12/02/2020
Tripulación de un potero obligó al capitán volver a puerto

Denuncian que el buque presenta un “rumbo” con filtraciones de agua en la zona de camarotes. Se trata del BP Laia que debió ingresar al puerto de Madryn ante la negativa de la tripulación a trabajar en esas condiciones de inseguridad. Realizaron una exposición ante la PNA.

Revista Puerto - BP Laia - 02
Por Nelson Saldivia

El buque potero Laia (MN 0254) habría tenido un ingreso de agua mientras realizaba operaciones de pesca en aguas nacionales y por expreso pedido de la tripulación, que se negó a trabajar en esas condiciones de eventual riesgo, el capitán del pesquero se dirigió al puerto de Puerto Madryn para la reparación de la vía de agua.

La embarcación permanece desde ayer amarrada en el Sitio 5 del muelle Almirante Storni, al tiempo que sobre el mediodía del martes se formalizó una presentación ante las autoridades locales de la Prefectura Naval para exponer la situación.

Por circunstancias que no trascendieron, el buque presentaría un rumbo en su banda de babor, en la obra muerta, que​ es la parte del casco que está fuera del agua, es decir, la parte que queda por encima de la línea de flotación, a la altura de un camarote. Por esa vía se habría filtrado agua mientras se encontraba en zona de pesca y ello provocó la reacción de los tripulantes que le exigieron al capitán el retorno e ingreso al puerto más cercano para su reparación, negándose a continuar trabajando por los riesgos consiguientes que supone hacerlo con un ingreso de agua.

Así se desprende de la exposición labrada por Cesar Carlos Gustavo Zapata en su calidad de delegado del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), advirtiendo que el barco “posee un rumbo con ingreso de agua de mar en la obra muerta”.

“En la Prefectura Puerto Madryn a los 11 días del mes de febrero de 2020, siendo las 12 horas, comparece ante el Oficial de la División Operaciones el señor César Carlos Gustavo Zapata en su carácter de delegado del Sindicato de Marineros y expone que se presenta ante la autoridad marítima a efectos de informar, por dichos de afiliados, que el BP Laia, de bandera argentina, posee un rumbo con ingreso de agua de mar”, se dejó sentado en la presentación.

Respecto de la ubicación del daño en el casco se indica que es “en la obra muerta, a la altura de uno de los camarotes, del lado de babor. Desconociendo su dimensión, si se encuentra ubicado hacia proa, popa o través del mencionado buque. También manifiesta que dicho ingreso de agua, se inició en navegación, en zona de pesca, por tal motivo la tripulación se negó a seguir operando comercialmente, por su seguridad, manifestando al capitán Ricardo Blanco, volver a puerto para su correspondiente reparación, regresando en el día de la fecha, amarrando en el muelle Storni, Sitio 5, sector Este”, relató el delegado sindical ante la PNA.

Asimismo, se dejó constancia “que el señor Zapata posee en su poder, dos videos fílmicos, en el cual se puede observar un grupo de personas cargando agua en un balde de plástico blanco con una pala plástica símil de juntar basura, dentro de un espacio semejante a un camarote, tomado desde un teléfono celular perteneciente a un tripulante, el cual no desea exponer su identidad, por miedo a represalias. Desea dejar constancia que en caso de recibir represalias por parte de la empresa armadora o capitán, se iniciarán acciones legales hacia los mismos”.

La presentación fue firmada por César Zapata en carácter de exponente, y recibida por el oficial Principal Gerardo Gómez López (oficial de Operaciones) y el prefecto Principal Miguel Ángel López, jefe a cargo de la PNA Puerto Madryn, a partir de lo cual se iniciaron las actuaciones de rigor a fin de determinar las circunstancias que provocaron la avería que incluiría una inspección de casco por personal especializado para determinar la magnitud de la filtración de agua.