17/12/2019
Concluyó remoción de otro pesquero de la costa de Madryn

El Codepeca I fue totalmente desmantelado y saneado el lugar donde estaba varado. Ya son cuatro las estructuras removidas en las inmediaciones del muelle Storni en los últimos dos años. Restan doce embarcaciones encalladas en la costa y la intermareal.

Revista Puerto - En Madryn el BP Codepeca I fue reducido a chatarra

Uno menos. El Codepeca I fue reducido a chatarra.

Por Nelson Saldivia

El denominado cementerio de barcos ubicado al sur del muelle Almirante Storni de Puerto Madryn tiene una embarcación encallada menos luego que se concluyeran los trabajos de desguace del excongelador tangonero Codepeca I. Los trabajos fueron ejecutados por la empresa local La Argentina que fue contratada por la firma Azulata, una empresa del Grupo San Isidro, propietaria del barco siniestrado en 2014.

La remoción se inscribe dentro de un plan integral de desguace y remoción de un total de 16 embarcaciones que estaban varadas al norte y sur del muelle Storni. Con la terminación de los trabajos sobre el Codepeca I, que fue primeramente cortado en cubierta, y luego desplazado a zona seca, sacándolo de la línea de marea para completar con su desmantelamiento, suman cuatro las estructuras que la pyme La Argentina, que ocupa mano de obra local, ejecuta en esa zona de varamientos.

Con anterioridad ya habían removido una vieja plataforma de trabajo que quedó desde la época en que se construyó el muelle, como así también dos pesqueros chicos denominados Anita y Pancho Ramírez, que estaban al norte del Storni, sector que ha sido remediado por completo.

En tanto, desde la Administración Portuaria de Puerto Madryn prevén continuar con el esquema de recuperación ambiental del sector con nuevos desguaces, en principio de barcos que no estén interdictos o judicializados, de modo de avanzar progresivamente con ir retirando las estructuras, algunas que por el paso del tiempo presentan evidentes signos de la erosión marina.

Con todo, son doce los barcos que permanecen en situación de varamiento. En línea de marea están el Conarpesa II, que otrora perteneciera a la empresa homónima, y que por pedido de las operadoras de buceo de Puerto Madryn fuera donado para crear un parque submarino, pero por desinteligencias en ese proceso, el Estado provincial en aquel entonces no se hizo cargo de la inversión que representa hacerlo flotar y trasladarlo hasta un punto del golfo para su hundimiento, por lo que el pesquero siguió encallado y las empresas de buceo se desentendieron de la cuestión.

Además, en las inmediaciones se encuentra un barco ruso llamado Orel y viejas estructuras de los pesqueros Yamana, Guillermo Daniel, Kami, Santa Clara, María Dolores y Joseph Duhamel. A los que se sumaron en 2014, tras un fuerte temporal, cuatro buques de Alpesca, tres fresqueros y un congelador: Cabo Buena Esperanza, Cabo Dos Bahías, Promarsa II y Cabo San Sebastián.

El representante de la empresa de desguace La Argentina, Martín Tauber, reveló que analizan realizar trabajos similares de remoción de barcos en el puerto de Rawson, y aguardan decisiones del puerto madrynense para proceder a desmantelar otro de los cascos que yacen en la costa. “Con estos cuatro trabajos que hemos realizado en todo este tiempo, hemos demostrado que una pyme local tiene la capacidad y solvencia técnica para realizar los desguaces y dejar limpia la playa”, manifestó.

Tauber sostuvo que “con la remoción de la plataforma y de los barcos Anita, Pancho Ramírez y Codepeca I, hemos sumado experiencia y capacidad de respuesta”, al tiempo de indicar que continúan con la idea de proseguir con un esquema de remoción en Madryn, aunque depende de la autoridad portuaria local.