07/11/2019
La anchoíta comienza a despabilarse en Mar del Plata

Más de una docena de buques fresqueros la capturan al sur de El Rincón y completan bodega en dos días de pesca. Buen tamaño y reactivación en saladeros.

Revista Puerto - Anchoita - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La aparición de engraulis de buen tamaño y en concentraciones abundantes en una zona cercana al puerto marplatense despabiló al sector del salado a partir de buenas capturas de más de una docena de buques fresqueros y costeros que operan desde hace más de una semana sobre el recurso.

Ayer a la mañana uno de los barcos que entró a puerto fue el Salvador R pero hay otros que armaron con redes para especies pelágicas. En la lista aparecen Rocío del Mar, Canal de Beagle, Nono Pascual, Padre Pio, Tesón, Rafaela, Marbella y Piedrabuena, entre otros.

“Es buen pescado, 38/40 piezas por kilo. Completamos en dos días de pesca”, resumió Pipo Ramaci ante la consulta de REVISTA PUERTO. La zona de pesca se ubica en el área del 41º20′ S y 62º30’O, al sur de El Rincón frente a la desembocadura del Río Negro.

“En una vuelta de ir a magrú tocamos un poco de anchoíta y ahora ya fuimos a buscarla como especie objetivo”, dijo el armador.

Todavía las capturas no son regulares puesto que hay algunos barcos que traen recurso de mejor tamaño incluso, 28/30 por kilo y otros por arriba de 43. Los precios en consecuencia varían pero las empresas pagan entre $ 33 y hasta $ 48 por kilo.

Hay unos diez saladeros que comenzaron a tomar personal temporario y las conserveras que reprocesan anchoíta le suman horas al personal efectivo. “En estos momentos serán más de quinientas personas trabajando pero puede incrementarse mucho más si hay continuidad en el acceso a la materia prima”, contó Sebastián Grecco, de Copecas.

Puntualmente la anchoíta que trajo el Salvador R tuvo como destino final la fábrica Marbella en Parque Luro, en la otra punta del puerto local.

Pese a sus reiterados compromisos asumidos ante las autoridades del SOIP para registrar personal, la conservera y el saladero continúan trabajando con obreros bajo el sistema cooperativo.

Hasta el 30 de octubre Mar del Plata peleaba palmo a palmo la posición dominante como receptor de la engraulis con el puerto de Quequén. De las 1.847 toneladas, el puerto local había recibido 951, que se incrementarán en estos próximos días si la flota conserva la regularidad en las capturas.

El año pasado la temporada de anchoíta terminó con 8700 toneladas, de las cuales 6900 se descargaron en Mar del Plata.