08/11/2019
El bycatch de merluza fuera del área de veda fue del 166 por ciento

El Consejo Federal Pesquero hace 15 días alentó la continuidad de la temporada de langostino fuera de la veda de merluza argumentando que medirían el impacto de la flota langostinera pero lo hicieron a sabiendas de las magras capturas que reportaba la flota. Ayer prohibieron el despacho a la pesca.

Revista Puerto - bycatch de merluza
Por Karina Fernández

Una irresponsable decisión del Consejo Federal Pesquero adoptada hace 15 días promovía la continuidad de la temporada de langostino fuera del área de veda. Ayer debieron dar marcha atrás y prohibir, desde hoy, el despacho a la pesca de barcos langostineros y ordenar el cierre total del área para la pesca de esta especie. Los resultados arrojados por los informes de los observadores fueron irrebatibles, el bycatch de merluza alcanzó el 166% y además se estaba afectando el proceso reproductivo del langostino al capturarse hembras impregnadas.

El 24 de octubre el Consejo Federal Pesquero aprobó la propuesta del Ejecutivo nacional que promovía el despacho a la pesca de barco langostineros para que operaran fuera del área de veda de juveniles de merluza, diciendo que se pretendía evaluar el impacto de la flota sobre esa especie. La decisión se tomó sin consulta previa al INIDEP y teniendo el organismo en su poder datos que reportaban magras capturas de langostino y un elevado índice de bycatch, dado que parte de la flota ya se encontraba en el sector norte de la veda (ver El Consejo aumentó la CMP de merluza y se medirá el bycatch fuera de la veda).

En ese sector se estaba arrastrando todo el día para conseguir como máximo cuatro toneladas de langostino (ver Arrastrar todo el día para sacar cuatro toneladas de langostino) y era esperable que el nivel de bycatch fuera elevado. Los representantes de Chubut y Río Negro se oponían pero terminaron aceptando bajo la condición de que, una vez que los barcos volvieran de la zona, solo pudieran ser despachados con observador o inspector a bordo, como así también aquellos que quisieran salir a partir de ese momento. Así consiguieron seguir adelante con la irresponsable iniciativa.

Como era de esperarse los niveles de bycatch fueron elevados pero nadie pudo imaginar hasta qué punto: “Desde el 26 de octubre al 3 de noviembre la relación promedio merluza/langostino ha ascendido a los 1,66”, informó el INIDEP mediante una nota al Consejo Federal Pesquero. Recién entonces, cuando ya habían trascurrido quince días, reaccionaron los consejeros y por recomendación de los biólogos prohibieron el despacho a la pesca de langostino.

Si como se prevé en un manejo responsable de los recursos, el Consejo hubiera solicitado la opinión técnica del INIDEP antes de tomar una resolución de este tipo, se hubieran enterado

sobre el impacto que la flota genera al borde de la veda no solo sobre la merluza, que en esta época del año se encuentra en proceso reproductivo, sino sobre la salud del langostino, como se lo hicieron saber mediante una nota desde el único órgano asesor en materia biológica que tiene este cuerpo colegiado.

“El INIDEP recomienda el cese de operaciones de pesca de langostino hasta inicios del mes de marzo, fuera del AVJM (Area de veda de juveniles de merluza), medida que además tiene como objetivo la protección del proceso reproductivo del langostino que presenta un alto porcentaje de hembras impregnadas”, se puede leer en el Acta 33 recientemente publicada.

Recién ahora, y con toda la información recibida, decidieron por unanimidad “disponer la suspensión provisoria de la pesquería de langostino en las aguas de jurisdicción nacional (con suspensión del despacho a la pesca y cese de las operaciones de captura dirigidas a la especie) a partir de las 8:00 del día 8 de noviembre del año en curso”.

Acto seguido convocaron a la Comisión de Seguimiento de Langostino para el día 20 de noviembre. Sería importante que se comience a hablar seriamente de la realización de un plan de manejo tanto para el langostino como para la merluza. Esta gestión no lo hizo, quizás pueda lograrse en una próxima.