28/01/2020
Con tobillera electrónica puesta, Omar Suárez volvió al ruedo

“El Caballo” anunció que irá por la conducción del SOMU a pesar de que fue expulsado “de por vida”. Cargó contra el gobierno de Macri y evitó que su situación salpique a la gestión de Alberto Fernández. “Somos inocentes y no robamos nuestro gremio”, dijo en un mitin, rodeado de allegados y excolaboradores del sindicato.

Revista Puerto - SOMU - Omar Suarez - 02
Por Nelson Saldivia

El reo Omar “Caballo” Suárez continúa procesado por asociación ilícita y goza de libertad con tobillera electrónica desde mediados de diciembre pasado, beneficio que recibió a pocos días del retorno del kircherismo a la Casa Rosada. El exsecretario General del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) volvió a la escena pública en los últimos días anunciando que buscará recuperar la conducción del gremio del que fue echado “de por vida”.

Suárez se mostró rodeado de varios exreferentes del SOMU en un acto llevado a cabo en Capital Federal, más precisamente en el Comando Central “PJ”, Comuna 4 de La Boca, que regentea otro exdirigente del gremio de los marineros, Carlos Milanesi. En el mitin se observó también al chubutense Ricardo Soto, quien supo llevar las riendas del sindicato en el puerto de Rawson.

Así, a un mes de gozar de libertad restringida, “El Caballo” lanzó su candidatura para retornar al poder y recuperar el SOMU, organización sindical que comandó durante 27 años.

La actual conducción lo desafilió y lo expulsó, por lo que no podría participar ni ser candidato en las elecciones de renovación de autoridades; pero el sindicalista que supo ser el “preferido” de la ahora vicepresidenta Cristina Kirchner, apelaría a recursos judiciales bajo el argumento de que no pesa sobre él ninguna “condena firme” en el ámbito judicial.

Después de haber pasado tres años y nueve meses detenido con prisión preventiva, Omar Suárez, se victimiza y dice haber sido un “preso político”, comparándose con Julio De Vido y con el dirigente de Quebracho Fernando Esteche.

“Somos inocentes y no robamos nuestro gremio”, bramó en la arenga ante sus acólitos en lo que representó la vuelta al ruedo del polémico dirigente, ícono del sindicalismo kirchnerista que durante casi tres décadas manejó los fondos del sindicato, la obra social y las empresas creadas por el SOMU.

“Nos vamos a ajustar a derecho y no hace falta que ningún gobierno actúe para nosotros. Vamos a demostrar la inocencia de nuestro Consejo Directivo en la Justicia Federal”, manifestó al volver a sostener su inocencia. Como se recordará continúa procesado por los delitos de asociación ilícita y entorpecimiento de las vías navegables para pedirle dinero a los barcos que querían ingresar a los puertos a través de una fundación y de una empresa vinculadas al gremio.

Además, en diciembre pasado, antes de obtener la libertad, el juez Canicoba Corral había dictado un nuevo procesamiento contra “Caballo” Suárez, y otros, por lavado de dinero, a instancias del fiscal Gerardo Pollicita.

Con 69 años cree que podría volver a obtener el respaldo de los marineros en las urnas y evita salpicar a la gestión de Alberto Fernández. “En el Gobierno hace 30 días que está en funciones y todavía no acomodaron los escritorios de la dictadura pasada, del Gobierno de (Mauricio) Macri”, criticó ante sus adeptos. “No voy a molestar por mi situación al gobierno nacional. El problema es mío y de mi consejo directivo. La justicia lo va a aclarar porque nos vamos a ajustar a derecho. Vamos a demostrar la inocencia en la justicia”, arengó. “Construimos una poderosa organización que jamás la iban a destruir si no era por la dictadura de Mauricio Macri, con sus cómplices, que continúan en la conducción”, arremetió al señalar al sector de Raúl Durdos que ganó en diciembre de 2017, asumió en marzo de 2018 y tiene mandato por cuatro años.