01/11/2019
Inspeccionaron condiciones laborales en pesquera de Rawson

El procedimiento tuvo lugar en la planta de procesamiento de la empresa Maku S.A. Desde el STIA advierten por presuntas irregularidades y tomó intervención la Secretaría de Trabajo. Detectaron 178 empleados, pero no todos estarían registrados.

Revista Puerto - Planta de Maku en Rawson - 02
Por Nelson Saldivia

Las quejas, reclamos y alertas por presuntas condiciones laborales irregulares en la planta pesquera de Quintana 540 de Rawson, han sido recurrentes a lo largo del tiempo por parte de trabajadores.

Esta semana, se llevó a cabo una inspección por parte de la Secretaría de Trabajo de Chubut a instancias de una presentación realizada ante el organismo por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación.

Refirieron que el objetivo de la inspección fue tomar conocimiento y dejar constancia de la cantidad de trabajadores que están prestando servicios en el establecimiento, y a efectos constatar cuál es la razón social que realiza los contratos de trabajo. El relevamiento constató la presencia de 178 empleados, pero no todos estarían debidamente registrados.

Otro de los objetivos de la inspección llevada a cabo por la Secretaría de Trabajo de Rawson, por pedido del STIA, fue controlar que a los trabajadores se les esté pagando en tiempo y forma, y también que la empresa fasonera esté haciendo todos los aportes de cargas sociales, tales como obra social, aportes jubilatorios y ART, como lo establece la Ley de Contrato de Trabajo.

Con todo, el sindicato buscará, a partir del listado de personas trabajando en el establecimiento, que los trabajadores sean contratados de manera regular, bajo relación de dependencia con la empresa Maku S.A. o Fyrsa, que responden a los mismos propietarios.

El referente local del Sindicato de la Alimentación, Fabián Molina, precisó que “lo que se realizó fue una inspección con relevamiento de personal sobre la gente que está trabajando en ese establecimiento. La razón social que aparece en los recibos de sueldos es Maku S.A.”.

Entre las demandas planteadas por el gremio, se alega que “se les está debiendo parte del aguinaldo, además no se están pagando los aportes patronales, ni obra social, ni seguro, por lo tanto, le pedimos a la Secretaría de Trabajo que tome las medidas correspondientes”, detalló.

Molina sostuvo que la situación registral de los trabajadores no es de todos por igual, ya que “algunos están dados de baja, pero siguen trabajando. Hay que analizar la situación de cada uno, por eso, pedimos este relevamiento y se detectaron 178 empleados que desarrollan labores en esta planta de procesamiento”, indicó el dirigente sindical capitalino.

Por otro lado, admitió que en ese establecimiento han sido recurrentes los reclamos de los trabajadores, “es verdad, hemos tenido varios inconvenientes con esta empresa, pero también con otras que son fasoneras”.

Asimismo, Molina reveló que de los 178 obreros relevamos en la pesquera “hay personal efectivo, personal eventual, otros dados de alta, pero que no tienen ningún aporte realizado, es decir, es como si estuvieran en negro porque no pueden acceder a las asignaciones familiares, ni obra social porque no están hechos los aportes”, abundó en detalles.

“Concretamente, en la representación realizada ante la Secretaría de Trabajo de Chubut, pedimos que se actué sobre las empresas Fyrsa y Maku S.A., que son las responsables primarias para que muestren los aportes patronales, y a su vez también estamos ampliando la denuncia, y vamos a solicitar que se indique para quién fasonean; y de esa manera que se determine si Newsan tiene también algún tipo de responsabilidad, porque los problemas se detectan en estas plantas que hacen fasón para ellos. Los casos se reiteran en Rawson, Madryn y también en Comodoro”, sostuvo el delegado capitalino del STIA sobre los alcances de la presentación formulada ante la cartera laboral provincial que derivó en el procedimiento de inspección.

Sobre el inicio de la zafra de langostino con la flota amarilla, Fabián Molina reconoció que “hay expectativas que arranque bien la temporada para proveer de materia prima a las plantas. Hay mucha gente que está parada y es porque cuando no hay langostino, no salen a pescar merluza; y este es otro tema que debiera ponerse en discusión sobre el rol de estado”, planteó.

“He escuchado que a principio de este año se hablaba de que se iba a trabajar con merluza en las plantas, pero la realidad es que solo hicieron merluza las mismas empresas que lo vienen haciendo desde hace años. Una en Madryn, una en Rawson, y algunas en Comodoro. Es decir, no hubo más empresas trabajando sobre ese otro recurso, y no es que no tengan personal especializado en merluza, eso es mentira”, dice Molina. “Acá el Estado debiera exigir que cuando no hay langostino en temporada baja se haga más merluza y así sostener los puestos de trabajo y no quedar atados solo a la temporada de langostino”, sugirió al cuestionar lo que considera falta de presencia del Estado en las regulaciones.