13/03/2020
Conciliación obligatoria en el reclamo de peones de Solimeno

Pertenecen a pymes controladas por el grupo empresario. Los obreros reclaman aumento en un incentivo por producción. Habían tomado el frigorífico ubicado en Ortiz de Zárate y Don Orione. Ya cobran un 10% por sobre convenio pero piden que se contemplen tareas adicionales.

Revista Puerto - Solimeno
Por Roberto Garrone

Un grupo de peones de la empresa Solimeno que reclama por un incremento en el incentivo por productividad que perciben por sobre el convenio colectivo, mantenía al cierre de esta edición la ocupación del frigorífico, ubicado en Ortiz de Zárate 4080, esquina Don Orione.

El reclamo comenzó en la tarde del miércoles en la pyme “MDQ Ortiz de Zárate” donde se emplean 6 peones junto con un grupo de 42 fileteros y otro tanto de envasadoras. Los obreros vienen reclamando desde hace algunos meses un aumento al valor de la hora aunque sin ponerse de acuerdo con la empresa y haber fracasado la instancia de negociación abierta con el Ministerio de Trabajo.

Ante la dilación de respuestas, el miércoles el grupo de peones decidió iniciar una retención de tareas y cuando los capataces comenzaron a tirar los cajones para que los fileteros no pierdan la jornada laboral, se produjo una fuerte discusión que no pasó a mayores por la intervención del resto de los trabajadores.

En horas de la tarde el grupo volvió al frigorífico y decidió tomarlo, situación que se mantiene por estas horas. Acompañados por un par de dirigentes del SOIP, pasaron la noche en el comedor.

Desde la empresa formularon la denuncia en Fiscalía y mientras se abría un canal de negociación, también solicitaron la conciliación obligatoria, medida que al cierre de esta edición todavía no se había dictado para desactivar el conflicto.

“La estamos esperando para esta misma tarde”, reconoció Fernando Rivera, representante legal de la empresa pesquera, ante la consulta de REVISTA PUERTO.

Horas más tarde, la medida ya había sido notificada a las partes por el propio ministerio bonaerense. Se abre un canal de negociación por 15 días y se fijó una nueva audiencia para el 18 de marzo.

“Ya perciben un incremento del 10% sobre los valores de convenio y la situación es compleja. No sabemos si seguiremos funcionando la semana que viene”, dijo el abogado, en referencia a la pandemia de coronavirus, que ayer registró el primer caso positivo en Mar del Plata.

En el SOIP señalan que los obreros no solo tiran cajones sino que también se encargan de lavarlos y pesarlos, y que esa tarea no es reconocida por la empresa. “Tienen derecho a hacer huelga y vamos a abrir una instancia para seguir negociando, pero no pueden impedir que el resto pueda trabajar”, remarcó Rivera.

Las partes tuvieron una audiencia este jueves en el Ministerio, que se prolongó durante un par de horas, aunque no hubo acercamiento de posiciones que permitan arribar a un acuerdo.

Los dirigentes del SOIP y Rivera volverán a verse las caras con frecuencia en las próximas semanas y no solo por el caso de los peones de Solimeno. Como presidente de CaIPA, se reunirá con Cristina Ledesma en breve para comenzar a delinear la paritaria 2020. “No sabemos qué ocurrirá, le digo la verdad”, dijo Rivera. “El escenario varía día a día”, completó.