06/03/2020
Rebaja de retenciones: entre la cautela, el optimismo y las deudas pendientes

Desde las distintas cámaras sectoriales de la industria pesquera marplatense se manifestaron luego de conocida la rebaja en los aranceles a las exportaciones para especies reprocesadas en tierra.

Revista Puerto - Fernando Rivera - CAIPA

Fernando Rivera, presidente de CAIPA.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La rebaja segmentada en los derechos de exportaciones de productos pesqueros, estimulando el trabajo en tierra por sobre especies enteras y filetes elaborados a bordo, tuvo respuestas disímiles entre los referentes de cámaras empresarias locales.

Desde la Cámara de Armadores resaltaron que la decisión de recortar retenciones «va en el camino correcto» en sentido de atender reclamos del sector fresquero, «el más golpeado en todo este esquema», sostuvo Diego García Luchetti, presidente de la entidad.

«El trabajo que se hizo desde la Subsecretaría de Pesca ha sido bueno, así como el resultado de reducir al 5% los derechos del filete de merluza congelado en tierra, el langostino pelado, devenado y algunas especies del variado costero», sostuvo el dirigente armatorial al tiempo que aclaró no estar de acuerdo «conceptualmente» con los derechos de exportación.

Fernando Rivera, presidente de CaIPA, se mostró cauteloso aunque reconoció las gestiones de Carlos Liberman para lograr la rebaja. «Hay muchos más problemas que resolver», dijo el dirigente, en tanto confesó no haber podido todavía revisar el anexo 1 del Boletín Oficial para ver cómo habían quedado las posiciones arancelarias referidas a la actividad pesquera.

«Es una medida indispensable para la recuperación del sector pesquero. Particularmente el que integran los pequeños y medianos frigoríficos», ponderó Fernando Mellino, presidente de Cafrexport, quien entendió que la revisión de la medida original surgió a partir que las autoridades comprendieran el nivel de inserción en el mundo de los productos pesqueros argentinos y la continua competencia que enfrentan, «la importancia de las industrias que integran la cadena de producción que genera valor agregado en tierra y el impacto social de estas industrias en las provincias con litoral marítimo», explicó el empresario.

«Esta baja de derechos de exportación renueva las expectativas de poder avanzar en estos y otros puntos que a nuestro entender son claves para la recuperación y desarrollo del sector», sostiene un comunicado que envió UdIPA luego de oficializada la rebaja y al que tuvo acceso REVISTA PUERTO.

“Festejamos el resultado. No porque el 4% sea un gran cambio, pero es al menos una medida que genera una nueva tendencia y marca un interés en lo que pasa con la industria a nivel continental”, dijo Mariano Retrivi, presidente de ALFA.

El armador fue, tal vez, quien se mostró más contento con la medida y respaldó las gestiones en la Subsecretaría de Pesca para atender las cuestiones que complicaban la producción en tierra.

Para el empresario la medida traerá “alivio” en la exportación, uno de los eslabones de la industria, pero advirtió que aún queda discutir en profundidad otros aspectos de los marcos normativos para que la flota tenga otras opciones para pescar. «El abadejo es un caso testigo de la situación desventajosa: la flota extranjera que opera en la milla 201 pesca, trasborda o descarga en Montevideo y declaran casi 40 mil toneladas de abadejo mientras que nosotros tenemos una CMP de 2500 toneladas», precisó.

Desde otras cámaras también anotaron temas pendientes que deben resolverse. «Seguiremos trabajando a efecto de poder avanzar en el resto de los temas que se relacionan con aspectos laborales, de política pesquera internacional, costos de producción y el mayor reproceso en tierra de la riqueza del Mar Argentino», advirtieron desde UdIPA.

«Lamentablemente las retenciones no representan la única traba a la producción, sino que continuaremos las gestiones para optimizar políticas pesqueras, mejorar los costos de producción, los aspectos laborales y tributarios que nos siguen impactando de manera negativa», subrayó García Luchetti.

Desde Cafrexport destacaron la modificación aprobada por el Consejo Federal Pesquero que incentivan el reproceso en tierra de calamar aunque reconocieron que el éxito de estas medidas estará sujeto a la implementación de varias otras.

«Una acción por sí sola difícilmente pueda cambiar en el corto o mediano plazo la realidad de la pequeña y mediana industria pesquera. Pero entendemos que estamos en el camino correcto», sostuvo Mellino.