04/05/2020
El pesquero portugués capturado opera desde Montevideo

El buque Calvao tiene base en Aviero, Portugal, pero su “guarida operativa” para la pesca ilegal la tiene en la capital uruguaya. Fue capturado por la Prefectura faenando en aguas argentinas a la altura de Río Negro. Está siendo conducido hacia Bahía Blanca.

  • Revista Puerto - PNA captura pesquero Calvao de bandera portuguesa - 02
  • Revista Puerto - PNA captura pesquero Calvao de bandera portuguesa - 06
  • Revista Puerto - PNA captura pesquero Calvao de bandera portuguesa - 05
  • Revista Puerto - PNA captura pesquero Calvao de bandera portuguesa - 04
  • Revista Puerto - PNA captura pesquero Calvao de bandera portuguesa - 03
Por Nelson Saldivia

El barco arrastrero Calvao, de 61 metros de eslora y de bandera portuguesa, propiedad de la Empresa de Pesca de Aveiro, fue capturado este domingo en plena operación de faena pesquera dentro de las 200 millas de la Zona Económica Exclusiva Argentina.

El operativo que terminó con su aprehensión comenzó a las 07:54 del domingo 3 de mayo, cuando la tripulación del guardacostas GC-27 Prefecto Fique, detectó en tareas de pesca ilegal al buque pesquero Calvao, con redes desplegadas.

Según reportó la PNA, una vez iniciado el procedimiento de detención, el buque infractor no acató inicialmente las órdenes continuando navegación “con sus redes en el agua en dirección a aguas internacionales”, por lo cual Prefectura comenzó la persecución. Cabe mencionar que el operativo contó además con la asistencia en superficie del buque patrullero oceánico ARA “Bouchard” de la Armada Argentina.

Posteriormente, el arrastrero portugués levantó sus artes de pesca y después de aproximadamente cuatro horas de persecución, detuvo su marcha, permitiendo el embarque por parte de la Dotación de Visita del Guardacostas.

El infractor es conducido al puerto de Bahía Blanca, escoltado por el Guardacostas Fique y con personal de Prefectura a bordo. La embarcación fue detectada a 199,75 millas náuticas de la costa, acorde lo establecido en la Ley de Líneas de Base, a la altura de la ciudad rionegrina de San Antonio Oeste.

Por razones de jurisdicción, tomó intervención en el episodio el Juzgado Federal de Primera Instancia de la ciudad de Viedma, a cargo del juez Federal Subrogante Dr. Hugo Horacio Greca; magistrado que actuará en base a la comisión del delito de resistencia a la autoridad por emprender la fuga.

En tanto, la Subsecretaría de Pesca de la Nación llevará adelante las actuaciones sumariales en lo administrativo por la infracción al Régimen Federal de Pesca, Ley 24.922.

El pesquero infractor tiene puerto de asiento en Aviero, Portugal y puerto de operaciones en Montevideo. El puerto de la capital uruguaya se ha transformado en las últimas décadas en uno de los principales receptores de la pesca ilegal, funciona como base operativa, brindando servicio logístico y de mantenimiento a una flota que arrasa con los recursos del Atlántico Sur.

“El barco portugués Calvao que acaba de capturar la Prefectura ya tiene vasto prontuario”, advierte Milko Schvartzman, especialista en Conservación Marina, e integrante del Círculo de Políticas Ambientales.

Reseña que fue infraccionado “en 2002 por falsificar informe de captura, pescar especies sujetas a moratoria y exceder los límites de captura accidental”.

En cuanto a su historial operativo, indica que “es un barco portugués que apareció en los últimos años en el mapa del Atlántico Sur. La flota de ese país no ocupa ni el 1% del total de buques que pescan en la Milla 201 y eventualmente en el Mar Argentino”, describe.

“Playa Pesmar I, capturado en 2018 en Argentina opera desde Montevideo; el Oyang 77 capturado en Argentina en 2019 operaba desde Montevideo en el momento que lo atraparon y lo siguió haciendo durante todo el año pasado. Ahora el portugués Calvao, recientemente capturado también opera desde Montevideo”, precisa Schvartzman dando cuenta de la base operativa continental que les facilita Uruguay a esta flota de recurrentes infractores.