17/03/2020
El coronavirus ya afecta la actividad en Mar del Plata

Gremios marítimos pospusieron la zarpada de buques pesqueros como medida preventiva. Cámaras armadoras cuestionaron la medida. En los frigoríficos se monitorea la salud de los trabajadores. En algunas cooperativas de estiba no convocan a trabajar a mayores de 60 años.

Revista Puerto - Fernando Rivera - CAIPA

Fernando Rivera, de CAIPA, criticó que se tomen medidas sin pensar en las consecuencias.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

El puerto Mar del Plata y su industria pesquera quedó bajo la ola del coronavirus y algunas actividades comenzaron a verse restringidas como la zarpada de buques pesqueros, mientras en los frigoríficos se monitorea la salud de los trabajadores y en los muelles de descarga, las cooperativas no convocan a estibadores mayores de 60 años.

Referentes de gremios marítimos divulgaron un comunicado al promediar la mañana en que definieron posponer la zarpada de los buques “como medida preventiva para salvaguardar la integridad física de los tripulantes y su grupo familiar”.

Lo firmaron dirigentes del SIMAPE, SOMU, Centro de Patrones y SICONARA y a las pocas horas la medida ya hacía ruido entre armadores que se desayunaron con la noticia. “Tengo el barco armado y listo para salir. Podrían haber avisado para que no gastemos guita al pedo”, confió un armador consultado por este medio.

“Es sabido que una embarcación pesquera con sus tripulantes y sus dimensiones no tiene el espacio necesario para cubrir el protocolo de prevención que está fijado por ley. El hacinamiento al que están sometidos el trabajador y sus compañeros no es más que un caldo de cultivo para expandir y propagar el virus COVID-19, teniendo en cuenta que una proporción de estos trabajadores es mayor de 60 años”, dice el documento de los gremios.

Los armadores estaban esperando que desde Subsecretaría de Pesca activaran un protocolo para definir la situación. Lo mismo parecían buscar los gremios cuando redactaron el último párrafo del documento. “Hasta que la autoridad de aplicación no nos asegure un protocolo de prevención a bordo que evite el contagio, cumpliremos con la cuarentena establecida por el gobierno nacional”.

La medida de los gremios va mucho más allá de lo que había dispuesto horas antes el propio Ministerio de Transporte, que mediante una nota de alerta, estableció una serie de recomendaciones para evitar la propagación del coronavirus a bordo de buques.

Ninguna de las medidas expuestas por los gremios marítimos en la reunión de ayer lunes se refleja en la Resolución. Transporte refiere a declarar el buque en cuarentena cuando al menos una persona presente síntomas compatibles con la enfermedad, que haya transitado en zonas de transmisión.

“Si se toman medidas sin pensar las consecuencias de las mismas lo que se va a lograr es paralizar el sector, afectar a un gran número de personas y colocar en grave situación a las empresas. Los menores de 60 años no tienen motivos para no seguir trabajando”, cuestionó Fernando Rivera, presidente de CaIPA.

«Estamos trabajando en la conformación de un protocolo, con el aval de los gremios y las autoridades provinciales y nacionales, que contempla la presencia de un médico en la previa a la zarpada, quien deberá controlar la temperatura y síntomas de la tripulación. En caso de ninguna anormalidad, que el barco salga a pescar. No podemos darnos el lujo de paralizar toda una rueda productiva», adelantó Daniel Coluccio, gerente de ALFA.

Desde el SOMU, Juan Navarro apeló a la responsabilidad de Prefectura en la redacción de los protocolos y fue muy crítico con la situación en Mar del Plata. “La Prefectura de cada puerto aplica sus protocolos y por eso firmamos la nota de los gremios de Mar del Plata, porque allí no hay mucho control. En otros puertos como el de Puerto Madryn o Puerto Deseado no hay problemas”, aseguró el dirigente sindical.

Navarro se refirió a la situación en barcos congeladores y lo que ocurre con los tripulantes que llegan desde Corrientes. “Es necesario aplicar un protocolo con los que van a embarcar, no con los que vienen, porque ellos ya cumplieron una cuarentena al estar embarcados y si no tienen ningún síntoma pueden volver a salir. Nosotros tenemos muchos tripulantes de otras partes del país, muchos son correntinos y al haber casos en Chaco se debe ser muy cuidadoso porque los separa un puente”, reconoció el dirigente del SOMU.

Diego García Luchetti, gerente de la Cámara de Armadores, también incluyó a Prefectura en la conformación de normas comunes de prevención. “Estamos trabajando junto a la Subsecretaría, los gremios marítimos y PNA para acordar un protocolo de seguridad que garantice la zarpada de los barcos, que se brinde mayores garantías de sanidad y que no se detenga la actividad económica y se corte la cadena de pagos”, puntualizó.

Precauciones en frigoríficos

En cuanto al cuidado preventivo para los trabajadores de tierra, asociados de Cafrexport se reunieron en la mañana de ayer para evaluar las medidas a adoptar si la situación se agudiza con el correr de los días.

“Por ahora se aplica control de temperatura en el acceso, se monitorean los síntomas en los lugares de trabajo”, contó Mariano González, gerente de la cámara. “No se ha elaborado un protocolo especial pero estamos difundiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud”, amplió el dirigente en tanto reconoció no tener el dato del nivel de ausentismo del día.

En los muelles la estiba también analiza los pasos a seguir con reuniones periódicas de los dirigentes de empresas de servicios. Por un lado analizaban separar a los mayores de 60 años de tareas activas. En Mar del Plata hay muchos jubilados del sector que siguen trabajando para mejorar sus ingresos.

En Hipocoop, por caso, una de las que más actividad tiene en el puerto, avisaron que los asociados de más de 60 años no serán convocados a las descargas de los barcos Stella Maris I y Aurora, previstas para este martes.