía Federal de Mar del Plata.