25/11/2019
Revelan que Puerto Rawson no tiene plan de gestión ambiental

Lo reconocieron los funcionarios al anunciar que recién ahora harán un “Estudio de Impacto Ambiental” sobre los muelles del puerto capitalino. Posteriormente avanzarán en la elaboración de un plan de gestión. Lo financiarán con el FAP que debían pagar los barcos.

Revista Puerto - Puerto Rawson - 02
Por Nelson Saldivia Fotos de archivo

El crecimiento geométrico de los desembarques pesqueros en el puerto de Rawson de los últimos años de pasar de 15 mil toneladas a más de 75 mil toneladas, demanda la necesidad de implementar un esquema de gestión ambiental. Las autoridades provinciales del área impulsan un estudio de impacto ambiental sobre lo que generan cada uno de los muelles de esa estación marítima; siendo el objetivo, planificar un plan de gestión ambiental, pero ello será recién a mediano y a largo plazo.

Desde el gobierno se informó este fin de semana que el ministro de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de la Provincia, Eduardo Arzani, junto al subsecretario de Regulación y Control, Daniel Micheloud, mantuvieron un encuentro con el Prefecto Principal, Jorge Balestra, para avanzar en la planificación de acciones en conjunto con vistas a la elaboración del Plan de Gestión Ambiental para el Puerto de Rawson.

Precisaron que, concluida la reunión, el titular de la cartera ambiental explicó que “planteamos dos ejes de trabajo, por un lado, iniciar un estudio de Impacto Ambiental para tener un plan de gestión ambiental en el puerto, esto como objetivo de mediano y largo plazo” y por otro lado “en el corto plazo instalar cartelería e insumos para colaborar con Prefectura en la disposición de los residuos que se generan en la terminal”.

Así el funcionario admitía que el puerto capitalino, con una flota que llega a tener más de cien embarcaciones en determinado momento, no tiene en la actualidad un plan de gestión integral de los desechos que allí se generan.

“Acordamos que ambas instituciones pondrán personal técnico a trabajar para evaluar lo que está haciendo falta”, indicó Arzani, en tiempo que agregó que “dentro del estudio de impacto ambiental se pedirá la incorporación de la normativa actual para las operaciones en el puerto desde el punto de vista ambiental que va a servir para interactuar tanto a las fuerzas nacionales como provinciales como los usuarios de la terminal”, dijo el ministro al anunciar su decisión de mejorar las condiciones del puerto y que se dé cumplimiento a las normas y protocolos de manejo de residuos que estarán contenidos en el plan que se diseñe a partir de los resultados que arroje el estudio de impacto ambiental.

En este sentido, el Ministro especificó que “este puerto presenta una complejidad especial, ya que Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn trabajan más con cargas de exportación e importación y este es un puerto pesquero donde hay mayor movimiento de gente, de cargas, e ingreso y egreso de personal”.

Respecto al financiamiento del plan, Arzani adelantó que “los costos que demanden las acciones que se ponen en marcha, surgirán del Fondo Ambiental Pesquero (FAP)” y ratificó que “este plan  nos permitirá por un lado relevar las oportunidades de mejora en infraestructura del puerto y por otro lado, el ordenamiento, administración  y perfeccionamiento de la gestión de Residuos derivados de la actividad como así también la capacitación  y concientización en materia ambiental de todos los actores intervinientes en el proceso”.  Como se recordará, el FAP, según la ley vigente, debe ser recaudado por la cartera ambiental y cobrado a los buques pesqueros en función de los cajones que desembarcan, y posteriormente distribuido a los municipios y una parte queda para la Provincia.

Finalmente, el titular de la cartera ambiental destacó la “excelente voluntad por parte de Prefectura para trabajar en conjunto en el mejoramiento de los estándares para la terminal portuaria de Rawson”. Así se viene a cubrir una necesidad que tiene este puerto y mejorará los aspectos ambientales que ya se cumplen en otros puertos provinciales, y en el de la capital chubutense, era una materia pendiente.