27/01/2020
Marchas y contramarchas de Arcioni en materia pesquera

En una semana promovió, como globo de ensayo, una batería de medidas de impacto directo sobre la actividad pesquera. Finalmente, desistió por ahora de avanzar en la nueva ley de pesca, los cinco permisos solidarios y la empresa pesquera estatal. Siguen los cruces por el FAP.

Revista Puerto - Gobernador de Chubut Mariano Arcioni
Por Nelson Saldivia

El gobierno de Chubut que encabeza Mariano Arcioni convocó para este miércoles a las 8 de la mañana a una sesión extraordinaria de la Legislatura, para que se dé tratamiento a un paquete de medidas que tienen como objetivo incrementar los ingresos a la caja provincial, en un intento por atenuar el monumental déficit al que se enfrentan las cuentas públicas para este ejercicio.

Hoy Arcioni no tiene garantizado ni los votos suficientes, ni siquiera que la sesión se pueda llevar a cabo, ya que ante una medida de fuerza de los empleados legislativos, se acordó que levantarán parcialmente la retención de servicio este miércoles 29 de enero entre las 8 y las 11 de la mañana, con la expresa condición de que esté acreditado el 50% de los haberes correspondientes al mes de diciembre de 2019. Y desde el gobierno admitieron este fin de semana que resultaría casi imposible pagar los salarios atrasados este martes, lo que haría caer la sesión especial.

Con todo, la administración Arcioni había arrancado la semana pasada con la pretensión de meter en la bolsa de la ley ómnibus, un variadísimo y hasta desopilante paquete de medidas de relacionadas con la pesca, que con el correr de los días recibió rechazos de sectores pesqueros y no reunía consensos en términos políticos, ni con la oposición, ni tampoco adentro de las filas de propio oficialismo.

Así, el gobierno finalmente resolvió no presentar el proyecto de ley para la creación de una empresa pesquera de economía mixta que iba a ser controlada en un 51% por el gobierno, y un 49% restante entre privados. Una iniciativa trasnochada, sin fundamentos sólidos, que recibió hasta reproches de propios funcionarios del Ejecutivo, evidenciando a todas luces el nivel de improvisación que ya es casi un sello distintivo del actual gobierno provincial.

La pesquera estatal no prosperó, como tampoco tuvo luz verde la nueva ley de pesca, que pretendía ser tratada sin mayor debate sectorial, ni socializada entre la nueva composición parlamentaria que inició mandato el pasado 10 de diciembre. El proyecto fue retirado y se anticipó que será impulsado en el curso del año, en el período de sesiones ordinarias.

Un tercer proyecto que no vio la luz, por las sospechas y sombras que abrió, es el referido a los denominados “Permisos Solidarios”, por medio del cual se pretendía sacar a remate cinco licencias de pesca provinciales de flota amarilla, con una base de dos millones dólares cada uno, con la finalidad de reparar escuelas, pagar deuda a la caja jubilatoria y abonar sueldos de estatales. Otra señal de improvisación. Arcioni finalmente optó por no incluirlo en el temario de convocatoria a la sesión especial.

Así las cosas, sí están en la nómina de proyectos a ser sometidos al análisis de los legisladores, la modificación Ley XXIV N° 17, es la que refiere al canon de extracción pesquero que pasará a tributar del 2% al 4%, duplicando la carga impositiva al sector. También será debatido el proyecto de Ley elevado mediante Nota N° 02 GR sobre modificación Ley I N° 658, en la que excluyen a los desembarques de langostino realizados en los puertos de Rawson y Comodoro Rivadavia del pago del Fondo Ambiental Provincial (FAP).

Este último tema ha provocado un cerrado rechazo de todo el acto político de Puerto Madryn, llevando a reunir el intendente de esa ciudad, Gustavo Sastre, a la totalidad de los diputados de esa jurisdicción y haciendo que unificaran posición contra estas modificaciones.

El dato sobresaliente es que la aprobación de estas iniciativas del gobierno requiere de al menos 14 votos positivos. Las bancadas del Frente Patriótico y de Juntos por el Cambio han anticipado su negativa, tal como están redactadas o planteadas las normas a reformar. Y, del bloque oficialista de 16 diputados, 3 de ellos responden al sector político del vicegobernador Ricardo Sastre y el intendente Gustavo Sastre, quienes han advertido que “así como está, no es viable”.

De modo que de no haber modificaciones a los proyectos originales, si no se negocian cambios y se obtienen consensos políticos, al oficialismo le resultará bastante más que dificultoso que las reformas puedan ser aprobadas tal como fueron redactadas inicialmente.