18/03/2020
Estibadores extreman recaudos pero garantizaron la descarga en Mar del Plata

Desde el SUPA promovieron una charla con un médico, quien explicó detalles básicos del coronavirus y consejos sencillos para prevenir contagios. Participaron referentes de empresas de servicios portuarios. Menos tiempo en bodega y separar población en riesgo.

  • Revista Puerto - SUPA - Coronavirus - 02
  • Revista Puerto - SUPA - Coronavirus - 03
  • Revista Puerto - SUPA - Coronavirus - 04
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Mientras en otros puertos patagónicos el SUPA desactiva tareas de carga y descarga para diferentes flotas, en Mar del Plata el servicio fue garantizado aunque con recaudos para minimizar riesgos y separar a trabajadores que están dentro de los grupos de riesgo del coronavirus.

En la mañana de este martes hubo una charla explicativa promovida por el SUPA Mar del Plata. El gremio que conduce Carlos Mezzamico organizó la visita de un médico para que difunda aspectos centrales del virus que provocó una pandemia, y los cuidados que hay que tener para evitar el contagio.

Lo escucharon en el quincho del sindicato, referentes de empresas de servicios portuarios habilitadas para realizar la tarea de estiba en los muelles del puerto local, que en estos momentos comienzan a recibir la tercera marea de buques poteros.

La actividad en Mar del Plata nunca fue interrumpida. En la madrugada del martes asociados de Hipocoop habían descargado el congelador Stella Maris y mientras se realizaba la reunión había tareas de descarga en el potero Aurora, en el Sudeste 502 sobre la Escollera Norte y en un barco de Maronti debajo de la galería de los silos.

“La bodega es un ambiente cerrado por lo que se recomienda que bajen menos personas para evitar aglomeraciones y que permanezcan menos tiempo. Lo demás, guantes y barbijos para aumentar la prevención”, explicó Lucas Camarero, el médico que brindó la charla.

El facultativo recomendó que los estibadores con más de 60 años o que presenten alguna enfermedad cardíaca, renal, sean diabéticos, tengan una patología respiratoria crónica o están inmunodeprimidos, deberán alejarse del muelle de manera preventiva.

“Acá hay necesidades de trabajo y los barcos que están en plena marea y piensan venir a Mar del Plata los vamos a descargar”, confirmó Mezzamico al tiempo que reconoció que la situación está muy difícil, hay muchas necesidades de trabajo, pero no por eso se pondrá en riesgo la salud de los trabajadores”, afirmó el Secretario General.

El dirigente reconoció también que hay muchos estibadores mayores de 60 años haciendo fuerza en los muelles. “No tengo el número preciso pero son varios; ya coordinamos con los muchachos de las empresas de excluirlos momentáneamente del muelle hasta que pase este virus”, dijo Mezzamico.