14/02/2020
Los principales temas del Consejo Federal Pesquero

Anticiparon que la temporada de langostino se retrasaría como en 2019 y consideraron ineficientes las artes de pesca selectivas reglamentarias. En una sobreactuación de compromiso social modificaron la norma de reprocesamiento de calamar. También aprobaron nueva resolución de justificación de inactividad.

Revista Puerto - Calamar

Los poteros siguen sin cumplir con su compromiso de reprocesamiento y se exporta mucha vaina por calamar entero.

Por Karina Fernández Fotos de archivo

En la segunda reunión del año el Consejo Federal Pesquero recibió a los investigadores del INIDEP que confirmaron las similitudes entre la temporada de langostino 2020 y la del año pasado, por lo que se ha considerado que sería probable el retraso del inicio de la actividad pesquera en aguas nacionales. Además, luego de analizar datos de bycatch y selectividad, los consejeros consideraron inadecuadas las artes de pesca selectivas de uso obligatorio y decidieron que se analizarán otras variantes. En cuanto a calamar, invocando vocación de mejorar la situación de desempleo, aprobaron la modificación de la resolución sobre obligación de reprocesamiento, eliminado la posibilidad de computar la captura con destino al mercado interno como procesada. Nada se dijo sobre el documentado incumplimiento de la flota potera de los compromisos de reprocesamiento asumidos al momento del  otorgamiento de los permisos. Por último se aprobó la Resolución 2 que recopila toda la legislación vigente sobre justificaciones de inactividad.

En este encuentro, el nuevo representante del Poder Ejecutivo, Antonio Macchioli, y Carla Seain como representante de la Provincia de Buenos Aires, ya ocuparon sus sillas. Resultó curioso que fuera la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca bonaerense la que asistiera a la reunión dado que figura como suplente, mientras que como titular fue nombrado Javier Rodríguez, que no concurrió. Rodríguez es hombre de confianza del gobernador Axel Kicillof, bajo cuyo padrinazgo ya había cumplido funciones como coordinador político de Emergencia Agropecuaria durante la gestión de Carlos Casamiquela en el Ministerio. Se trata de un militante de La Cámpora y economista de afinidad intelectual con el gobernador.

Langostino

Los consejeros mantuvieron reuniones con los investigadores del INIDEP con el objetivo de abordar la problemática del bycatch en la pesquería de langostino y la situación del recurso con miras a la próxima temporada en aguas nacionales.

Concluyeron los consejeros que los mecanismos de selectividad reglamentarios “no resultan eficientes para las condiciones actuales de la pesquería, ya que presentan externalidades negativas como el porcentaje de escape de la especie objetivo”.

En tal sentido coincidieron en la necesidad de “lograr un trabajo integrado entre los investigadores, las empresas, los capitanes de pesca y la administración” y acordaron seguir trabajando en la Comisión de Bycatch “a fin de mejorar los sistemas vigentes”.

Respecto de la situación actual del langostino, a partir de la información suministrada por los investigadores se indicó que “la temporada de pesca de 2020 podría tener similares características a las observadas durante la temporada 2019”, tal como habíamos adelantado en este medio.

La conclusión más relevante surgió a partir de la distribución de tallas observada en la última campaña realizada en noviembre pasado: “Es posible que el inicio de la temporada 2020 sea similar al comienzo de la temporada 2019”. Recordemos que el año pasado la temporada comenzó en junio.

Advirtieron los biólogos a los miembros del cuerpo colegiado que “de corroborarse este panorama en la campaña a realizarse en marzo de 2020, se debería proceder con cautela ante el inicio de la temporada de pesca, a fin de evitar la sobrepesca del crecimiento”, confirmando, a la vez, que se mantiene el retraso en el proceso reproductivo documentado desde noviembre de 2017.

Finalmente, quedó asentada en el acta “la necesidad de incorporar más observadores” del INIDEP, con el fin de asegurar una mayor cobertura de todas las pesquerías en las que la flota pesquera desarrolla su operatoria”, siendo ello materia pendiente desde hace varios años.

