11/12/2019
Lo que dice el INIDEP de la merluza y no dice el Consejo Federal Pesquero

En la última acta del año el CFP presentó un resumen del informe de evaluación de merluza hubbsi que carece de datos y arriba a conclusiones que presentan una situación ideal. Pero el documento biológico no es tan auspicioso y muestra como las decisiones del CFP generaron pérdida de empleos.

Revista Puerto - Obreros del pescado

Pobreza y desocupación fueron los mayores logros del Consejo Federal Pesquero en Mar del Plata.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

En el resumen del informe de evaluación de merluza presentado por el INIDEP ante el Consejo Federal Pesquero, los Consejeros dieron por sentado que se alcanzó el punto de referencia límite de Biomasa Reproductiva, no hicieron mención al crecimiento en el bycatch tanto en la flota merlucera como langostinera, ni de las medidas complementarias que resultan imprescindibles para mantener la delicada estabilidad del recurso.

Se fijó la Captura Máxima sin siquiera descontar las capturas de la flota extrajera; y el resto, evidentemente, lo hicieron un bollito y fue a parar al cesto de papeles. Peor aún es que las políticas adoptadas, que tuvieron un fuerte impacto sobre los trabajadores, no merecieron siquiera una reflexión por parte de los integrantes del organismo.

En su discurso de asunción el presidente Alberto Fernández afirmó que se perdieron 152 mil puestos de trabajo en el sector privado y hubo 44 meses de destrucción del empleo. Al crecimiento de estas cifras contribuyó el Consejo Federal Pesquero de forma muy marcada en la provincia de Buenos Aires, especialmente en Mar del Plata, tal como lo demuestra este informe biológico.

“En los últimos diez años se redujeron paulatinamente las toneladas exportadas desde 155 mil en 2009 hasta 94 mil en 2018. Esta caída respondió principalmente a que parte de la flota que pescaba merluza aprovechó el aumento de la biomasa del langostino”, indica el informe.

Ello fue posible mediante reformulaciones con las que se otorgaron autorizaciones de captura, muchas veces de forma irregular, para que costeros y fresqueros dejaran de pescar su especie objetivo y se dirigieran al langostino. Esto dejó sin materia prima a las plantas procesadoras y los fileteros comenzaron a perder el trabajo en un goteo constante hasta el día de hoy.

El informe también deja ver que esa concentración se dio en Mar del Plata, que registró el mayor volumen de descargas de merluza. El abrumador crecimiento del desempleo en la industria pesquera procesadora marplatense se explica, entonces, solo por el traslado del fresco hacia los congeladores de las grandes empresas.

“La flota congeladora desde 2009 a 2017 aumentó su participación en la captura total anual de 27% a 53% respectivamente” para luego sostenerse por los dos años siguientes en el 48%, señalan las investigadoras del INIDEP; y agregan que Mar del Plata desembarcó en 2018 el 73% de la captura total.

En el año 2012 se dictó una resolución transitoria para solucionar, en el esquema legal de cuotificación, el daño irreparable que había provocado el Simape con un paro de cuatro meses por una puja de poder sindical que no trajo ninguna mejora a los trabajadores. Esto permitió justificar la falta de explotación de cuota dentro del Régimen de Cuotificación y de esta manera no perder ni una tonelada.

En ese momento la medida estaba justificada. Pero el problema fue que administrados y administradores decidieron renovarla sin ningún justificativo por siete años. Así, los barcos fresqueros y costeros, con sus nuevos permisos, podían ir en busca del langostino, devolvían la cuota de merluza que no utilizarían al Estado, con lo cual se eximían de cumplir con el compromiso asumido en 2009, por los próximos quince años, y mantenían su capital.

El Estado no puede incumplir las normas que dicta; sin embargo las incumplió todo el tiempo.  Pero peor aún fue que el resultado material de esa irregularidad promovida por el Estado se destinó a cubrir las expectativas de los empresarios, dejando completamente afuera a los trabajadores.

Las toneladas de merluza que llegaron al Consejo Federal Pesquero se distribuyeron mayoritariamente entre barcos congeladores y en menor medida fueron a provincias patagónicas que también las destinaron a sus congeladores en gran parte. Por eso los desembarques de merluza hubbsi crecieron en Mar del Plata al mismo tiempo que el desempleo.

Con los barcos pescando langostino creció el trabajo en tierra patagónica, algo lógico y positivo. Ante ese escenario también hubiera sido lógico que se exigiera cumplir con el régimen de cuotificación de merluza o que, al menos, se generara una normativa que estableciera requisitos estrictos sobre la mano de obra. Pero no, se optó por perseverar con una resolución que alega motivos falsos y no se cuidó el empleo.

Los trabajadores del Mar del Plata no tenían langostino y tampoco tuvieron merluza. Los dejaron sin trabajo y el Consejo Federal Pesquero no solo lo propició, sino que además premió a los armadores cuidándoles su valioso capital.

El informe de merluza es una clara radiografía de la política aplicada por el Consejo Federal Pesquero: migración a la pesquería de langostino, concentración de cuota de merluza hubbsi en buques congeladores y pérdida de empleo. Situación que debiera revertir la próxima gestión simplemente sujetándose a derecho, algo que el nuevo Subsecretario debe conocer, no solo por ser abogado sino por formar parte, hasta ayer, de este mismo cuerpo colegiado que lo propició.

Carlos Liberman hizo uso de esas toneladas de merluza para abastecer a plantas de su provincia y ve en ello un logro de su gestión, y quizás lo sea; pero desde su función de Subsecretario nacional sería inadmisible. Sobre todo si pretende llevar a la práctica el discurso del Presidente de la Nación cuando dijo, bastón de mando en mano, que “vamos a poner a la Argentina de pie, con una infraestructura federal de calidad, sostenible y sustentable, promoviendo el desarrollo regional y creando juntos miles de puestos de trabajo en cooperativas de servicio, pequeñas y grandes empresas”.