06/02/2020
Acuerdo entre SOMU y CAPA despeja conflictividad en zafra de calamar

Las partes acordaron un incremento del 150% en el valor de la tonelada de calamar entero, hasta marzo de 2021, y una actualización en tres tramos de los básicos. El lunes había vencido la conciliación obligatoria.

Revista Puerto - Acuerdo SOMU-CAPA
Por Roberto Garrone

Después de 72 horas de haber vencido la conciliación obligatoria y haber mantenido reuniones frenéticas a instancias del Ministerio de Trabajo de la Nación, finalmente hubo acuerdo entre el SOMU y CAPA por la actualización salarial para los tripulantes de la flota potera.

Este miércoles, pasadas las 18, las partes acordaron fijar en 250 pesos el valor de la tonelada de calamar entero y 450 pesos para la tonelada de vaina, hasta el 30 de noviembre del corriente, cuando las partes volverán a sentarse a negociar.

La patronal y el gremio también suscribieron un incremento en los básicos de manera escalonada: 16 mil pesos a partir de enero, 20 mil pesos a partir del 1 de julio y 24 mil pesos a partir del 1 de diciembre del corriente año.

“Es un buen acuerdo porque esta flota había sido desantedida por la conducción anterior y hoy creemos que hemos podido recuperar parte de lo perdido en los últimos años”; subrayó Juan Navarro, secretario de Pesca del SOMU tras la firma del acuerdo.

Al cierre de esta edición no estaba disponible el acta como para tener acceso a los demás valores acordados que se terminaron de definir en la tarde de ayer luego que el martes avanzaran varios casilleros en la actualización escalonada del básico donde el SOMU pretendía un piso de 30 mil pesos.

“Nos vamos a sentar pronto con las otras cámaras empresarias y pretendemos llevar los básicos a estos nuevos valores, más allá de la actividad a la que se dediquen. Que todos tengan la misma remuneración básica”, adelantó el dirigente sindical ante la consulta de REVISTA PUERTO.

El valor de la tonelada producida hasta el momento estaba en 100 pesos para el calamar entero, valor que el gremio pretendía actualizar y llevar a 350 pesos. Las partes acercaron posiciones y el lunes se pusieron casi a tiro cuando CAPA ofreció 220 pesos y el SOMU había bajado a 230, aunque los plazos para efectivizar el incremento dinamitaron los insipientes puentes y hubo que comenzar de nuevo.

Con el acuerdo se despejan las dudas sobre la continuidad de la temporada 2020, continuidad que algunos armadores pusieron en riesgo y de ahí que interrumpieran la primera marea para ingresar a descargar en puerto con la mitad de la carga.

Luego de un inicio con capturas promedio en torno a las 22 toneladas diarias, la flota comenzará a buscar el stock subpatagónico, recurso que el año pasado apenas representó el 20 por ciento de las capturas totales al sur del 44° S.