Los consejeros indicaron que a partir de la situación expuesta por el INIDEP respecto de lo que puede esperarse en la próxima temporada, se dio entre los presentes “una discusión con miras a adoptar medidas que faciliten el mejor aprovechamiento del recurso y el mantenimiento de la mano de obra empleada” y aseguran que el tema será abordado nuevamente en próximas reuniones.

Terminando con el tema y haciendo gala de su desconocimiento, la Representante de la Provincia de Buenos Aires realizó una propuesta que no fue siquiera debatida, “que al momento de llevar a cabo la prospección de langostino, se consideren todas las áreas posibles, incluidas aquellas que no han presentado resultados positivos en la temporada anterior, para conocer su estado actual”. Difícilmente los empresarios estén dispuestos a dilapidar recursos económicos para buscar el langostino donde ya se sabe que no se encuentra.

Procesamiento de calamar

Durante los últimos años las capturas de calamar fueron exportadas en más del 90% sin procesamiento, incumpliendo todos los acuerdos celebrados a la hora de otorgar los permisos de explotación.

Esta situación ilegal no fue abordada por los consejeros, que son responsables junto con la autoridad de aplicación de revertirla. Sin perjuicio de ello recordaron que la aprobación de los proyectos incluyó “compromisos de proceso o reproceso en plantas en tierra, concebidos como una herramienta para la obtención del máximo valor agregado y el mayor empleo de mano de obra argentina”.

Lo que sí se decidió realizar fue una modificación a la Resolución 6 de 2008 que permitía computar como calamar procesado en tierra la captura que era destinada al mercado interno aunque no hubiera recibido ningún procesamiento.

Señalaron los consejeros que ante el contexto socio económico actual y teniendo en cuenta la situación en la que se encuentran las plantas de procesamiento en tierra”, la norma requería ser modificada “con el propósito de sostener y promover mayores niveles de ocupación”.

Convinieron entonces “dejar sin efecto el cómputo de las ventas de calamar al mercado interno dentro del porcentaje de procesamiento en plantas en tierra comprometido por los proyectos actualmente vigentes, a fin de destinar las capturas de calamar a su efectivo procesamiento en plantas en tierra”. La decisión quedó plasmada en la Resolución 1 de 2020.

Resulta ingenua la propuesta toda vez que es sabido que el mercado interno es abastecido mayoritariamente por la flota arrastrera que eventualmente opera sobre el calamar. Si realmente están preocupados por la desocupación debieran comenzar por exigir el estricto cumplimiento de los compromisos asumidos por los armadores poteros. Quienes, además, exportan grandes volúmenes de vainas que declaran como calamar entero.

Nueva resolución sobre justificación de inactividad

A propuesta del Subsecretario de Pesca se dio tratamiento a una nueva norma sobre justificación de inactividad. La Resolución 2 de 2020 recopila las resoluciones vigentes desde 2010 hasta 2019 sobre el tratamiento de las solicitudes realizadas por los armadores.

A partir de esta nueva resolución, el Consejo Federal Pesquero retomó la facultad que la Ley Federal de Pesca le confiere: pronunciarse sobre las justificaciones de inactividad, atribución que el anterior Subsecretario, Juan Bosch, se había arrogado.

En cuanto a las paradas biológicas se mantiene el criterio de computarlas dentro de los 180 días desde el inicio de la inactividad, sin puntualizar sobre la condición inexorable de esta medida que algunos creen debiera haber sido aclarado para evitar distintas interpretaciones.

Otro punto que han señalado los letrados consultados fue el hecho de que se tome el parte de pesca como documento que acredite la última marea. En tal sentido prevalece la opinión de que “se debería tomar el acta de descarga para acreditar que se ha realizado captura, para que ante una diferencia entre el parte y el acta prevalezca el acta como indica la Ley”.