22/05/2020
El 15 de junio se prospecta el langostino para decidir el inicio de la temporada

El Consejo Federal Pesquero se reunió ayer y aprobó la realización de una prospección en aguas nacionales entre los paralelos de 42º y 45º Sur y los meridianos de 60º y 64º30’ Oeste. A partir de los resultados se decidirá la apertura 2020. El representante de Chubut dejó asentada su disconformidad.

Revista Puerto - Prospectan langostino el 15 de junio - 02
Por Karina Fernández Fotos de archivo y gentileza ALFA

En la reunión anterior, los miembros del Consejo Federal Pesquero recibieron una nota de la Asociación de Langostineros Federales Argentinos (ALFA) solicitando la realización de una prospección en una vasta área de aguas nacionales para la última semana de mayo. En esa oportunidad la petición no fue puesta a debate y se le solicitó al INIDEP que para la reunión de esta semana acercara una propuesta de prospección en el área y fecha que considerara conveniente. Los investigadores del Programa Langostino, tomando en consideración las propuestas de los armadores presentaron este jueves, diseñaron un programa de evaluación que fue aprobado por el Consejo pero con la oposición del representante de Chubut. La prospección durará cinco días y de estar dadas las condiciones biológicas, la temporada comenzaría a partir del 20 de junio.

El 15 de junio se dará inicio a la prospección que marcará el comienzo de la temporada de langostino 2020 en el Área de Veda de Merluza. La propuesta llegó de la mano de las cámaras empresarias marplatenses, especialmente de ALFA, que ya quince días atrás había propuesto que se hiciera en la última semana de mayo.

La propuesta, que abarcaba un área de distribución desde el paralelo de 44º al de 47º y desde el meridiano de 61º al de 65º Oeste fue tenida en cuenta parcialmente. El  INIDEP acercó un diseño que divide el área total en cinco subáreas que abarcan desde el paralelo de 42º hasta el de 45º Sur y desde el meridiano de 60º hasta el de 64º 30’ Oeste.

Mariano Retrivi, socio fundador de ALFA, señaló a Revista Puerto que durante los últimos días mantuvieron varias conversaciones con los investigadores del INIDEP, quienes les explicaron sobre las posibilidades técnicas de realizar una prospección en las actuales condiciones que impone la pandemia de coronavirus y sobre cuáles eran las zonas más potables para buscar el langostino. “Es para destacar la actitud de los biólogos, que despejaron cada una de nuestras dudas y propusieron un diseño que permitiera optimizar los recursos”, sostuvo el empresario.

De la prospección participará una veintena de barcos y la misma tendrá una duración de cuatro días para los buques congeladores y tres días para los fresqueros. El sorteo para la selección se realizará el lunes 1 de junio y una vez evaluada la situación en cada una de las subáreas se decidirá la apertura de la temporada 2020.

“Una vez que se tengan los resultados se pasará a otra instancia, porque no todos van a estar en condiciones de comenzar a pescar. Probablemente los congeladores no consideran un buen momento para salir en virtud de la situación de los mercados y quienes no tengan respaldo para aguantar la mercadería hasta que se reactiven las ventas tampoco. En cambio para quienes tengan capacidad de generar stock o para quienes hacemos productos de tierra, esta prospección nos da previsibilidad. Podremos preparar las estructuras en tierra y preparar a nuestros clientes para los productos que podremos ofrecerles”, señaló Retrivi.

Quien no quedó conforme con lo decidido por el Consejo Federal Pesquero fue el representante de Chubut, Adrián Awstin. Su voto negativo se fundamentó en la incorporación a la prospección del área comprendida entre los meridianos de 64º y 64º 30’ Oeste y entre los paralelos de 43º y 44º Sur, señalando que se avanza en esta área “cuando en los últimos años se resguarda hasta el paralelo de 63º 30’Oeste”

El representante chubutense indicó que a su entender pescar en esta área “podría afectar de manera significativa la zafra provincial de 2020 y 2021, colocando en una situación verdaderamente complicada a las flotas que operan sobre el recurso langostino en la jurisdicción de su provincia” y que además, “traería aparejada una grave situación económica y social, derivada de la ya comprobada caída de biomasa por parte del INIDEP”.

Finalmente Awstin puso el foco sobre una materia pendiente de la autoridad de aplicación al recordar que el Consejo todavía no ha generado un plan de manejo, tal como lo estableciera la normativa vigente desde 2018; y dejó asentado que considera necesario avanzar en su revisión, “a fin de lograr el mayor aprovechamiento económico y social del recurso generando un esfuerzo menor y una mayor manufactura del recurso en nuestro país”.