12/05/2020
Escaso interés en prospectar el abadejo y pedido de evaluación del langostino

Pocos barcos participaron del sorteo para evaluar esa especie y se estudian incentivos para próximas salidas. Para el langostino, ALFA solicitó explorar desde el 15 de mayo una amplia zona que incluye el borde del AIER pero el CFP no contestó y pidió al INIDEP un plan para prospectar a futuro.

Revista Puerto - Buques pesqueros tangoneros - 02
Por Karina Fernández

En el Acta 9 del Consejo Federal Pesquero se atendieron  y aprobaron solicitudes de cuota social para barcos de las provincias de Chubut y Santa Cruz. También se otorgaron tres permisos de gran altura, uno para potero y dos para fresqueros de altura de la empresa Vicarp. Se recibieron informes del sector empresario y del Ministerio de Ambiente sobre Áreas Marinas Protegidas y también del INIDEP sobre calamar y langostino. Sobre este último se decidió solicitar a los investigadores una prospección en aguas nacionales cuando y donde lo consideren oportuno, al mismo tiempo que no realizaron comentario sobre la solicitud de prospección en una zona cercana al AIER por parte de ALFA, la asociación de langostineros fresqueros. Respecto de la prospección de abadejo que comenzará el 24 de abril, informaron que para futuras evaluaciones se deberá buscar algún incentivo para que la flota participe, especialmente la que cuenta con permisos de gran altura.

La Asociación de Langostineros Federales de la Argentina –ALFA- presentó una nota al CFP a través de su gerente Daniel Coluccio, proponiendo la realización de una prospección de langostino “en aguas de jurisdicción nacional a partir del día 15 de mayo, teniendo presente los antecedentes históricos de la pesquería, la necesidad de contar con elementos ciertos y actualizados de información científica, indispensables para toma de decisiones”, indicó.

Argumentaron los presentantes “que a partir del año 2012, la secuencia histórica nos muestra y demuestra que la explotación de la especie langostino en aguas nacionales comenzó en la segunda quincena del mes de mayo, con resultados probablemente satisfactorios”. También señalaron  que es de particular interés del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires apoyar los procesos industriales que promuevan el empleo, especialmente en un contexto socioeconómico de crisis a nivel global.

La amplia zona que solicitan prospectar en 72 horas se ubica entre los paralelos de 43º y 47º Sur y desde el meridiano de 65º 30’ al de 60º Oeste.  Consideran que de esta forma se “fortalecerá la información existente” y será una “herramienta eficaz para la investigación científica”.

Desde el Consejo no tomaron en consideración la solicitud. Los informes del INIDEP, los de campaña pero especialmente los de evaluación global del recurso, han confirmado el retraso madurativo del langostino y en función de esta situación han recomendado el retraso de la apertura de la temporada en aguas nacionales hasta junio. Estos datos habrían sido sopesados a la hora de descartar la propuesta.

De todas formas y sin indicar una zona ni una fecha determinada, los consejeros le requirieron al INIDEP que comience a diseñar un plan de prospección de langostino en el área de veda de juveniles de merluza en función de las posibilidades y condiciones operativas actuales, para ser analizado en las próximas reuniones.

Falta de interés en la prospección de abadejo

El 5 de mayo se realizó el sorteo para participar de la prospección de abadejo y debieron seleccionarse dos buques para cada una de las cinco áreas establecidas. El sorteo no contó con el número necesario de barcos para cubrir todas las áreas con dos barcos e incluso algunos debieron solicitar permiso de gran altura, como el Gaucho Grande y el María Gloria, para poder acceder a áreas por fuera de nuestra Zona Económica Exclusiva.

“Teniendo en cuenta el número de buques postulados para la prospección en esta oportunidad y resaltando la necesidad de contar con más información sobre esta pesquería se acuerda analizar la posibilidad de implementar un régimen de incentivos para la participación de buques en futuras prospecciones de esta especie”, indicaron los consejeros.

La zona a prospectar es la comprendida entre los paralelos 40° y 43°30’ de latitud Sur y los meridianos 56° y 60° de longitud Oeste. El objetivo general del plan es obtener información biológica y conocer la distribución y concentración del abadejo en esa área. Se estimarán la captura y rendimientos de abadejo y de la fauna acompañante por lance; la composición por clase de longitud en las áreas delimitadas, la proporción y abundancia de individuos por estadio de madurez gonadal, y se determinará la proporción de sexos presente en el área.