16/03/2020
Otro barco de Moscuzza que salió sin inspector

Se trata del Graciela I, que inició marea el pasado 13 de marzo. Así figura en la Designación 69 a la que tuvo acceso REVISTA PUERTO. La primera marea del Stella Maris I, de la misma empresa armadora, también fue sin inspector.

Revista Puerto - BP Graciela I de Moscuzza - 02
Por Roberto Garrone

El buque Graciela I, de la empresa Moscuzza, salió a la pesca sin embarcar inspector a bordo en su última marea, que tuvo como fecha de zarpada el 13 de marzo al mediodía.

No es la primera vez que ocurre que un buque de la empresa sale liberado de controles. En enero fue el congelador Stella Maris I al que no le asignaron un agente de control y fiscalización.

La liberación del fresquero queda reflejada en la Designación 69 a la que tuvo acceso REVISTA PUERTO en los últimos días. Junto al Graciela I, aparece el San Jorge Mártir, que zarpó en el mismo día y horario. Al buque de Baldino fue asignado el inspector Gustavo Gabriel Komatsu.

De acuerdo con la Disposición 6/2019 de la Dirección Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera, queda establecido que los inspectores de pesca y los observadores serán designados en sus tareas a bordo de los buques que soliciten el despacho, “con un mínimo de 72 horas de anticipación a la fecha estimada de salida, mediante la realización de un sorteo aleatorio de selección en el sistema integral de información pesquera (SIIP).

Los barcos de “Pototo” parece que no encuentran siquiera aspirantes para participar del sorteo y salen liberados, a contramano de la propia Disposición que entró en vigencia en noviembre del año pasado.

En el Distrito Mar del Plata faltan inspectores tanto de a bordo como en muelle al momento de controlar la descarga y cotejar las declaraciones juradas que elevan los armadores.

Desmantelar el sistema de control fue una política que inició la anterior administración y se acentúa por estos días mientras todavía no se cristalizó la asunción de las nuevas autoridades en reemplazo de Jorge Canales y Ayelén Fortunato, quien maneja los hilos de las designaciones y determina qué barco sale o no sale liberado.

En ese sentido, a Emilio Puerto le salió un competidor en la carrera por la jefatura del Distrito. Se trata de Leandro Martina, un inspector de planta, promovido por el massismo y apoyado por Fernanda Raverta, ministra de Desarrollo Social bonaerense y dueña de la última palabra en varias áreas gubernamentales en Mar del Plata.

El dato curioso es que el Graciela l figura como que tiene 39,94 metros de eslora, pero en realidad es sabido que mide más de 47 metros de eslora total por casi 12 de manga, tal como informó Armón cuando terminó de construirlo en Vigo; y tiene una bodega en función de ese tamaño. Un inspector a bordo hubiese sido de utilidad para relevar si encajona por una eslora de casi 40 metros o por una de 47 metros.