09/03/2020
Reunión del Consejo Federal Pesquero

Los consejeros decidieron aplicar medidas restrictivas para la vieira a partir de las recomendaciones del INIDEP y también solicitaron una nueva prospección sobre abadejo. Quedó a resolución del Subsecretario si acepta una prórroga en una reformulación de Solimeno.

Revista Puerto - BP Rasmus Effersoe de Solimeno

Esto puede leerse en la pizarra de la UTN.

Por Karina Fernández

La reunión del Consejo Federal Pesquero se realizó entre los días martes y miércoles de esta semana y sus integrantes dictaron una resolución de captura máxima de vieira en dos importantes unidades de manejo; recibieron el mensaje optimista de los armadores sobre la prospección de abadejo y también un informe del INIDEP más cauto es sus apreciaciones, pero antes de tomar decisiones de manejo solicitaron una nueva prospección. La firma Solimeno pidió una prórroga respecto de las obligaciones que emanaron de la reformulación aprobada el año pasado que habilitó al Rasmus Effersoe a pescar langostino pese a no reunir las condiciones impuestas por la normativa vigente.

Solimeno solicita una prórroga para una reformulación irregular

El año pasado, el Acta 19 del Consejo Federal Pesquero habilitó mediante una reformulación al barco Rasmus Effersoe, de 44 metros de eslora de arqueo (más de 47 metros de eslora total) a ingresar a la pesquería de langostino, violando la legislación por ellos mismo dictada que impide el ingreso de buques mayores de 40 metros y 2000 HP de potencia de motor, requisitos que no reunía el barco. En ese mismo trámite de reformulación, se le permitió a la empresa mantener activo del buque Polarborg II que cedía su autorización de captura, siempre y cuando lograra por vía de reformulación o transferencia un nuevo permiso.

Si no cumplía con el plazo establecido para dar vida al Polaborg II con un nuevo permiso debía mandarlo a desguace. El 12 de febrero fue la fecha límite establecida y la empresa no cumplió con el compromiso asumido y envió una nota solicitando se le otorgase una prórroga. Los consejeros giraron la solicitud a la Autoridad de Aplicación para que decida si otorga la prórroga y requirieron que se intime a la empresa para que amplíe los fundamentos de su pedido.

La solicitud de prórroga realizada por Solimeno, obliga a las autoridades pesqueras, tanto del Consejo Federal Pesquero como de la Subsecretaría de Pesca, a tomar contacto con el expediente del Rasmus Effersoe, poniendo así en sus manos la posibilidad de revisar una reformulación irregular.  En 2019 Carlos Liberman dio su voto positivo acompañando al Ejecutivo del gobierno de Cambiemos; quizás ahora pueda remendar el “error” cometido.

Más restricciones de captura para la vieira

El INIDEP presentó un informe con el análisis de los datos obtenidos en la campaña de evaluación efectuada en las Unidades de Manejo F y G, durante el mes de octubre de 2019, en el que explicaron que las capturas son sustentadas principalmente por reclutamientos localizados y no por reclutamientos masivos al fondo, lo que habla de falta de renovación de stocks.

El informe da cuenta de que  en diferentes áreas se localizaron lances con predominio en número de ejemplares de talla comercial y, a la vez,  subáreas con predominio de ejemplares de tallas no comerciales y/o con baja densidad de ejemplares, para las que el  Instituto recomendó el cierre a la pesca.

Para calcular la densidad, informaron, se consideraron dos alternativas de coeficientes de eficiencia del arte de pesca, uno de 0,676344, obtenido a partir de una experiencia dirigida a tal fin a bordo del buque de investigación Víctor Angelescu, y uno de 0,5 históricamente empleado en la evaluación del recurso. En este caso recomendaron la aplicación del primer valor por resultar más conservador.

A la vez los investigadores presentaron dos alternativas diferentes a implementar ante las autorizaciones de extracción de biomasa en las unidades F y G durante 2020. Una opción era extraer el 40% de la biomasa absoluta media y la otra extraer el 40% del límite inferior del intervalo de confianza de la biomasa absoluta media. Recomendaron optar por la segunda alternativa “como medida de manejo precautorio”, indicaron los consejeros.

A partir de esta información se dictó una la Resolución 3 que establece los nuevos criterios: una captura máxima de 11.080 toneladas para la Unidad de Manejo F y de 2.994 toneladas para la Unidad de Manejo G para el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020, dejando cerradas dos subáreas dentro de la UM F y dos más dentro de la UM G para el corriente año.

Quedó fuera de la resolución la recomendación del INIDEP de no pescar en ocho cuadros estadísticos donde se detectó predominio de ejemplares de talla no comercial; pero se solicitó a la Dirección de Pesca que transmita a las dos empresas que operan sobre el recurso la solicitud del INIDEP y que realice un seguimiento de las operaciones en esas zonas.

Dos visiones de la prospección de abadejo

La Cámara de Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura (CAABPA) envió una nota al consejo a fines de enero expresando que la prospección de abadejo había finalizado “con resultados de capturas satisfactorias”. “Por esta razón y teniendo en cuenta el impacto que la pesca de abadejo genera en la flota fresquera de altura y en la industria pesquera bonaerense”,  solicitaron que se modifique el marco normativo que regula las capturas del recurso y que se lleve a cabo una nueva prospección en el mes de mayo entre los 40° y 43° de latitud Sur.

Sin embargo, desde el INIDEP enviaron un informe sobre la prospección efectuada en el mes de enero del año en curso en el sector comprendido entre los paralelos 42° y 47° S, a la que hacen referencia los miembros de la cámara, que no parece ser tan optimista, no al menos como para ya decidir un cambio de manejo.

Entre las principales conclusiones se destacaron que las mayores capturas, porcentajes y rendimientos de abadejo se obtuvieron en las áreas prospectadas localizadas entre los 42° y 45° S y que por fuera de la zona evaluada, las mayores capturas se dieron en el límite de Veda de Merluza, aunque con bajos rendimientos.

Señalan los biólogos que se registró un importante predominio de individuos adultos y que el mayor porcentaje de juveniles y la menor proporción de hembras desovantes se localizó entre los paralelos 42° y 44° S.

Desde el Consejo informaron que “la captura total de abadejo estimada por los Observadores del INIDEP fue de 238 toneladas, por debajo del cupo de 600 toneladas asignado para la prospección científica” y decidieron solicitarle al INIDEP que diseñe una nueva prospección abarcando las áreas al norte del paralelo 42° S, atendiendo la solicitud de los empresarios.