09/12/2019
Chubut aprobó polémica ley de empleo

Las empresas que contraten a ciudadanos nacidos o con residencia de cinco años en Chubut seguirán aportando el 8 por mil a la Secretaría de Trabajo. Mientras que las que contraten personal de otra provincia, deberán aportar el doble, es decir, 16 por mil, por ese empleado.

Revista Puerto - Chubut - Langostino - 01
Por Nelson Saldivia

La Legislatura de Chubut sancionó, en la penúltima sesión del período que ya concluyó, una ley que penaliza con mayor carga impositiva a las empresas que contraten empleados que no estén radicados en la provincia o tengan una residencia inferior a los cinco años.

La norma generó un fuerte rechazo de las diferentes cámaras empresariales por considerar que lejos de proteger el empleo, podría provocar un efecto contrario, y plantean que debieran alentarse medidas que impliquen incentivos fiscales, es decir, reducción impositiva para la contratación de trabajadores chubutenses.

En la vecina provincia de Santa Cruz se ha legislado en esta materia, aunque con prohibiciones más severas, estableciéndose la exigencia de la relación porcentual 70/30 de obreros priorizando los que tengan residencia efectiva en esa jurisdicción, y alcanza para las industrias pesquera, petrolera y minera.

En el caso de la reciente ley aprobada en Chubut no se hacen distingos de rubros, de modo que tiene alcance a la industria pesquera, tanto de planta como para las tripulaciones, la estiba y las actividades conexas a la pesca.

Así de manera sorpresiva, en la última semana antes de que terminara el mandato de la Cámara de Diputados de Chubut se aprobó, con el apoyo pleno de todos sus integrantes, el proyecto de ley de autoría del diputado José María Grazzini (PJ-FPV) mediante el cual se crea el “Registro Provincial de Empleo”, que entre sus propósitos expuestos “busca proteger la contratación de mano de obra de los trabajadores residentes en Chubut”.

De acuerdo a la norma, las empresas que contraten a ciudadanos nacidos o con residencia de 5 años en Chubut seguirán aportando el 8 por mil a la Secretaría de Trabajo, pero las que contraten personal de otra provincia, deberán aportar el doble, es decir, 16 por mil, por ese empleado.

El referido Registro Provincial de Empleo se encargará, entre otras acciones, de registrar a los empleadores y sus dependientes e implementa una tasa a ser afrontada únicamente por quienes contraten mano de obra foránea o con menos de cinco años de residencia en Chubut, de acuerdo a los preceptos de la norma sancionada.

“Esta ley debe ser evaluada dentro del contexto socioeconómico y laboral difícil como el actual, en el que se advierte una gran necesidad de empleo, por lo que se necesita fomentar que los empleadores privados se sientan impulsados a priorizar la contratación de trabajadores chubutenses”, indicó el legislador cuyo mandato termina hoy lunes, cuando se produce la asunción de la nueva composición parlamentaria.

En otro tramo, Grazzini señaló que “esta norma permite enfrentar la crisis de empleo, agudizada durante los últimos años, a partir de que las empresas y todo aquel que incorpore trabajadores, consideren más conveniente registrar mano de obra disponible dentro de la provincia”.

El objetivo es “buscar el bien común de quienes residen en nuestra provincia a partir de favorecer que las empresas contraten a quienes han nacido en Chubut o elegido vivir aquí desde hace muchos años”, expresó Grazzini, y resaltó que “también toma en consideración y beneficia a quienes incorporen a jóvenes que hayan cursado estudios primarios o secundarios en instituciones dependientes del sistema educativo provincial, y que por motivos de capacitación o formación hayan tenido que residir fuera de la provincia en el período previo a su incorporación” al Registro de Empleo.

Con todo, apenas aprobada la ley han sido numerosas las voces críticas que se han pronunciado sobre la misma, principalmente desde cámaras empresariales que rechazan la duplicación de un 100% de la carga impositiva para las empresas que contraten a personal no radicado en Chubut, al tiempo que sostienen que debería impulsarse un concepto justamente contrario al aplicado, es decir, incentivar la contratación de mano de obra local con reducción de tributos y cargas fiscales.

Trascendió, extraoficialmente, que el gobernador Mariano Arcioni, quien este lunes asume su segundo mandato, evaluaba vetar la ley, pero con un dato político que no puede soslayarse: el autor de esta polémica norma es un diputado que pertenecía a la oposición y esta tarde jurará como Ministro de Gobierno de la provincia. Es decir, Arcioni podría vetar una ley aprobada por unanimidad y cuyo autor es alguien a quien acaba de convocar para su nuevo Gabinete.