06/05/2020
Buscan reflotar la ley de reembolsos por puertos patagónicos

El sistema había arrancado en 1984 y fue prorrogado en 1995. La disminución progresiva de puntos terminaba en 2012. Pero en 2006 fue derogada. Cristina Kirchner lo reimplantó por decreto a fines de 2015, un mes antes de dejar la presidencia. Y Macri lo dejó sin efecto en 2016.

Revista Puerto - Reembolsos - 02
Por Nelson Saldivia

El sistema de reembolsos por puertos patagónicos que siempre enfrentó a las provincias del sur con los exportadores bonaerenses vuelve a impulsarse en el Congreso Nacional de la mano de legisladores del oficialismo.

Un breve racconto del historial de la medida que promocionaba las exportaciones patagónicas nos retrotrae a 1984, cuando se instauró el esquema de un reembolso adicional para las mercaderías exportadas a través de los puertos ubicados por debajo de Río Colorado. Como se recordará, el mismo iba desde un 8% hasta un 13%, creciente gradualmente desde el puerto de San Antonio Este hasta llegar al de Ushuaia, y tenía un plazo de 10 años.

El reembolso adicional era para los puertos de San Antonio Oeste y Madryn era del 8%; Comodoro Rivadavia el 9%; Puerto Deseado y San Julián el 11%; Punta Quilla, Río Gallegos y Río Grande el 12% y Ushuaia un 13%. Ese porcentaje se aplicaba sobre el valor FOB de la mercancía en cuestión y era independiente del reintegro que por régimen general pudiera corresponder.

Durante el menemismo, en el año 1995 se prorrogó la ley hasta el año 2000, momento en que la alícuota iría bajando un punto porcentual por año hasta llegar a cero. Esto implicaba que en el año 2007 finalizaría el beneficio de los algunos puertos (San Antonio Este y Puerto Madryn, por ejemplo) hasta que en 2012 desapareciera por completo con el puerto de Ushuaia.

No obstante, la medida fue derogada en el año 2006, dejándola fuera de vigencia y desapareciendo el beneficio para todos los puertos patagónicos en ese momento.

Cuando el peronismo ya había perdido las elecciones, en noviembre de 2015, el gobierno de Cristina Fernández a través de un decreto volvió a darle vigencia a la ley derogada en 2006, reinstaurando los beneficios para los puertos patagónicos. Esto duró sólo un año, ya que en noviembre de 2016, la administración de Mauricio Macri derogó el decreto dando de baja el beneficio adicional portuario.

Vuelta a la carga

En las últimas horas, la senadora nacional por la provincia de Chubut, Nancy González, presentó en el Senado de la Nación, como ya lo había hecho en 2016, un proyecto de ley con el objeto de recuperar una herramienta fundamental para la zona patagónica. “No es una iniciativa nueva, y hoy tenemos la urgencia de poder contar con tan importante recurso al utilizar nuestros puertos patagónicos que perdimos en el 2016, por el DNU que nos hizo el expresidente Macri”, explicó la legisladora.

“Hoy en día estamos afrontando una pandemia que puso en jaque a todo el mundo. Son tiempos difíciles donde se necesitan medidas fuertes, como las que tomó el Gobierno Nacional. La decisión de llevar a todos al aislamiento social preventivo y obligatorio para cuidar la salud pública, para cuidarnos, fue demostrar que este gobierno está a la altura de las circunstancias”, puntualizó González al exponer los argumentos de la iniciativa.

Estado parlamentario

“El Estado tiene que estar más presente que nunca y para estarlo necesita recursos, la región patagónica sufre el embate del Covid-19 y también de los efectos inevitables de la falta de actividad y movimiento económico en todo el país y el mundo. En este sentido, pensar en cómo vamos a levantar a la región después de esta pandemia tiene que llevarnos irremediablemente a pensar en tener más recursos y los reembolsos por puertos patagónicos se vuelve a convertir en una herramienta fundamental para toda la Patagonia”, sostuvo la Senadora de la Nación.

En 2016 se presentó por primera vez la iniciativa de instaurar por ley un nuevo reembolso. El expediente perdió estado parlamentario y por esta razón se volvió a presentar, aunque su debate no será fácil ante la fuerte resistencia que siempre tuvo por parte de los exportadores bonaerenses.