14/05/2020
Conflicto en Apolo Fish por retraso de pago

Trabajadores del pescado ocupan desde el lunes las instalaciones del frigorífico ubicado en el barrio Puerto de Mar del Plata. Son 60 obreros registrados bajo convenio colectivo. Desde la empresa creen que podrán solucionarlo la semana que viene cuando se acredite la ayuda del ATP.

Revista Puerto - Protesta de obreros en Apolo Fish - 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Un grupo de 60 trabajadores de Apolo Fish y sus dos pymes mantienen ocupadas desde el lunes las instalaciones del frigorífico ubicado en Pescadores y Vértiz, en reclamo por deudas salariales de la segunda quincena de marzo y las dos de abril.

Apolo Fish se dedica al reproceso de materia prima propia y de terceros, para exportación y también mercado interno, además de fabricar un “núcleo proteico” con residuos de pescado, en parte de sus instalaciones.

Este miércoles el olor es nauseabundo sobre el ingreso de Vértiz al 3100. La protesta comenzó el lunes, antes de terminar de procesar esos residuos que luego de 36 horas se siguen pudriendo y provocan arcadas para poder subir la escalera y llegar al comedor donde está la mayoría de los trabajadores.

En Apolo Fish trabajan 17 obreros del pescado: 11 bajo el convenio 75 y 6 en el PyME. En Megatera y Marjolapa, trabajan otros 42 obreros bajo el anexo PyME y hay una docena de administrativos.

“Veníamos trabajando bien hasta que comenzó esto del coronavirus y la empresa dice que se le cayeron algunas ventas y que tienen cheques que no pudieron cambiar”, dice Guillermo Marelli, uno de los referentes del grupo.

En el vestuario hay un equipo de música a todo volumen que nadie escucha. Las botas blancas colgadas son un testimonio de la inactividad reinante. En el comedor los obreros se apuran a exhibir sus pancartas que contienen reclamos para los socios de la empresa, Roberto y José María Paredes.

“Nos dieron 2 mil pesos hace unos días y ayer (por el martes) nos ofrecieron 100 mil pesos a repartir entre todos. Lo rechazamos porque queremos lo que nos deben”, dijo Juan Alberto Ruiz, el delegado.

REVISTA PUERTO tomó contacto con Roberto Paredes, quien enumeró las dificultades que tuvo la empresa en los últimos años, que son las mismas que atraviesa el sector pesquero, fundamentalmente la caída de la actividad y de las exportaciones, pero que siempre han priorizado al personal por sobre otros servicios esenciales.

“Desde AFIP nos informaron que ya tenemos aprobados los tres ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y Producción), uno se cobra este viernes y los otros dos estimamos que la semana que viene. Nuestra prioridad son los trabajadores. Algunos quedarán con saldo a favor y con otros pondremos la diferencia pero el conflicto quedará superado”, dijo el empresario.

Hace unos años la empresa perdió el permiso de pesca del fresquero Chiarpesca 56 por no poder justificar la inactividad comercial. “No hemos podido recuperarlo para mejorar el acceso a la materia prima, que no es otra cosa que garantizar la continuidad de las fuentes laborales. Por suerte nos salió esta ayuda del gobierno para pagar parte de los sueldos, pero quién ayuda a las empresas a seguir funcionando”, se preguntó Paredes.

Los trabajadores dijeron que había una denuncia por ocupación y que efectivos de la Comisaría Tercera había visitado la planta para verificar el tenor de la toma. Que también habían ido los bomberos a comprobar el mantenimiento del proceso de frío.

“Nosotros no hicimos ninguna denuncia por ocupación”, aclaró Francisco Carro, otro de los socios de Apolo Fish. “La intención es solucionar los problemas de la gente y ver cómo seguimos”, subrayó.