12/03/2020
Conarpesa paraliza la pesca de langostino por el Coronavirus

Dio por terminada la temporada de langostino en aguas de Chubut y anticipó que no iniciará la temporada en aguas nacionales con los fresqueros. Aduce la caída de capturas y un sobrestock de materia prima, sumado a la retracción de los mercados internacionales.

Revista Puerto - Langostino - Conarpesa - Fernando Alvarez Castellano

Álvarez Castellano admite que es complejo el escenario actual de los mercados.

Por Nelson Saldivia

Dos factores fueron determinantes para que Conarpesa anticipara el cierre de las operaciones en la pesquería de langostino en Chubut, por un lado, desde fines de febrero se viene registrando una notoria y sostenida merma en los volúmenes de captura en aguas provinciales, y por otro, el cada vez más complejo escenario de los mercados internacionales que experimentan una retracción a la luz de la pandemia global de Coronavirus.

La empresa notificó a la Secretaría de Trabajo de Chubut que anticipa el cierre de la temporada, cuyas aguas prevén permanecer abiertas hasta el 31 de marzo, a raíz de la baja de capturas y por tener un sobrestock de materia prima.

La compañía que tiene dos plantas de procesamiento en la provincia, una en Rawson y la otra en Puerto Madryn, remitió telegramas a sus trabajadores eventuales notificándoles el cese de las actividades.

“En atención a la epidemia que afecta a la República Popular China con el Coronavirus, hecho este extraordinario que afecta el comercio con la misma produciendo un aumento por fuera de nivel normal del stock del producto langostino que lleva a la paralización a partir del 6 de marzo de 2020 de la flota de buques proveedores de dicha materia prima, situación que incluso, determinó la presentación efectuada ante la Secretaría de Trabajo de la provincia del Chubut de fecha 2 de marzo de 2020 comunicando que no se iniciará la próxima temporada de pesca año 2020 en aguas nacionales; nos vemos en la obligación de dar por finalizada a partir del día 9 de marzo de 2020 la presente temporada de pesca en aguas provinciales 2019/2020”, reza el telegrama remitido por Conarpesa y Agropez.

Baja de capturas

El presidente y propietario del grupo Conarpesa, Fernando Álvarez Castellano, admitió ante REVISTA PUERTO el delicado escenario de los mercados internacionales que tienen como destino el langostino salvaje patagónico, revelando que en este momento se derrumbaron por completo las comercializaciones a Italia, aunque abriga alguna esperanza de recuperación de las exportaciones a China, pero sigue siendo incierto el panorama de corto plazo. El escenario de hoy no es el mismo que hace 45 días, ni hay previsibilidad sobre cómo evolucionará en los próximos tres meses.

“Decidimos cerrar porque ya no hay volumen importante de langostino para pescar y porque disponemos de stock suficiente. Hay poco y no me interesa mover los barcos para hacer 1.000 cajones. Normalmente, con los barcos míos hago 6.000 cajones y ahora apenas hacíamos 1.000; al punto que en un día con 9 barcos hicimos 600 cajones”, detalló al explicar uno de los factores que llevaron a anticipar el fin de la zafra en Chubut.

Italia dejó de comprar

En cuanto a la situación de los mercados que habitualmente tiene como destino el Pleoticus muelleri, Álvarez Castellano sostuvo que “estamos cerrando algunas ventas a China, pero para evaluar por completo el impacto del coronavirus hay todavía que esperar porque hay una baja estacional de las compras de China, y algunas operaciones se están haciendo. Pero ciertamente por el coronavirus el mercado de Italia está completamente paralizado. Hoy, el caso más crítico es el mercado de Italia”, precisó.

Una multiplicidad de factores vino enfriando los mercados y la pandemia de coronavirus lo profundizó. “China tuvo una baja estacional y suele empezar a comprar a esta altura del año, por eso, de aquí en adelante veremos como evoluciona este mercado por esta situación. Habían bajado las ventas incluso antes del coronavirus. Es habitual que China no compre de diciembre hasta febrero, y en marzo y abril es cuando debiera reactivarse, por eso, vamos a ver qué es lo que sucede”, dijo el ejecutivo de Conarpesa.

El precio cayó 25%

El contexto de los mercados arrastra además una caída de los precios del langostino del orden del 25 por ciento menos en 2019 respecto de 2018. “China compró muchísimo vannamei barato y eso derrumbó los precios del langostino argentino. Y todavía no estaba este problema de coronavirus. Los precios cayeron 25% en promedio. Y desde mi punto de vista hoy es imposible que los precios mejoren, porque el vannamei va a seguir existiendo. En su momento se vendía a 8 dólares, después fue bajando y nunca volvió a subir. Hoy el precio del L1 está a 5 dólares y no hay ninguna perspectiva que mejore”, consideró Fernando Álvarez Castellano.

“Nosotros creamos el mercado chino para el langostino entero, y el otro mercado alternativo para el entero L1 es Italia, aunque ni por lejos es lo que se vende a China. En el caso de Conarpesa, el langostino que pescamos en nación, L1 va a China el 85 por ciento”, describió al describir la fuerte dependencia que tiene su empresa de ese mercado. “El resto lo vendemos en Europa y gran parte de lo que se pesca en Rawson va a Perú, pero casi todo el L1 va a China”, detalló.

Zafra en aguas nacionales

Por otra parte, Álvarez Castellano anticipó que con este escenario no pescará en aguas nacionales con la flota fresquera. “Para la pesca en Nación, habitualmente, utilizo barcos propios y también compraba materia prima a barcos de Mar del Plata; hablé con ellos hace un mes explicándoles que, por la caída del consumo, las ventas y los precios, les liberaba por si querían venderles a otras plantas”, adelantó al tiempo de señalar que “como está la situación ni siquiera sacaría los barcos fresqueros propios para aguas nacionales”, aunque aclaró que todo dependerá de cómo evolucionen las circunstancias.

“Hay que esperar que pase esté pánico que hay en los mercados. El escenario hoy es muy complejo, y no sabemos cómo seguirá”, concluyó.