26/03/2020
Desde el SOMU solicitan una ayuda para los relevos

Lo anticipó Pablo Ochagavia, secretario General del gremio en Mar del Plata. Los tripulantes vienen reclamando una asistencia para atravesar la inactividad por la emergencia sanitaria. El dirigente considera que como eventuales debieran estar alcanzados por la asignación de emergencia familiar.

Revista Puerto - Pablo Ochagavia - SOMU Mar del Plata - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

Desde el Sindicato Obrero Marítimos Unidos (SOMU) anticiparon que están trabajando en la gestión de una ayuda para los tripulantes relevos afectados por la suspensión de zarpadas de la flota pesquera, decisión que tomaron los gremios marítimos el lunes 16 de marzo ante la falta de un protocolo sanitario para prevenir el contagio de Covid-19. Cuando unificaron uno con las cámaras armadoras, pidieron modificarlo para poder quedar a la orden y elegir si salían o no a navegar.

Pablo Ochagavia, secretario General del SOMU en Mar del Plata, aseguró ante la consulta de REVISTA PUERTO que en el sindicato están “hablando con mucha gente de distintos sectores gubernamentales para tratar de canalizar una ayuda para los relevos”.

Ayer este medio reflejó la preocupación de cientos de relevos que hace varios meses no salen a navegar y enfrentan esta parálisis de la flota como un obstáculo mayor puesto que entienden que cuando se reanude la actividad las tripulaciones se conformarán con personal efectivo.

Desde REVISTA PUERTO se intentó tomar contacto con referentes del SIMAPE y formularles las mismas inquietudes pero no hubo ninguna respuesta. Ojalá Pablo Trueba y Juan Novero tengan algo para decirles a sus afiliados que reclaman una ayuda urgente y que el gremio los respalde y acompañe.

“Estamos evaluando distintas opciones porque nos preocupa la situación, es un serio problema y tanto yo como compañeros de la Comisión Directiva estamos en contacto permanente con la mayoría. No sé qué suerte tendrán las gestiones pero lo estamos intentando”, expresó Ochagavia.

El gobierno lanzó una serie de medidas de auxilio para trabajadores informales, monotributistas de las categorías A y B, como así también para empleadas del servicio doméstico, tanto las registradas como las que trabajan en negro y para los trabajadores de la economía popular. Todos recibirán 10 mil pesos el mes que viene como un ingreso adicional y esto generó expectativas entre los tripulantes relevos.

“Son empleados eventuales; por esa denominación, les debería corresponder”, aseguró Ochagavia.

El malestar de los relevos crece en la medida en que se prolonga la inactividad de la flota. Ayer se cumplieron 10 días desde que el SIMAPE, SOMU, SICONARA y Centro de Patrones decidieran suspender las zarpadas. Y crecerá aún más cuando la situación comience a normalizarse, y ellos, sin embarque, puedan salir de sus casas y manifestar su descontento en la puerta de los sindicatos.